Imprimir

Noticias

Colombia

En medio de retos y desafíos, avanza la implementación de la Agenda 2030 en Latinoamérica.

30 Octubre, 2017

El panorama no es homogéneo en la región, pero los principales desafíos se encuentran en la asignación presupuestal, las estrategias a largo plazo que superen los cambios de gobierno y la creación de un sistema de monitoreo y seguimiento.


Representantes de los gobiernos de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Jamaica, México, Paraguay y Perú se reunieron en Bogotá el pasado 23 y 24 de octubre, con el propósito de dialogar sobre los principales desafíos, lecciones aprendidas y avances en la implementación de la Agenda 2030 para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible.  

La Agenda 2030 acordada en 2015 por los Estados miembros de la ONU, establece una hoja de ruta para la cooperación global con miras a un mundo más próspero, equitativo y sostenible. Cada país enfrenta un conjunto de desafíos, pero Latinoamérica tiene el reto de superar los niveles de pobreza. Por ello, las similitudes entre las naciones que conforman la nación representan un conjunto oportunidades para el aprendizaje entre países.

El encuentro, organizado por el Foro de Investigación Independiente (IRF) con el apoyo del Departamento Nacional de Planeación (DNP), la Cancillería de Colombia en conjunto con el Stockholm Environment Institute y Rimisp – Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, en su calidad de miembros del IRF, hace parte de una serie de retiros previstos en África, Asia y Europa. Su objetivo principal es discutir los avances y nudos críticos para la implementación de esta agenda en un espacio de diálogo informal.

Felipe Castro, Director del Sistema Nacional de Evaluación de Gestión y Resultados SINERGIA del Departamento Nacional de Planeación (DNP) resaltó los cuatro (4) elementos determinantes en la implementación de la Agenda 2030 en Colombia: “Primero,  es importante crear una institucionalidad. En Colombia tenemos una Comisión Interinstitucional de Alto Nivel con siete (7) entidades que son transversales y facilitan la implementación.  Segundo,  es necesario aterrizar los ODS en metas claras e indicadores. Tercero, crear canales de participación al sector privado, la academia y la sociedad civil para darles voz en la solución y en la acción. Y cuarto, debe tenerse una visión de largo plazo para garantizar la sostenibilidad”, puntualizó.  

Durante los días del encuentro, la discusión giró en torno a la articulación intersectorial e interinstitucional; la apropiación de la Agenda 2030 y la disponibilidad y generación de información para realizar seguimiento y monitoreo.

Ignacia Fernández, Directora Ejecutiva de Rimisp, Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, expuso el panorama de la implementación de los ODS en América Latina, 2 años después de su formulación.  “El proceso de implementación de la Agenda 2030 se caracteriza por la heterogeneidad en los  grados de avance como en las estrategias diseñadas. Los temas claves para el análisis de este proceso son la armonización, la apropiación y la implementación. En cada uno se observan cuellos de botella y buenas prácticas”.

En términos generales, señaló que los principales los nudos críticos se presentan en los  cambios de gobierno, ausencia de asignaciones presupuestales específicas para el cumplimiento de la agenda, la escasez de canales de participación con otros actores carencia de datos y/o la falta de calidad de la información.

“En este momento del proceso de implementación resulta fundamental avanzar en la definición de estrategias adecuadas a las realidades de los países que permitan garantizar un presupuesto para la agenda 2030; la participación con incidencia de los diferentes actores; articular la Agenda 2030 con el sistema de planificación y presupuesto nacional; desarrollar capacidades institucionales para la implementación de una agenda integrada e instalar los ODS como un compromiso de Estado” señaló Ignacia Fernández.

Por su parte, Silvia Carolina Montepeque, Directora de Estudios Estratégicos de Desarrollo  de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (SEGEPLAN) de  Guatemala mencionó algunos aspectos adelantados en la implementación de la Agenda: “Realizamos un proceso de priorización de manera participativa, con diferentes sectores sociales donde de identificaron los diferentes intereses frente al desarrollo del país. Adicionalmente, logramos el compromiso de los sectores en función de sus intervenciones para alcanzar las metas establecidas. En este encuentro hemos identificado desafíos comunes como lo son la producción de información estadística para la toma de decisiones y el involucramiento de los actores de toma de decisiones”. 

 

“Este encuentro nos ha permitido encontrarnos con los diferentes países para contrastar los avances y desafíos. Dentro de los avances, Costa Rica cuenta con una estructura de gobernanza para implementación de los ODS que reúne a los distintos actores y sectores. Esto nos ha permitido generar un direccionamiento claro y el establecimiento de los socios estratégicos. Hemos visto un avance también en instrumentos orientados a los gobiernos locales, establecimiento de líneas base e indicadores, pero hay nuevas herramientas como Big Data donde tenemos deficiencias” puntualizó Adrián Moreira Muñoz, Asesor del Despacho de Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica de Costa Rica.