Imprimir

Desarrollo con Cohesión Territorial

Programa Piloto de Territorios Productivos (PPTP)

Aplican metodología de Rimisp para capacitar promotores en la identificación de proyectos territoriales

20 Abril, 2017

Con seis fases que involucran la participación activa de la comunidad, según el enfoque territorial, la metodología fue elaborada en el marco de la colaboración de Rimisp con PROSPERA.


En el marco de la asistencia técnica que brinda Rimisp-Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural para la implementación del Programa Piloto Territorios Productivos (PPTP), que es operado por PROSPERA, se está capacitando al equipo de promotores funcionales y comunitarios sobre la identificación y formulación de proyectos productivos territoriales, en línea con los ejes productivos identificados para cada territorio.

Para ello se está aplicando la “Metodología para la formulación de proyectos territoriales”, elaborada como parte de la asesoría de Rimisp al PPTP, a dos proyectos con visión territorial: uno en el Estado de México, de producción de borregos, y otro de maíz en Puebla.

Mediante una mecánica de “aprender haciendo”, el equipo de promotores está adquiriendo las capacidades para acompañar a las familias beneficiarias en el proceso de identificar participativamente iniciativas productivas que les permitan mejorar su organización comunitaria, su productividad y sus ingresos. El proceso servirá, además, para validar y ajustar la metodología, la cual quedará en manos de PROSPERA a fin de que pueda replicarse a futuro en otros territorios. Esto, alineado con la intención de fortalecer en la política pública de México los vínculos entre los apoyos sociales y los subsidios al fomento productivo, con una visión territorial.

La metodología busca conducir a los equipos técnicos del PPTP en el proceso de elaboración de un proyecto territorial, el cual implica al menos seis fases:

1.- La planificación del proceso, conjuntamente con las comunidades involucradas.

2.-La elaboración de un diagnóstico participativo orientado a identificar las problemáticas y oportunidades de acceso a mercados del eje productivo en cuestión.

3.- La identificación de un plan de acción; esto incluye las estrategias de implementación y las necesidades de capacitación y asistencia técnica. Asimismo, una estimación de la inversión requerida por el proyecto.

4.- La formulación del proyecto territorial, a modo de que pueda ser presentado ante diversos potenciales financiadores.

5.- La socialización y validación del proyecto territorial, a fin de asegurar la apropiación real del mismo por parte de los grupos de productoras.

6.- El financiamiento y la implementación.

Las primeras cinco fases están en el marco de acción de la asesoría de Rimisp, y la sexta corresponde al equipo del PPT y constituye el importante reto de acompañar y asesorar a los grupos participantes en los proyectos territoriales en el proceso de obtención del financiamiento requerido, por medio de los programas de fomento productivo, y en su implementación una vez obtenidos los recursos.

Además de proporcionar los conceptos claves y las actividades a realizar en cada fase del proceso, la metodología cuenta con consejos para su implementación, sugerencias de herramientas que pueden ser utilizadas, los participantes y los resultados a obtener fase por fase y una guía para la integración de la propuesta de proyecto territorial.

Historia del PPTP

La visión territorial es una de las propuestas fundamentales que impulsa Rimisp en varios países del subcontinente.

El PPTP comenzó su operación en México en 2014; se ha desarrollado en Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Puebla y Estado de México; la mayoría de sus proyectos han sido pequeños, y con base en la experiencia observada, el Equipo Asesor identificó los dos proyectos territoriales mencionados a fin de fortalecer la visión territorial.

Celeste Molina, investigadora de la Oficina México-CA de Rimisp, comentó que “la metodología marca paso a paso cómo formular estos proyectos, cómo hacer que sean territoriales, cómo hacer que sean altamente participativos, cómo hacer que el equipo operador del PPTP lo conduzca de tal forma que luego le puedan encontrar financiamiento, y que estos procesos sean aplicables en otros estados o en otros territorios”. Sin embargo, lo más importante es que propone un enfoque particular sobre cómo puede acceder a los mercados la población con las características de las familias beneficiarias de PROSPERA, destacó.

“Queremos abordar el tema de mercados no sólo por medio de identificar una cadena y ver dónde se pueden insertar los productores; apostamos a un enfoque más sistémico donde se busque comprender el entorno y cuáles son las reglas y los esquemas de gobernanza de los mercados en los que interactúan las familias beneficiarias y sus comunidades. El mayor reto es identificar oportunidades, pues se trata de que los productores mejoren productividad, posibilidades de ingreso, canales de comercialización, etcétera, lo tradicional. Pero también que, por medio de estas iniciativas, se generen diversas modalidades de organización comunitaria y se pueda trabajar con el conjunto de actores en cada territorio. Estamos convencidos de que esto es indispensable para mejorar la gobernanza de los mercados y que las y los productores puedan trabajar en condiciones más justas y sostenibles en el tiempo, de tal manera que de verdad se superen las barreras que los excluyen de los mercados”, señaló la investigadora.