Imprimir

Noticias

Boletín Rimisp

México: Desde el diseño hasta el acompañamiento en la implementación de los programas de desarrollo territorial

28 Diciembre, 2016

La participación de Rimisp en el principal programa de transferencias condicionadas del país y de América Latina –con un impacto potencial de 6.1 millón de familias- ha sido una experiencia de aprendizaje importante para la institución. Un proyecto que empezó con una asistencia técnica al Estado mexicano –en el marco de una colaboración entre Rimisp, el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Centro Investigación para el Desarrollo Internacional (IDRC)- es hoy un proceso de cooperación permanente entre el propio programa y Rimisp, con todos los desafíos que esto conlleva.

“Este año hemos aprendido que, más que solo diseñar buenas políticas públicas, también es necesario acompañar en forma decidida y permanente la implementación de éstas. Rimisp no debe suplir las acciones de los gobiernos en términos de la operación, pero sí es muy importante poder ir ajustando los diseños para ir apuntalando los puntos en donde la operación requiere cambios”, señala Gerardo Franco, Director de la Oficina de México, y subraya la labor de acompañamiento técnico que ha desarrollado Rimisp durante todo 2016 a diferentes programas del Estado mexicano.

Este año se realizó la capacitación a los equipos técnicos y los servidores públicos del Programa Piloto Territorios Productivos (PPTP) de PROSPERA a escalas estatal y central, debido a la necesidad de hacer viables -en terreno- los proyectos territoriales. También se implementaron estrategias de fortalecimiento de las capacidades organizativas a nivel territorial y un sistema de seguimiento y aprendizaje basado en resultados.

Durante 2016 se realizaron visitas por parte del equipo asesor del PPTP a localidades seleccionadas donde se implementa este programa piloto para conocer sobre su operación y desarrollo en campo. Asimismo, se realizaron reuniones de trabajo del equipo asesor para la formulación de informes y reuniones con la Coordinación Nacional del PPTP, para el intercambio de opiniones y la toma de decisiones.

El establecimiento y la implementación del plan de capacitación in situ del PPTP permitió formular el “Proyecto territorial de cultivo de maíz y transformación en el estado de Puebla” y el “Proyecto territorial de explotación de borrego para carne”, en el Estado de México. En este marco, se realizaron giras vivenciales para que los productores y promotores del programa conocieran experiencias de organizaciones territoriales exitosas, con un enfoque productivo y con un componente organizativo sólido.

Previa revisión de los “Planes Comunitarios de Desarrollo”, elaborados en el marco del PPTP, los asistentes técnicos realizaron visitas a localidades seleccionadas para identificar potenciales proyectos territoriales. Como resultado de estos recorridos, se seleccionaron cuatro proyectos en tres entidades para ser fortalecidos y redimensionados a una escala territorial.

En otro orden, este 2016 Rimisp México firmó contratos con el Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) y Diconsa, para realizar evaluaciones de consistencia y de resultados de programas, la construcción de un instrumento para medir indicadores y una propuesta metodológica de levantamiento en campo, respectivamente.

También continuó el trabajo del Grupo Diálogo Rural en el país, que desde el año 2010, con el apoyo financiero del FIDA, busca contribuir al desarrollo de mejores políticas públicas para la superación de la pobreza rural. Durante este año el Grupo se abocó a realizar un análisis sobre la implementación de la nueva política social del Gobierno Federal, en su dimensión productiva, las causas de la exclusión productiva y las dificultades en la articulación intersectorial. Dicho análisis presenta las dimensiones actuales de la pobreza y de la desigualdad urbana y rural (desde las perspectivas de ingresos, multidimensional y territorial), así como diversos esfuerzos gubernamentales por articular política social y política de fomento productivo rural.

En 2018 México enfrentará un proceso electoral “por lo que Rimisp debe, en 2017, generar los conocimientos que proporcionen a los candidatos a la Presidencia de la República un conjunto de ideas para posicionar el enfoque territorial en la agenda política que viene, durante otros seis años”, analiza Franco.

Asimismo, la oficina de Rimisp en México se encuentra en un proceso de reestructuración que le permitirá ampliar su capacidad y convertirse en oficina regional, a cargo de gestionar proyectos y programas también en los países de Centroamérica, con miras a aportar al desarrollo territorial y a la superación de la pobreza en toda la zona.

“El reto más interesante para la oficina el próximo año es potenciar todo el peso que tiene hoy en México y ampliarlo a Centroamérica”, finaliza Gerardo Franco,  y destaca los tremendos desafíos que significa esta ampliación para la generación de conocimiento, el desarrollo de capacidades, la articulación de redes y el diálogo en la subregión.