Imprimir

Noticias

Sistema alimentario sostenible y resiliente

Se presentó la Estrategia Agroalimentaria de Quito

3 octubre, 2018

La oficina de Rimisp en Ecuador participó activamente en la elaboración de la política alimentaria de la capital, a fin de lograr un sistema alimentario equilibrado, inclusivo, justo y sostenible.


Quito, capital de Ecuador, ya cuenta con una Estrategia Agroalimentaria. El plan, encaminado a promover un sistema alimentario sostenible, resiliente, diversificado e inclusivo, alineado a los desafíos mundiales para combatir el hambre y la mal nutrición, reducir desperdicios y enfrentar los efectos del cambio climático, fue presentado el 2 de octubre pasado en un evento público.

Esta estrategia fue diseñada por una plataforma multiactoral, integrada por representantes de la sociedad civil, empresa privada, academia, cooperación internacional, el gobierno local, provincial y nacional. Rimisp ha sido parte de este colectivo que redactó  y propuso la Carta Alimentaria de la ciudad y  así también diseñó el plan de acción para su implementación.

La capital del Ecuador cuenta con 2,5 millones de habitantes y es la primera ciudad del Ecuador y una de las pocas en la región, en contar con una política agroalimentaria, inspirada en el Pacto de Milán.

El enfoque de sistema alimentario sostenible y resiliente permite abordar de una manera integral los grandes retos del hambre y la malnutrición y de los desafíos que se interrelacionan con ella, acceso a alimentos, como la pobreza y el cambio climático, desde la producción y transformación sostenible, la comercialización inclusiva y la distribución eco-eficiente, pasando por el consumo responsable, el manejo de los residuos y una gobernanza participativa.

Para fortalecer el sistema agroalimentario de la ciudad la estrategia incluye cinco ejes: Gestión de los recursos alimentarios para el futuro, Seguridad y soberanía alimentaria-nutrición, Vínculos urbano-rurales /economía alimentaria inclusiva, Reducir perdida y desperdicios de alimentos y Gobernanza alimentaria.

Ney Barrionuevo, director de la oficina de Rimisp en Ecuador, explica que “Quito registra una desnutrición crónica infantil del 29%, que en los sectores más vulnerables alcanza el 46%, mientras que al día se desechan 100 toneladas de alimentos”.

Ante este panorama, la respuesta dada por el gobierno de la ciudad y varias organizaciones de la sociedad civil, del sector público y privado, así como ONG´s nacionales e internacionales, como Rikolto y la RUAF ha sido la construcción de una política alimentaria para Quito, que ha quedado  escrita en la Carta Alimentaria de la ciudad.

El camino que ha llevado a este importante momento inició en el año 2000, con un Proyecto Piloto, dos años más tarde se constituyó el Proyecto de Agricultura Urbana Participativa (Agrupar), de la Agencia de Promoción Económica del Distrito Metropolitano de Quito (Conquito), que ha ido liderando el proceso, con hitos significativos como la elaboración de un Diagnóstico de sobre el Sistema Alimentario de la Ciudad, realizado en 2015.

La firma y presentación de la Estrategia Agroalimentaria y de la Carta de Quito se llevó a cabo, en el marco de la conmemoración de los dos años de la realización del evento mundial Hábitat III.