Imprimir

Cohesión Territorial para el Desarrollo

Desarrollo Productivo

 

Por Hernán Frigolett

  1. Políticas públicas con visión de largo plazo, que tengan un alcance público-privado, orientadas a un desarrollo exportador más diversificado. Un modelo de desarrollo productivo debe considerar una estrategia de largo plazo, para lo cual se deben introducir ajustes al manejo cambiario y a la política monetaria, dirigidos a avanzar hacia un sistema de competitividad dinámica, que diversifique la matriz productiva. También contribuiría a ello contar con una banca comprometida con el apoyo competitivo.
  2.  

  3. Política nacional de apoyo al emprendimiento con integración de los gobiernos regionales y los municipios como actores claves del desarrollo productivo. Las políticas de desarrollo productivo serán efectivas si incorporan a los agentes institucionales intermedios como ventanillas de acceso a los instrumentos de desarrollo, de la mano de la acción coordinada de agencias descentralizadas y centros de investigación.
  4.  

  5. Implementar un modelo de innovación gestionado a nivel regional, asegurando el acceso a todos los agentes productivos. El desarrollo de innovación tecnológica y de procesos, requiere una perspectiva de mejora continua fortalecida para los emprendimientos de menor tamaño.
  6.  

  7. Implementar un modelo descentralizado de recaudación tributaria. El SII debe disponer de huella tributaria que permita relacionar flujos económicos que sean asignados a unidades productivas localizadas territorialmente, así como la adscripción de la mano de obra del mercado local.
  8.  

  9. Reformar la institucionalidad pública encargada de la generación de información estadística y tributaria, de modo tal de asegurar la existencia de información desagregada a escala regional y comunal para el adecuado planteamiento y seguimiento de políticas de desarrollo en los territorios. Gran parte de la información generada por el INE no tiene representatividad estadística a nivel regional y, menos aún, a nivel comunal. La encuesta CASEN que se usa para la focalización de las políticas sociales y para hacer un seguimiento de la pobreza, tampoco es representativa a nivel comunal. Decisiones fundamentales como el IPC y la línea de pobreza se basan en encuestas que solo se hacen en algunas grandes ciudades. Incluso los impuestos que pagan las empresas se registran como generados en la ciudad donde tienen su casa matriz, que en la gran mayoría de los casos es Santiago. Ello debilita notoriamente las capacidades de diagnósticos, de diseño de políticas, de evaluación de impactos y de control social de las decisiones de política pública.