Imprimir

Noticias

Ignacia Fernández en Foro de Seguridad Alimentaria:

“Soluciones colectivas para resolver problemas individuales”

25 Octubre, 2017

Durante el desarrollo del Panel: El camino al desarrollo económico y territorial, Juan Carlos Ramirez, Director Regional de CEPAL; Eva Gutierrez, Investigadora del Banco Mundial e Ignacia Fernández, Directora Ejecutiva de Rimisp dialogaron sobre las visiones y enfoques que debe considerar el Gobierno colombiano en la construcción de paz con énfasis en el sector rural.


Maria Ignacia Fernández, Directora Ejecutiva de Rimisp participó en el Foro Internacional “Seguridad Alimentaria: Un camino hacia la Paz” organizado por Prosperidad Social (PS) y la Organización  de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en el cual las ganadoras del Premio Nobel de Paz Betty Williams (1976) y Tawakkol Karman (2011), ministros de la región e instituciones del Estado, intercambiaron experiencias para el desarrollo social y fortalecer la gestión de la seguridad alimentaria y nutricional en todo el país con énfasis en el sector rural.

El foro contó con la participación de diferentes actores, quienes dialogaron sobre cómo se pueden desarrollar sistemas agroalimentarios sostenibles, sobre estrategias de desarrollo social que contribuyen a la seguridad alimentaria, la planificación para el desarrollo integral del territorio y, en general, como lograr una paz duradera y sostenible en Colombia.

Durante el desarrollo del Panel: El camino al desarrollo económico y territorial, Juan Carlos Ramirez, Director Regional de CEPAL; Eva Gutierrez, Investigadora del Banco Mundial e Ignacia Fernández, Directora Ejecutiva de Rimisp dialogaron sobre las visiones y enfoques que debe considerar el Gobierno colombiano en la construcción de paz con énfasis en el sector rural.

“En Rimisp apostamos por un desarrollo con Cohesión Territorial” afirmó Maria Ignacia Fernández. “El enfoque territorial resulta un enfoque adecuado para abordar los desafíos del desarrollo al menos por dos razones. Primero, porque en todos los países encontramos brechas enormes, y observamos que los territorios que están bajo del promedio, son siempre territorios rurales, generalmente aislados de centros urbanos intermedios y con alta presencia de poblaciones indígenas y/o afrodescendientes. Entonces, podemos afirmar que las políticas nacionales de desarrollo no están resolviendo adecuadamente estas brechas”, señaló.

Adicionalmente enfatizó que los problemas de seguridad alimentaria no se resuelven solamente garantizado la disponibilidad de alimentos. Para ello, es necesario afrontar otros desafíos colectivos, como por ejemplo la falta de agua potable, infraestructura básica, vías terciarias, puertos, canales de comercialización entre otros, que no se resuelven de hogar en hogar, sino cerrando brechas territoriales.

“Nuestra experiencia de trabajo con gobiernos de Latinoamérica nos muestra que no hay déficit de políticas públicas, pero definitivamente deben repensarse los arreglos institucionales para diseñar y ejecutar los programas. No hay una receta concreta, pero el contar con sistemas integrados de información, voluntad política y compromisos desde los gobiernos locales, permitirán construir una nueva generación de programas de desarrollo social que permitan crear fuentes de ingresos propios” puntualizó Fernández.

Por su parte Eva Gutiérrez, Investigadora del Banco Mundial afirmó que, para lograr una paz sostenible, es necesario erradicar la pobreza. “Es necesario garantizar la seguridad alimentaria, pero hay que ser ambiciosos y darle oportunidades de desarrollo productivo a los desmovilizados y a las personas que están en el territorio y que han sufrido en el conflicto. En el Banco Mundial, consideramos que los programas de transferencias sociales no reducen la pobreza, pero sí lo hace el ingreso salarial. El acceso a un trabajo digno es la mejor manera de reducir la pobreza”.

Por su parte, Juan Carlos Ramírez, Director Regional de CEPAL Colombia señaló “cuando tratamos de identificar estadísticas regionales en lo territorial nos encontramos con que el territorio no es uno. Está delimitado por sus fronteras políticas pero el concepto de desarrollo es más amplio. Las fronteras de un territorio son difusas y superpuestas. Si bien las intervenciones aisladas mejorarán la calidad de vida de las personas, si no están relacionadas con la económica y la vida del territorio vecino, la convergencia y la integración territorial y poblacional no se producirá. Debemos buscar que las relaciones entre territorios sean más fuertes y diversos para que sean resilientes e innovadores” puntualizó.

De esta forma, el panel concluyó señalando la importancia de coordinar actores intersectoriales para facilitar el diseño de políticas públicas con un enfoque territorial, desde una perspectiva de apoyo y cooperación. El diálogo con las comunidades, asociaciones de la sociedad civil, el sector privado, gobiernos extranjeros, las agencias de cooperación internacional son determinantes en ese proceso.