Imprimir

Noticias

Boletín Rimisp

Chile: Gobernador regional ¿descentralización y autonomía?

8 Febrero, 2017

La reforma constitucional que permitirá la creación de un nuevo cargo regional de elección directa en el país que reemplaza al Intendente, abrió nuevamente el debate sobre la necesidad de descentralización y autonomía de las regiones en Chile.


“El rezago actual que enfrentan las regiones y los diversos territorios de Chile se origina en el centralismo de políticas públicas homogéneas, que no consideran las particularidades de los territorios, generando impactos importantes en las condiciones de vida de las personas”, comenta Ignacia Fernández, Directora Ejecutiva de Rimisp sobre la necesidad de cohesión territorial en el país y la relevancia de mayor descentralización.

Ya en 2013 y con motivo de las elecciones presidenciales, Rimisp presentó una serie de propuestas publicadas en el libro “Nueva Agenda Regional” (NAR) en materia de desarrollo económico y social y descentralización. Propuestas que se encuentran totalmente vigentes, y que hoy están cobrando nueva relevancia en el contexto de la elección de Intendentes.

La propuesta de Rimisp presentó, en su momento, la necesidad de incluir el concepto de cohesión territorial, es decir, que las personas tengan similares oportunidades de desarrollo sin importar el territorio del país en que viven y que ninguna localidad tenga niveles de bienestar por debajo de los mínimos que como sociedad consideremos indispensables.

El programa incluyó aspectos como políticas de desarrollo territorial, fortalecimiento de capacidad de gobierno, participación de empresas y sociedad civil, la creación de una ley específica de beneficio regional y municipal, y el sufragio de la autoridad principal regional, modificación que hoy se incluye con la nueva ley.

Fomentar la cohesión territorial en el diseño de políticas, significa otorgar a las regiones mayor autonomía, con responsabilidades en decisiones importantes que afecten su destino o los del bien común del país. Pero la creación del Gobernador Regional debe, en este contexto, ir acompañado de mayores competencias administrativas y financieras, que permitan fortalecer la institucionalidad regional y dotarla de atribuciones efectivas, y donde la elección ciudadana parece ser solo el primer paso.

“Para que un Estado Unitario Descentralizado permita desplegar su potencial regional, se requiere de la existencia de un aparato que esté en condiciones legales, burocráticas y financieras de ejecutar las decisiones que adopta dicha organización política”, analiza Ignacia Fernández.

“Chile deberá enfrentarse a un trabajo arduo si es que realmente quiere dar un paso en materia de descentralización. La elección directa de los intendentes tiene que ir acompañada de atribuciones concretas y de una voluntad real del ejecutivo de trabajar desde las realidades territoriales, como herramienta de desarrollo para el país” concluye Ignacia Fernández.