Imprimir

Dinámicas Territoriales Rurales

Gobernanza territorial de los recursos naturales

Descargue el documento completo AQUÍ.


Autores: Helle Munk Ravnborg, Rolando Buitrago, Rafael Cartagena, Elías Escobar, Ileana Gómez Galo, Ligia Ivette Gómez y Victoria Peláez.

Octubre de 2012

Mensajes Principales:

  • La gobernanza territorial de los recursos naturales, depende tanto de la capacidad de gestión de las autoridades territoriales, así como de su habilidad para negociar con autoridades relevantes dentro y fuera del territorio.

El desempeño de los gobiernos municipales respecto de la gobernanza de los recursos naturales, varía mucho de un territorio a otro, incluso bajo el mismo marco legal y administrativo a nivel nacional. Uno de los factores que explica esta diferencia de desempeño, es el nivel de desigualdad económica y su interacción con la desigualdad política, debido que en esta interacción se define el espacio que tienen las autoridades municipales para establecer relaciones técnicas y administrativas con otras autoridades relevantes tanto dentro como fuera del territorio.

  • Bajo condiciones de altos niveles de desigualdad económica y en donde la élite económica no tiene intereses ambientales, no es probable que surja una gobernanza territorial capaz de asegurar un uso sostenible de los recursos naturales.

Altos niveles de desigualdad económica y política tienden a reproducir instituciones y arreglos sociales que favorecen (legal o ilegalmente) a los que tienen más influencia. Si los grupos de poder no tienen intereses ambientales, no surgirá una gobernanza de los recursos naturales que conlleve a su uso sostenible. Donde no existen intereses pro-ambientales locales o donde la mayoría si tiene intereses pro-ambientales pero no tienen suficiente voz para expresarlos, la élite territorial logra sus intereses a través de su control sobre las autoridades territoriales.

Donde la mayoría de la población sí tiene intereses pro-ambientales y voz para expresarlos ante las autoridades territoriales, la élite buscara invalidar iniciativas territoriales para establecer una gobernanza bajo control democrático de los recursos naturales basado en guías técnicas y marcos legales, para hacer valer sus intereses a niveles de gobierno e instancias legales superiores.

  • Bajo condiciones de menor desigualdad, mayor es la probabilidad de que emerjan actores e instituciones que actúen bajo criterios técnicos y marcos legales y no de manera discrecional bajo instrucciones de individuos poderosos.

Tanto las interacciones horizontales entre profesionales ambientales (peers), trabajando en diferentes entidades a nivel territorial, como gobiernos locales, ONGs, universidades locales, instituciones del estado, etc., así como las interacciones verticales con el electorado del gobierno local, con las instituciones legisladoras y justíciales nacionales, etc., contribuyen a favorecer una gobernanza más transparente basada en guías técnicas y marcos legales menos discrecionales.

  • Existe una correlación y causalidad positiva entre prácticas institucionales transparentes y democráticas, y una gobernanza de los recursos naturales ambientalmente más sostenible, aunque en sí misma no sean garantía.

Una base (rural) constituyente más amplia y la ausencia de actores individuales fuertes combinado con una profesionalización de la gestión municipal, como contratación de técnicos profesionales, esfuerzos por retenerles, etc., contribuye a una gestión más transparente, más formalizada y por lo tanto con menos opción de “veto”, generando un círculo virtuoso de cambios institucionales endógenos o graduales. Esto junto con derechos políticos y acceso libre a información preparan el terreno para la presencia de grupos ambientales que a su vez aumentan la conciencia ambiental y la gobernanza de los recursos naturales.

  • Los esfuerzos por fortalecer la gobernanza territorial de los recursos naturales, deben dar cuenta de los diferentes tipos de actores, sus inter-acciones, así como de la autonomía y trasparencia de las instituciones y prácticas institucionales.

Para que los esfuerzos en fortalecer la gobernanza territorial de los recursos naturales en forma sostenible sean efectivos, se debe tener en consideración por una parte (I) el poder relativo entre los que sienten los efectos de un uso no-sostenible de los mismos, al mismo nivel de los que causan o tienen interés en el uso no-sostenible de éstos; (II) en qué medida interacciones tanto verticales entre técnicos ambientales territoriales por un lado y ciudadanos, instituciones nacionales etc., por el otro lado, e interacciones horizontales entre técnicos ambientales de diferentes instituciones, toman lugar e informan la gobernanza territorial de los recursos naturales contribuyendo a asegurar su legitimidad y calidad; y (III) en qué medida la gobernanza territorial de los recursos naturales está caracterizada por procesos políticos y legales transparentes y por procesos técnicos y administrativos discrecionales.