Imprimir

Desarrollo con Cohesión Territorial

Colombia

La incidencia de las brechas tecnológicas en el sector agropecuario colombiano

15 diciembre, 2016

Los niveles de ineficiencia tecnológica en Colombia son muy altos. Por ejemplo, la eficiencia promedio de un productor de Café del 58% y por lo tanto, la ineficiencia es del 42%. En otras palabras, con los mismos insumos y el mismo capital, el productor podría aumentar un 42% de su producto.

Cafe

Dentro de la variedad de los libros que abordan las temáticas de las razones de la desigualdad entre el campo y las ciudades, se destaca la más reciente obra publicada por el Banco de la República y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) titulada “El desarrollo equitativo, competitivo, y sostenible del sector agropecuario en Colombia”, cuyo objetivo es facilitar la mejor comprensión de los obstáculos estructurales que enfrenta el sector agropecuario en Colombia, el cual es de gran importancia para el desarrollo económico y social del país.

En la primera parte del libro, se examinan las condiciones sociales y económicas de la población rural donde se subraya, entre otros puntos, que “dada la diversidad regional, la efectividad de las intervenciones de política dependerá de su adecuación a las condiciones locales y regionales”. Se destacan estudios sobre la efectividad de la agricultura familiar, el efecto que tiene sobre la violencia doméstica la generación de ingresos laborales por parte de las mujeres y la relación entre variables socioeconómicas, factores puramente sociales y la adjudicación de baldíos en Colombia desde la expedición de la Ley 135 de 1961 hasta 2010.

En la segunda parte, se abordan los temas de tecnología, productividad y eficiencia de la producción agropecuaria. En el cuarto capítulo específicamente, Juan Mauricio Ramírez, Investigador Principal de Rimisp, junto con Juan José Perfetti y Juan Guillermo Bedoya, desarrollan un estudio para estimar las brechas tecnológicas en la producción de un conjunto de productos agropecuarios por parte de pequeños y medianos productores en Colombia, e indagar los factores que explican dichas brechas.

En este estudio, los autores concluyen que existe un considerable nivel de ineficiencia técnica en la producción agropecuaria colombiana, que va desde 41% de eficiencia promedio con respecto a la frontera en la producción de productos transformables, hasta 61% en la producción de productos básicos.

Dialogamos con Juan Mauricio Ramírez sobre los principales hallazgos de esta investigación.

¿Por qué estudiar los niveles de eficiencia tecnológica en la producción agropecuaria en Colombia?

Este estudio parte de una premisa. Entre los hogares rurales y los urbanos hay brechas enormes respecto a los ingresos y niveles de pobreza. La pregunta es, ¿por qué? Resulta que uno de los temas permite encontrar una respuesta es la productividad. Por ejemplo, la productividad de los trabajadores de la construcción es 3 veces más alta comparada con la de los trabajadores agrícolas y si tenemos en cuenta que los trabajadores de la construcción tienen la productividad más baja de toda la economía colombiana, las condiciones de desigualdad y pobreza en las zonas rurales son bastante alarmantes.

Una posibilidad de esta desigualdad es que los pequeños productores utilicen una tecnología muy precaria (no utilizan máquinas ni insumos) y por ello los ingresos serán muy limitados. Pero también ocurre que las tecnologías que usan los pequeños y medianos trabajadores agrícolas no están siendo aprovechadas completamente y a esto se le llama ineficiencia tecnológica. Nosotros nos concentramos en ella, y analizamos qué tan eficiente o ineficiente es la producción agropecuaria y cuáles son los factores que están incidiendo en ello.

Sin duda se requiere una gran cantidad de datos para obtener dicha información ¿Cómo se adelantó esta investigación?

Se retomó información de muchos pequeños y medianos productores y se analizó cuánto producen, cuánto trabajan, cuánto capital usan, qué tal es el suelo que usan, etc. Se tomaron los insumos básicos de una función de producción: El capital, el trabajo y las materias primas.

Con la metodología empleada, se determinó quiénes son más eficientes y quienes menos eficientes, quiénes están en la frontera de eficiencia y quienes por debajo de la frontera de ella. Para hacer eso, utilizamos la base de datos del Programa Agro Ingreso Seguro del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural. Ellos levantaron una línea de base con 2.500 productores y luego 2 años de intervención, realizaron seguimiento a 1.500 productores. Sobre esta información estimamos las fronteras de eficiencia para medir los niveles de ineficiencia en diferentes grupos de producción.

Se tomaron diferentes grupos de productos: materias primas (caña de azúcar, cacao tabaco, fique, caucho y algodón), productos básicos (yuca, maíz, frijol, plátano papa, ñame); ganadería de la leche, café y frutales.

¿Qué resultados obtuvieron?

Encontramos que los niveles de ineficiencia tecnológica en Colombia son muy altos. Por ejemplo, la eficiencia promedio de un productor de Café del 58% y por lo tanto, la ineficiencia es del 42%. En otras palabras, con los mismos insumos y el mismo capital, el productor podría aumentar un 42% de su producto.

Resultados de la Eficiencia promedio:
• Frutales: 59%
• Productos básicos: 62%
• Café: 58%
• Ganadería de la leche: 57%
• Caña y Azúcar: 41%

¿A qué se debe esto?

Son diversas las variables: el entorno (disponibilidad de agua, la calidad del suelo, cantidad de lluvia) asistencia técnica y capacitación,el acceso a crédito, y a material genético), el nivel asociatividad (contratos y acuerdos con comercializadores), el acceso a servicios básicos y la jefatura de hogar.

Encontramos que muchas de estas variables ayudan a explicar por qué los productores son más o menos eficientes. Por ejemplo, desde el punto de vista de disponibilidad de agua, la calidad del suelo ayuda a mejorar la eficiencia de productos plátano, maíz y yuca y lácteos.

Encontramos que la insuficiencia de lluvias es clave en todos los productos, por lo tanto uno de los retos grandes del Estado colombiano es garantizar el acceso al agua, para lo cual deberá disponer distritos de riego, micro distrito de riego, riego intrapredial, etc. De otro lado, el acceso semillas mejoradas son claves para mejorar tanto la producción de caña de azúcar y cacao como a los productos básicos y lácteos.

Asimismo, entre mayor sea la asistencia técnica para todos los grupos menor resulta la ineficiencia. El acceso a crédito es fundamental en materias primas, especialmente en cacao y caña de azúcar. La capacitación mejora su conocimiento agrológico y por lo tanto reduce la ineficiencia.,

Finalmente, con respecto a los temas de coordinación, resultan fundamentales los acuerdos con los comercializadores en los productos básicos, lácteos y frutales porque esto les da certidumbre durante el proceso de producción.

¿Cómo resolver esta situación y qué incidencia puede generar este tipo de estudios?

Este estudio permite identificar cuáles son las políticas públicas que pueden ayudar a mejorar la productividad de los pequeños y medianos productores y así incrementar el nivel de sus ingresos y reducir la pobreza.

Lo planteado en el primer punto de los Acuerdos de La Habana y Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 es una respuesta a la situación de los productores agropecuarios, quienes han estado huérfanos y eso explica la situación de pobreza que hoy enfrentan.