Imprimir

Noticias

Colombia

Norte del Cauca y Alto Patía: Construyendo la paz desde el territorio

24 enero, 2019

“Capacidades para la Incidencia” es una iniciativa que acompaña el proceso de construcción de paz territorial en el Alto Patía y Norte del Cauca mediante el fortalecimiento de las capacidades de la sociedad civil para participar asertivamente en la formulación de políticas públicas.


Los 24 municipios que comprenden la región del norte del Cauca y Alto Patía, uno de los territorios más afectados por el conflicto armado, la pobreza, las economías ilícitas y la debilidad institucional en Colombia, son el foco de trabajo de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), que apuesta por una transformación integral desde el territorio a través de la Reforma Rural Integral.

Los 24 municipios se distribuyen en tres departamentos. Dos están en el Valle del Cauca, diecisiete en el Cauca y cinco en Nariño (ver mapa al final de la publicación).

Según el Censo Nacional Agropecuario del 2014, la subregión conformada por estos 24 municipios del Alto Patía y Norte del Cauca se caracteriza por ser predominantemente agrícola, tener mayores niveles de pobreza y desigualdad. El 79,2% de los municipios de la subregión tienen un IPM mayor al resultado nacional (45,7%). Además, la distribución del IPM ajustado refleja las desigualdades entre municipios de la misma subregión, con variaciones entre 65,3% (Caldono, Cauca) a 26,9% (Pradera, Valle del Cauca).

De acuerdo con el Instituto de Estudios Interculturales de la Universidad Javeriana de Cali, una de las características más importantes de esta región localizada en el suroccidente colombiano es su diversidad étnica y cultural. Según las proyecciones del DANE a partir del Censo de 2005, el 20,5% de la población del departamento del Cauca es indígena, y el 21,1% afrodescendiente. 

Este carácter multiétnico y multicultural de la región se materializa en la existencia de múltiples resguardos indígenas, Consejos Comunitarios de comunidades negras, y aspiraciones territoriales campesinas, los cuales cuentan con procesos organizativos vinculados a lo étnico y lo territorial que son determinantes en las dinámicas sociales y políticas de la región.

En el caso concreto del Norte del Cauca, existen 19 resguardos indígenas constituidos y 9 títulos de resguardo coloniales. De igual manera, hacen presencia 41 Consejos Comunitarios, una figura jurídico-política en territorios de comunidades negras que se ha constituido en el principal escenario de acción política de las comunidades negras para la defensa y gestión de los territorios.

“La subregión del Cauca y el Patía es una zona particular debido a las diversas dinámicas políticas, económicas, sociales y culturales, que han hecho de este territorio un escenario con todas las características para la emergencia de diversos conflictos, pero a la vez, un escenario donde se configuran múltiples propuestas alrededor de lo productivo, la convivencia, la resistencia frente a actores armados, de ejercicios de gobernanza territorial; aspectos que pueden llegar a generar importantes luces frente a los retos y potencialidades para la construcción de paz desde el territorio”, asegura Rodrigo Ante, investigador de la línea de movimientos sociales y construcción de paz del Instituto de Estudios Interculturales (IEI) de la Universidad Javeriana de Cali.

En los procesos de construcción de paz territorial se requiere la articulación y participación de las organizaciones de la sociedad civil, lo cual trae consigo diversos desafíos relacionados con sus capacidades para participar en este proceso y especialmente en la articulación del diálogo entre la nación y el territorio.

En ese sentido es que nace “Capacidades para la Incidencia”, una iniciativa que busca apoyar a las organizaciones de la sociedad civil mediante la conformación de una Red para el uso, análisis y generación de información cualificada y autónoma que contribuya a la toma de decisiones de política pública. Esta red contará con una plataforma virtual que promoverá la articulación con organizaciones a nivel local, regional y nacional en la discusión, la búsqueda de alternativas y el diseño de estrategias que transformen la realidad de sus territorios.

Esta iniciativa, liderada por el consorcio integrado por Rimisp, el Instituto de Estudios Interculturales la Pontifica Universidad Javeriana de Cali y la Fundación Avina, cuenta con el apoyo de la delegación de la Unión Europea en Colombia.

Gracias al trabajo realizado por el IEI de la Universidad Javeriana en la región y de la mano con datos recolectados diversos escenarios de construcción de paz territorial, se han identificado de manera preliminar el mapa de más de 150 actores locales y regionales con potencial interés en hacer parte de esta iniciativa y que han sido invitados a conformar la Red.

De esta manera, en los próximos meses esta iniciativa se concentrará en consolidar la Red con las organizaciones de la sociedad civil tanto del orden local y regional como del orden nacional que también han manifestado su interés de apoyar los procesos de construcción de paz territorial en el Norte del Cauca y Alto Patía.