Imprimir

Noticias

Colombia

Una iniciativa llamada Agrópolis

22 Febrero, 2017

Findeter define Agrópolis como “Sistemas Urbano-Regionales Innovadores globalmente competitivos producto de una integración inteligente de servicios, infraestructuras, instituciones, y otros actores territoriales que permite extender la cadena de valor de los productos agropecuarios hacia todos los sectores de la economía, lo cual la convierte en una estrategia de Desarrollo Económico Territorial (DET) para establecer y dinamizar la relación campo y la agroindustria”. 


La Financiera del Desarrollo Territorial (FINDETER) en Colombia, adelantó la conferencia Experiencias Internacionales: desarrollo productivo, el rol de los sistemas agroalimentarios y las cadenas de valor, con la participación de Julio Berdegué, Investigador Principal y Coordinador del Grupo de Cohesión Territorial de Rimisp quien habló del concepto de Agrópolis, los factores de éxito para desarrollarlas en Colombia, enfatizando la importancia de reconocer las dinámicas de integración entre lo urbano y lo rural, y resaltando el papel de la gobernanza entre distintos niveles del gobierno y el sector público.

“Este programa busca apoyar el desarrollo agropecuario y agroindustrial para fortalecer las relaciones entre las ciudades como proveedoras de bienes y servicios, y el campo que rodea esas ciudades que son la fuente de la producción. Repasamos lo que ha sido el enfoque agropolitano en el continente asiático (donde tuvo origen) y planteamos la visión que lidera Rimisp respecto a los territorios funcionales rurales – urbano y el desarrollo territorial”.

Esta iniciativa, liderada por el gobierno colombiano, busca regiones más competitivas, fortalecer la planificación de la infraestructura urbano – rural (conectividad física y digital), la infraestructura logística, red se servicios públicos) así como mayor colaboración entre diferentes actores, como la universidad y la empresa para el aprovechamiento de la ciencia, tecnología e innovación para modernizar el campo.

“Señalamos que una estrategia de este tipo, efectivamente tenía mucho potencial y que tenemos mucha evidencia, hay en Colombia un centenar de territorios rural-urbano donde ya existen condiciones básicas para implementar este tipo de estrategias y para ello se deben considerar una serie de factores para ver si son permanente y como se intervienen sobre ellos. Los aspectos a considerar son producción, productividad calidad agropecuaria y para temas agroindustrial tener en cuenta infraestructura. También ver los temas de fortalecimiento institucional tanto públicos y privados. Y finalmente una estrategia de este tipo es muy intensiva en materia de coordinación entre los departamentos, los municipios, la nación, entre diversos sectores”, afirmó Julio Berdegué

Las etapas para el desarrollo de las Acrópolis incluyen una primera fase de caracterización de potencialidades y necesidades del territorio. En un segundo momento, identifican los actores territoriales y priorizan las acciones sugeridas; en una tercera fase, se construye una estrategia balanceada de desarrollo económico territorial para luego realizar formulación de la hoja de ruta en un cuarto momento, y finalmente la movilización de estrategias, acciones y proyectos priorizados.

De esta forma, la estrategia impulsada por Findeter, tiene identificados los primeros municipios de intervención, y buscará de esta manera apostarle a la competitividad territorial en Colombia.