Imprimir

Noticias

Conflictos socio territoriales

Una oportunidad para un nuevo modelo de gobernanza: Hacerse cargo de los conflictos socioterritoriales en nuestros países

31 enero, 2019

“Los conflictos expresan la imposibilidad de obtener objetivos de inclusión, sostenibilidad ambiental y crecimiento; pero pueden ser también una oportunidad para innovar en la gobernanza del territorio y resolver esos objetivos de manera pertinente a las condiciones locales”, afirma María Ignacia Fernández, directora ejecutiva de Rimisp.


El pasado 17 de diciembre, un conjunto amplio de organizaciones de apicultores mayas de la Península del Yucatán, junto a ONGs y empresas, iniciaron un inédito espacio de deliberación y acuerdos con la Subsecretaría de Autosuficiencia Alimentaria de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER).

En dicha instancia, los apicultores fueron claros al relatar los conflictos más graves que se enfrentan día a día: La presencia de transgénicos en cultivos de soya, fumigaciones en áreas discrecionales (sin bitácoras de vuelo ni autorización) y el uso de plaguicidas y agroquímicos tóxicos para cultivos de granos y frutas.

Rimisp fue parte de ese encuentro, el que graficó la decisión de la organización de iniciar una nueva línea de trabajo en torno a los conflictos socioterritoriales de nuestros países latinoamericanos. “Parece cada vez más evidente que los territorios rurales en situación de rezago muchas veces están cruzados por conflictos socioterritoriales. Y lo que vemos es que los Estados abordan estos conflictos de manera indirecta a través de políticas de superación de pobreza o mitigación, como si el conflicto fuera independiente de otros procesos. Nosotros creemos que el conflicto es esencial a la dinámica del territorio, no hay cómo resolver ni pobreza ni productividad ni otros problemas, sin hacerse cargo del conflicto”, dice María Ignacia Fernández, directora ejecutiva de Rimisp.

La creciente tensión de los conflictos territoriales abre el debate sobre el propio concepto de desarrollo. “Necesitamos discutir el actual modelo de desarrollo. Los conflictos expresan la imposibilidad de obtener objetivos de inclusión, sostenibilidad ambiental y crecimiento; pero pueden ser también una oportunidad para innovar en la gobernanza del territorio y resolver esos objetivos de manera pertinente a las condiciones locales”, afirma María Ignacia.

Esa es la clave de la aproximación de Rimisp al tema: Apostar por nuevos modelos de desarrollo y de gobernanza que permitan superar los conflictos en territorios específicos. Transformar el conflicto en una oportunidad. “La apuesta es contribuir la formulación de una nueva narrativa que tome en cuenta las visiones de los distintos actores en disputa, a la vez que propondrá mecanismos y estrategias para el diálogo orientados a la resolución de los conflictos socio territoriales”, asegura Celeste Molina, subdirectora de Rimisp para Centroamérica.

El trabajo de la organización se concentrará en la generación de evidencias sobre la relación de conflictos territoriales con crecimiento, desigualdades y deterioro medioambiental y con proveer a los gobiernos nacionales de México, Centro América, Colombia y Perú de mecanismos y estrategias para el diálogo entre los distintos actores territoriales y extra-territoriales.

Este trabajo ya se vislumbra en Colombia, donde la oficina de Rimisp está trabajando en un proyecto de capacidades para la incidencia en torno a la construcción de la paz territorial y conflictos en el Norte del Cauca, donde se ubican 24 municipios marcados por altos niveles de pobreza y desigualdad.

Lo mismo pasa con la Plataforma Diálogos Improbables, una iniciativa que busca promover acercamientos entre actores representativos de intereses políticos, económicos y sociales diversos y opuestos para solucionar las diversas conflictividades que se originan en los procesos de desarrollo de los territorios. “Se generan espacios en donde confluyen diversos actores que dialogan y analizan las condiciones de los territorios, se proponen alternativas y se ponen sobre la mesa diversas posiciones frente a los problemas y las oportunidades”, asegura Ángela Penagos, directora de la oficina Colombia, resaltando la labor de Rimisp en la construcción de la paz desde los territorios.