Imprimir

Agricultura para el Desarrollo

Honduras, Tegucigalpa Octubre de 2018.

Aprobación De Ley De Exoneración Fiscal En Honduras Beneficia A Familias Productora

30 octubre, 2018

Empresas asociativas, asociaciones campesinas y cajas rurales del sector social de la economía de Honduras, se han visto beneficiadas gracias a la aprobación del Congreso de Honduras de una ley que les exonera del pago del 25% de impuestos fiscales. 


Cabe destacar que esta aprobación, ha sido posible gracias a la intervención de varios actores de Honduras, destacando entre ellos la Asociación Campesina Nacional (ACAN) y la Federación de Cooperativas de Honduras (FECORAH); miembros del Programa de Diálogo Regional Rural PDRR de  Honduras y quienes fueron los que propusieron la iniciativa de Ley .

Es importante mencionar que este esfuerzo también fue apoyado por el Comité Nacional de Agricultura Familiar de Honduras CNAF .

ACAN y FECORAH con la representacón activa de sus dirigentes, Elías Villalta y Liduvina Guillén participaron en la comisión que realizó la  revisión final del proyecto de ley y formó parte de la comisión que presentó al congreso la propuesta de exoneración de las empresas asociativas, asociaciones campesinas y cajas rurales del sector social de la economía, previo a la presentación al congreso. 

El decreto de Ley de exoneración fue aprobado de manera unánime de los 128 diputados del congreso y beneficia a las empresas asociativas, asociaciones campesinas y cajas rurales del sector social de la economía; ya que les exonerara del pago del 25% de impuestos fiscales contemplados en la ley fiscal y en compensación estarán dando únicamente  un aporte social del 15% aplicado al excedente neto que tengan las asociaciones.

Anteriormente las empresas asociativas, asociaciones campesinas y cajas rurales debían pagar un impuesto fiscal del 25% aplicado no solo a los excedentes, sino a todo el ingreso.

La aprobación de la exoneración es un gran logro para el sector cooperativista y asociaciones campesinas de honduras y se traduce en mejores ingresos, mayor rentabilidad y mejoras económicas y a se vez permite que las empresas y asociaciones puedan dar aporte al desarrollo social de sus comunidades.