Imprimir

Inclusión Social y Desarrollo

GDR Ecuador

Promoción, capacitación y asociatividad son los términos más utilizados por los jóvenes rurales al exponer sus demandas

8 Noviembre, 2017

El análisis se desarrolló en el marco de la más reciente reunión del Grupo de Diálogo Rural del Ecuador. Los líderes juveniles del campo reflexionaron  sobre la Gran Minga Agropecuaria y plantearon su realidad y necesidades a las autoridades oficiales.


El Grupo de Diálogo Rural de Ecuador retomó su agenda de reflexión y trabajo en torno a la realidad de los jóvenes rurales de esta nación andina. La más reciente reunión de este espacio analizó el programa gubernamental denominado Gran Minga Agropecuaria y el papel que la juventud del campo ecuatoriano podría encontrar en este plan, además de otros instrumentos de política de apoyo a los emprendedores rurales.

El diálogo contó con la presencia de varios jóvenes líderes y emprendedores rurales, quienes conocieron los detalles de la Gran Minga Agropecuaria, a cargo de Sandra Cárdenas, asesora del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG). La funcionaria explicó que este programa de gobierno es una “intervención emblemática”, que actuará en el campo, a través de nueve ejes de acción: Tierras; Riego, Insumos; Mecanización y chatarrización; Crédito; Seguros; Incentivo a la Asociatividad, Asistencia técnica y, Acceso a Mercados.

En la presentación se enfatizó en que la aspiración de la Minga Agrícola es reducir la pobreza, generar nuevos empleos y mejorar las remuneraciones en el campo.

Al abordar específicamente las acciones destinadas a favorecer a los jóvenes rurales, la asesora indicó que se espera tecnificar e innovar en el campo, a fin de motivar a la juventud para que no abandone su lugar de origen.

Promoción, capacitación y asociatividad fueron tres los términos más utilizados por los jóvenes representantes de la ruralidad ecuatoriana, al exponer sus demandas frente al plan oficial. Por ejemplo, Edison Quishpe y Ángel Catucuamba, emprendedores de la serranía ecuatoriana, coincidieron en que la juventud rural requiere más que ayuda financiera. El primero se pronunció a favor de revalorizar el conocimiento ancestral en los procesos de producción, mientras que el segundo insistió en la importancia de fortalecer la asociatividad como una herramienta válida para que los jóvenes del campo puedan enfrentar una realidad “que nos excluye y que es cada vez más difícil, aunque los pequeños productores insistimos en que queremos ser los protagonistas del cambio”, afirmó.

Lo expresado por los jóvenes asistentes a esta reunión del GDR-Ecuador, coincide con los diagnósticos elaborados por el MAG, según expreso la asesora ministerial, quien además afirmó que en breve se consolidará la información nacional para “articular esfuerzos y buscar alternativas de apoyo a los jóvenes, por medios de soluciones integrales”, indicó.

Por otra parte, Lupe Rogel, pequeña productora de café del noroccidente del Distrito Metropolitano de Quito (DMQ), explicó la necesidad del fomento estatal al consumo interno de productos ecuatorianos elaborados por jóvenes emprendedores.

Revisa aquí la entrevista donde Lupe Rogel profundiza en este aspecto