Imprimir

Noticias

Editorial

Mujeres y desarrollo: La agenda de igualdad y empoderamiento que nos moviliza

29 marzo, 2019

Fabiola Leiva, investigadora principal de Rimisp


El pasado 8 de marzo, en muchos territorios urbanos y rurales de la región se vivieron momentos históricos. Las urgencias de las cifras de desigualdad social, económica y política de las mujeres en la región, estuvieron acompañados de millones de voces de mujeres en marcha que exponen y exigen una agenda comprometida con procesos de igualdad, de empoderamiento y de no violencia.

Una agenda de género feminista interpela nuestro trabajo diario.

Los países de la región, comprometidos con una agenda de género en los ODS, han avanzado de diversas maneras en el cumplimiento de metas compartidas, desde las políticas públicas, la academia, el trabajo con el tercer sector y las comunidades de mujeres como sujetas activas de su desarrollo, “prueba de esa gran fuerza que se ha dado al enfoque de género es que una de las metas de la agenda 2030, exhorta a los países a generar cuentas satélites para generar periódicamente el aporte que tiene a la economía este trabajo doméstico”, indica Roberto Castillo, director ejecutivo del INEC.

El Tiempo de Trabajo no remunerado (TNR), al que las mujeres aportan más del 70% en la mayoría de nuestros países, se hace cada vez más visible.

En estos procesos, no solo se ha hecho cargo el Estado sino también las propias mujeres, nosotras organizadas y reunidas en diversas colectivas de trabajo social, artístico, político y  territoriales, hemos desplegado agendas diversas.

Una de ellas, es la alcanzada por un grupo importante de mujeres indígenas en Chile, quienes representando al 12% de las mujeres a nivel país han consensuado una “Agenda Política para el desarrollo de las mujeres indígenas en Chile. Empoderamiento de Mujeres Líderes Indígenas y Lideresas Emergentes”, en ella, y en más de dos años de trabajo, se plasman las demandas, necesidades interesas de las mujeres indígenas con acuerdos de corto, mediano y largo plazo y planes de acción.

Estas son parte de las prioridades de Rimisp, en las que hemos trabajado en estos años y son parte de nuestra agenda de investigación. Tenemos múltiples desafíos, como recuerda Celeste Molina, coordinadora del documento Lineamientos a nivel político, estratégico y operativo para avanzar en la incorporación de la perspectiva de género en las estrategias de extensionismo de la Secretaría de Agricultura: “Para lograr cambios estructurales, es imperativo impulsar el enfoque de transversalización de género, con una visión de largo plazo, en instituciones, sistemas y organizaciones”, planteamos desde Rimisp.

Estas acciones compartidas creemos son clave para reducir brechas, barreras e inequidades de género que enfrentan las mujeres y niñas de la región, especialmente las rurales e indígenas.

Estamos convencidos que nosotras, y otras y otros podemos aportar para el ejercicio pleno de los derechos de las mujeres, independiente del lugar donde viven, eso nos moviliza hoy.