Imprimir

Inclusión Social y Desarrollo

México

GDR México: Articulando políticas sociales y productivas para el desarrollo rural

23 Septiembre, 2016

El programa diseñado, ahora está siendo implementado por la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) y beneficia a 2 millones de personas en 17 territorios de 5 estados.


En el año 2012, el GDR México publicó un conjunto de propuestas de políticas de largo plazo, que incluían un pacto social para el crecimiento y la competitividad rural, el empleo y la productividad, la equidad y la sustentabilidad. Su base era el reconocimiento de la heterogeneidad y multidimensionalidad de la pobreza, así como su desigual distribución territorial en el país, con los sectores rurales como los más rezagados. Estos insumos fueron utilizados por la administración en el desarrollo de políticas para las áreas rurales.

Producto de este esfuerzo, el Gobierno de México invitó al Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y a Rimisp para trabajar conjuntamente en el diseño del Programa Territorios Productivos (PTP), realizándose una asistencia técnica en la que también colaboró el Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo (IDRC, Canadá).

El programa diseñado, ahora está siendo implementado por la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) y beneficia a 2 millones de personas en 17 territorios de 5 estados. El PTP articula la política social y el componente productivo de manera explícita, a fin de que los beneficiarios fortalezcan sus capacidades de producción y de ingreso (agrícola y no agrícola) al facilitar el acceso al crédito y también a los programas de fomento productivo, presentes en diversas instituciones del gobierno. El GDR se ha situado como órgano de consulta y dialogo respecto de los avances del Programa Territorios Productivos.

La principal contribución del Grupo ha estado puesta, sin lugar a dudas, en el ámbito de la inclusión socio-productiva. Durante 2016 se abocó a realizar un análisis sobre la implementación de la nueva política social llevada a cabo por el Gobierno Federal, en su dimensión productiva, las causas de la exclusión productiva y las dificultades en la articulación intersectorial. Dicho análisis presenta las dimensiones actuales de la pobreza y de la desigualdad urbana y rural (desde las perspectivas de ingresos, multidimensional y territorial), así como diversos esfuerzos gubernamentales por articular política social y política de fomento productivo rural.

De este diagnóstico deriva una propuesta concreta: un Fondo/Programa de articulación de las políticas productivas para la población rural vulnerable. Se trata de una iniciativa que busca unificar la oferta pública dispersa en materia productiva, así como lo hace Prospera, como instrumento articulador de la oferta pública en materia social, considerando nudos críticos relativos a las reglas de operación de los programas y a los tiempos presupuestales, entre otros. La propuesta se plantea a nivel nacional, escalando la experiencia piloto del PTP, a partir de los aprendizajes extraídos.