Imprimir

Noticias

Columna del Investigador Principal de Rimisp, Juan Mauricio Ramírez, en La Silla Vacía, de Colombia

Cinco Razones para Votar Sí en el Plebiscito – Guía para Incrédulos

1 octubre, 2016

Esta reflexión va dirigida principalmente a los que aún no han tomado una decisión en torno al Plebiscito para la Paz, y también  a los que han decidido votar NO. Quiero darles algunas razones para votar por el SÍ.

ramirez0219-1000

La Silla Vacía. Colombia. Como muchos de ustedes, no tengo ninguna simpatía por las FARC. Y esa es la primera razón para votar SÍ. Las FARC han estado incidiendo de manera directa en las decisiones electorales de los colombianos. Desde 1998 hemos estado eligiendo presidentes “en torno a las FARC”: para la paz, o para la guerra. Es hora de que las FARC dejen de ser el referente de nuestras decisiones y que desde ahora el referente sea la capacidad de los líderes que elegimos para resolver los grandes retos que tenemos como país.

La segunda razón es que la firma de los Acuerdos  es el reconocimiento y la aceptación por parte de las FARC del Estado de Derecho y de nuestro orden jurídico. Más aún, es el reconocimiento de que las Fuerzas Militares de Colombia son las únicas que pueden ejercer legítimamente la fuerza. Ese reconocimiento es el triunfo de nuestras Fuerzas Militares que son las que han hecho posible el fin del conflicto.

La tercera razón para votar SI es que cuando las FARC se conviertan en partido político, el problema ya no es nuestro sino de ellos: demostrar que tienen el apoyo de la población y que pueden conquistar los votos de los colombianos. Eso mismo lo hizo el M-19 en su momento y estoy seguro que nadie diría que habría sido preferible seguir la guerra con ellos en lugar de apoyarlos o de derrotarlos en las urnas.

La cuarta razón para votar SI es que el cumplimiento de los Acuerdos trae cambios necesarios y positivos para el país. El principal de ellos es la atención a la Colombia rural que por décadas ha permanecido rezagada de los avances y de los logros de la Colombia urbana. Es disminuir las brechas sociales y económicas y avanzar hacia un país más justo. El cumplimiento de los Acuerdos es también profundizar la democracia local y la participación ciudadana. Es avanzar en la descentralización. No pretender que todo se arregla y se decide “desde Bogotá”. Todos estos son cambios necesarios que profundizan la democracia colombiana y nos ayudan a construir un mejor país.

La quinta y última razón es, simplemente, que después de 60 años de guerra, sin contar los años de la Violencia y las guerras anteriores, después de más de 260 mil muertos y de 8 millones de víctimas, y muchos otros costos () es hora de demostrar que no somos una estirpe condenada a la guerra y a la barbarie. Que tenemos una segunda oportunidad sobre la tierra.