Imprimir

Noticias

¿Qué propone el GDR?

Educación, participación y generación de ingresos para transformar la realidad de la juventud rural en Colombia

19 abril, 2018

En los últimos meses el GDR trabajó de forma articulada con la Red Nacional de Jóvenes Rurales para recoger sus propuestas, y con Colombia Joven y el Departamento Nacional de Planeación (DNP) con el objetivo incidir en la política pública para la juventud rural en Colombia, y, en particular, en el próximo Plan Nacional de Desarrollo. El resultado fue la elaboración del documento “Lineamientos de política para la juventud rural en Colombia”, del cual se desprenden las siguientes recomendaciones.


Los jóvenes son un público objetivo en las líneas programáticas entre quienes se disputan la Presidencia de la República de Colombia el próximo 7 de mayo.  Educación y generación de empleo son las apuestas más comunes, pero no precisan las acciones puntuales para los jóvenes que habitan en el campo. El GDR propone los lineamientos en tres aspectos claves para su desarrollo: educación, participación y generación de ingresos.

En Colombia se estima que 2,6 millones de jóvenes entre los 14 y los 28 años habitan en las zonas rurales (CNA 2015), es decir el 24.5% de la población total rural. Debido a la dificultad para acceder a educación postsecundaria y a trabajos formales bien remunerados, se estima que cerca del 12% de los jóvenes rurales migra a los centros urbanos buscando mejorar sus oportunidades.

“Estas alarmantes cifras evidencian que en Colombia no existe una estrategia integral de política pública dirigida a la juventud rural. Si bien han existido programas para los jóvenes, los destinados a los rurales han sido escasos y han tenido resultados poco visibles, sin impacto en una disminución de la migración a las zonas urbanas. Por ello, proponemos algunas acciones que permitirían mejorar sus condiciones de vida para que puedan contribuir a mejorar los territorios que habitan” afirmó Santiago Perry, Secretario Técnico del GDR Colombia

¿Qué propone el GDR?

En los últimos meses el GDR trabajó de forma articulada con la Red Nacional de Jóvenes Rurales para recoger sus propuestas, y con Colombia Joven y el Departamento Nacional de Planeación (DNP) con el objetivo incidir en la política pública para la juventud rural en Colombia, y, en particular, en el próximo Plan Nacional de Desarrollo. El resultado fue la elaboración del documento “Lineamientos de política para la juventud rural en Colombia”, del cual se desprenden las siguientes recomendaciones.

Educación:

De acuerdo con la Gran Encuesta Integrada de Hogares (GEIH) de 2015, el promedio nacional de analfabetismo de personas de 14 años y más se ubica en 4.9%, con 11% en la zona rural y un 3.3% en lo urbano. El 21% de los jóvenes rurales logra terminar la educación media y tan solo el 6% continúa con educación postsecundaria.

En este sentido, el Grupo de Diálogo Rural, de acuerdo con lo planteado por la Misión Rural, el Acuerdo de Paz y el IV Congreso Nacional de Educación, sugiere:

  • Adelantar un agresivo programa de eliminación del analfabetismo en los jóvenes rurales
  • Fomentar modelos educativos flexibles que ya han dado buenos resultados
  • Mejorar la infraestructura de las instituciones educativas rurales
  • Garantizar la gratuidad de la educación rural, en los niveles de preescolar, básica y media, así como de sus insumos –alimentación escolar, textos, transporte, útiles, como lo establece el Acuerdo de Paz.
  • Crear medidas específicas para incentivar el acceso y la permanencia de las mujeres rurales
  • Formar a los docentes sobre las características de los territorios rurales
  • Implementar modelos educativos en los que la investigación tenga un rol fundamental y fortalecer el uso de las TIC

Generación de Ingresos

La tasa de ocupación de los jóvenes rurales en 2015 fue del 51%, 6 puntos porcentuales inferior a la total rural del 57%. La diferencia en la ocupación entre jóvenes hombres y mujeres es bastante amplia; mientras que la ocupación de los hombres es del 70%, la de las mujeres es tan solo del 32%, menos de la mitad.

  • Mejorar el acceso a los factores de producción tales como tierra, tecnología, recursos financieros. En particular, el Fondo de Tierras previsto en el Acuerdo de Paz deberían tener como prioridad a los jóvenes que no la poseen, o la poseen en cantidad insuficiente.
  • Integrar los emprendimientos de los jóvenes rurales y sus organizaciones a los Sistemas Territoriales de Innovación (STI) y redes de innovación.
  • Crear servicios financieros que atiendan a las condiciones particulares de los jóvenes rurales
  • Reducir requisitos para que los jóvenes rurales puedan participar en convocatorias de generación de ingresos
  • Establecer metas específicas de participación de jóvenes en todos los programas de generación de ingresos rurales

 

Participación y organización

 Las leyes generales sobre juventud rural establecen un Sistema Nacional de Juventud soportado en los consejos nacionales, departamentales, municipales y distritales de juventud. No obstante, su puesta en funcionamiento ha tenido diversas dificultades y por lo tanto no ha sido posible su efectividad en la práctica.

Se propone

  • Simplificar las instancias de participación
  • La tercera parte del Consejo Nacional Juvenil debe ser conformado por jóvenes rurales
  • Integrar a los Consejos Departamentales de juventud una representación proporcional de jóvenes de los municipios rurales y rurales dispersos.
  • Establecer la participación de los jóvenes rurales en otras instancias claves como los consejos de planeación y los consejos de participación, tanto en el ámbito nacional como en los territoriales.
  • Fortalecer las organizaciones de Jóvenes rurales y la Red Nacional de Jóvenes Rurales mediante la simplificación y reducción de los costos asociados a los trámites
  • Apoyar la gestión del conocimiento para que todas las organizaciones de jóvenes rurales realicen un aprendizaje compartido