Imprimir

Noticias

Editorial

El diálogo, la articulación de actores y la visión de los territorios son claves para la reducción de las desigualdades y el desarrollo en América Latina

3 Mayo, 2018

Por Juan Fernández
Investigador de Rimisp


Comprometidos con la promoción de cambios institucionales, económicos y sociales para hacer de América Latina una región más próspera, justa y sostenible desarrollamos proyectos dónde el diálogo con diferentes actores es una arista fundamental para abordar temas en la agenda de los diferentes países en los que trabajamos.

Con  31 años de trayectoria, Rimisp ha sido parte y testigo de múltiples transformaciones en la región, la cual ha sido posible gracias a la red de socios que son fundamentales en la toma de decisiones. Hoy, nos encontramos ante una América Latina en transformación, donde los territorios rurales y rural-urbanos requieren estar presentes en las agendas gubernamentales y los procesos electorales son una oportunidad para que logren visiblidad y se avance en propuestas. Este año hay elecciones en Colombia, un país de regiones, heterogéneo y con profundas inequidades, ante las que Rimisp propone cinco desafíos ineludibles en los que el gobierno debe avanzar en esta fase de construcción de paz territorial. También en México, donde un grupo de reconocidos expertos levanta planteamientos de política pública en busca de más productividad del campo, pero con sostenibilidad ambiental, gobernabilidad y menores desigualdades sociales. 

Buscamos contribuir a la superación de las inequidades y a la comprensión de los desafíos que enfrentan los territorios rurales, prueba de ello es el documento técnico desarrollado por el equipo de Rimisp en el Marco de la III Cumbre Mundial sobre Seguridad y Soberanía Alimentaria, que busca “Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria, la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible”.

Asimismo, durante el 5º Congreso Anual de Economía y de Políticas Públicas “Sobre México”, organizado  por la Universidad Iberoamericana (IBERO) Rimisp dirigió el panel sobre Diversidad Biocultural y Territorios centrando la discusión en estrategias para fortalecer la agroproducción sostenible; la viable relación entre conservación de la biodiversidad y ganancias de mercado, la importancia de los pequeños productores y la existencia de cientos de organizaciones que son exitosas a pesar de las políticas anticampesinas que surgieron a fines del siglo pasado.

Lo anterior, sin dejar de lado la visión de quienes son los protagonistas en los territorios, los que día a día experimentan las transformaciones y los aciertos y desaciertos de las políticas, en esta oportunidad, los jóvenes rurales del Perú que comparten su experiencia.

Hoy, nos encontramos en Quito en el marco de la Reunión del Grupo de Diálogo Andino, y participando del Consejo Andino de Ministros de Agricultura, que en esta ocasión reúne a los ministros de Perú, Colombia y Ecuador, que se centrará en fortalecer los ejes de la política sectorial agropecuaria como la asociatividad, la generación de valor agregado y comercialización, así como fomentar la agricultura familiar y el desarrollo rural, respondiendo al desafío de la proyección de la Región Andina hacia la creciente demanda de alimentación mundial, en articulación de los servicios financieros y no financieros, garantizando la seguridad alimentaria.

Debe destacarse el valor que tienen estos espacios de encuentro y diálogo, con actores plurales, de distintos ámbitos (públicos, de la cooperación, de las organizaciones rurales y gremios) y de distintos países de la región. Porque los problemas que abordamos requieren que distintas visiones y voces entren en diálogo y porque fenómenos como el cambio climático, la migración desde las zonas rurales o la desigualdad y dificultades que enfrenta la agricultura familiar, traspasan las fronteras nacionales y necesitan de acuerdos y voluntades amplias y transversales, que se traduzcan en articulaciones concretas y efectivas. Ese creemos que es el camino y en esa senda seguimos avanzando.