Imprimir

Jóvenes rurales, territorios y oportunidades: Una estrategia de diálogo de políticas

Ecuador

Incidencia para la superación de la pobreza rural

29 julio, 2016

El Secretario Técnico del GDR, Ney Barrionuevo, condujo este análisis en el que también se realizó un reconocimiento a su fundador, el investigador social Manuel Chiriboga (+). Asimismo, se resaltó la prioridad del diálogo como “la mejor herramienta para construir política pública, en los distintos escenarios en los que se ha desarrollado la realidad rural del Ecuador”.

2_opt

El Grupo de Diálogo Rural Ecuador (GDR Ecuador) cerró luego de tres años una etapa y se prepara en los próximos meses a iniciar un nuevo ciclo.

El pasado 30 de junio se realizó una reunión de evaluación y análisis de los mayores logros de este espacio de reflexión y se perfilaron los ejes que se seguirán durante la siguiente fase. El encuentro se desarrolló en Quito y contó con la presencia de representantes de productores, empresarios, sector público, ONGs, académicos y expertos, entre otros.

El Secretario Técnico del GDR, Ney Barrionuevo, condujo este análisis en el que también se realizó un reconocimiento a su fundador, el investigador social Manuel Chiriboga (+). Asimismo, se resaltó la prioridad del diálogo como “la mejor herramienta para construir política pública, en los distintos escenarios en los que se ha desarrollado la realidad rural del Ecuador”.

En el encuentro, se concluyó que los mayores impactos que ha logrado el GDR en el país se pueden resumir en la contribución a un mejor diseño de políticas públicas por medio de la focalización territorial de los programas, a través de investigaciones realizadas para un mapa de la pobreza rural. También, la instauración del enfoque de cadena como una política pública, a través de los planes de mejora competitiva en ocho cadenas de valor y la propuesta de un nuevo banco de desarrollo rural para facilitar el acceso al financiamiento para el pequeño productor.

Estos aportes de incidencia se ven reflejados de manera concreta en resultados alentadores, como la gestación del nuevo BanEcuador, entidad que fue sugerida, dentro de este espacio de discusión, como un reemplazo al anterior Banco Nacional de Fomento (BNF). Igualmente se diseñaron los Planes de Mejora Competitiva por Cadenas, para los Ministerios de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP), de Industrias y Productividad (MIPRO) y de Comercio Exterior (MCE), en las principales cadenas del agro ecuatoriano: maíz amarillo, arroz, banano, palma aceitera, plátano, mango, maracuyá quinua. Se elaboró un estudio sobre la realidad de la Educación Rural en el país, que incluyó indicadores que no habían sido sistematizados anteriormente y que logró una importante difusión en los medios de comunicación. Dentro del ámbito educativo el GDR también diseñó el Programa de Formación de Líderes, con una malla curricular integral para los jóvenes rurales y que involucra la participación de la academia, con la Pontificia Universidad Católica y la Universidad Santa María.

Otros aportes del Grupo de Diálogo Rural Ecuador han sido la elaboración del Mapa de la Pobreza, que sirvió para priorizar las intervenciones del Ministerio de Inclusión, Económica y Social (MIES) y la Propuesta de un Sistema de Extensionismo Rural, dirigida a la Coordinación de Innovación del MAGAP.

Estas contribuciones del Grupo fueron resaltadas por la Subsecretaria de Comercialización del MAGAP, Carol Chehab, quien señaló que a esta cartera de Estado, en su calidad de tomadora de decisiones “le ha servido mucho el intercambio entre actores públicos y privados” que se desarrolla en el GDR y que ha “servido como insumo para proponer políticas públicas, acorde con las necesidades del sector”.

De su lado, Ángel Catucuamba, pequeño productor de la Asociación Nuevo Futuro, indicó que “se ha notado un cambio en BanEcuador, gracias a la incidencia del GDR”. Uno de los integrantes de mayor permanencia en el Grupo de Diálogo Rural ha sido Fausto Jordán, de la Red Financiera Rural (RFR), quien coincide con Catucuamba sobre la importancia de priorizar la educación en el agro. “Es fundamental establecer vínculos con universidades que tengan especialidades rurales: agricultura, turismo, agroindustria, entre otras”. Mientras que, Johanna Renckens, de la ONG VECO Andino, recalcó que “en el tema de la educación rural, en varias ocasiones se ha debido acudir a las iniciativas privadas para buscar alternativas de mejora de la educación en el campo”.

GDR Ecuador contó con la participación de actores relevantes de los sectores relacionados con el agro, tanto del sector público como privado, los productores, las asociaciones, las ONG´s y las universidades. Los encuentros se han desarrollado alternadamente en Quito y Guayaquil, de tal manera que se ha podido garantizar la participación de los integrantes de la Costa y la Sierra.

La próxima etapa del Grupo de Diálogo Rural Ecuador priorizará el estudio de la realidad de los jóvenes rurales y el mejoramiento de sus condiciones, principalmente en lo referente al acceso al empleo. De igual manera, los integrantes del Grupo sugirieron la actualización de la investigación sobre transformaciones rurales. Así también, la realización de estudios sobre modelos de gestión que articulen las alianzas público-privadas con enfoque rural; e igualmente, la inclusión en la agenda de discusiones temas como diversos modelos de asociatividad, productos diferenciados, activos rurales, sellos, circuitos cortos, economía creativa, innovaciones tecnológicas, junto a otras actividades rurales no agropecuarias.