Imprimir

Agricultura para el Desarrollo

Tercera sesión presencial

“Se ha marcado un hito en la historia del GDA”

15 mayo, 2018

El coordinador del Grupo de Diálogo Andino (GDA), Juan Fernández, evalúa la reciente reunión presencial de este espacio, que estuvo enmarcada en la Reunión de Ministros de Agricultura de Colombia, Ecuador y Perú. El Grupo Andino ha delineado los nuevos pasos que emprenderá a lo largo de este año.


En un ambiente optimista y con el compromiso de seguir trabajando en conjunto  transcurrió la tercera sesión presencial del Grupo de Diálogo Andino (GDA), el 4 de mayo pasado. Tras la exitosa de Reunión de Ministros de Agricultura, los integrantes del Grupo acudieron a su reunión de trabajo en la que analizaron el papel de este espacio desde su relanzamiento en marzo de 2017 e igualmente definieron los nuevos pasos que se darán durante este año.

Este encuentro realizado en el Hotel Finlandia de Quito se inició con la presentación del estudio sobre Mecanismos de articulación de la Oferta de la Agricultura Familiar (AF) en los países andinos a Mercados, por parte de Carol Chehab, realizado para la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), organización integrante del GDA. Otro de los aspectos importantes de este encuentro fue la participación e integración de dos nuevos actores de los gobiernos territoriales: el Consorcio de Gobiernos Autónomos Provinciales del Ecuador (Congope), representado por Jeanneth Cifuentes, mientras que de Colombia, se contó con la presencia del secretario de Agricultura del Departamento de Caldas, Ángelo Quintero, quien a su vez coordina el Consejo de Secretarios de Agriculturas (Consa).

Dentro de la presentación realizada por la investigadora Carol Chehab se expusieron cinco casos, en los que se detallan las diferentes experiencias de producción y comercialización desde la AF, en la subregión andina. Los procesos analizados fueron: Canastas Solidarias – Redes Comerciales de Ecuador; Cadenas Agroalimentarias Gastronómicas Inclusivas- Apega de Perú;  Comercio Justo-Asoguabo de Ecuador; Compras Públicas-Empresa Pública Lacteosbol de Bolivia y Ferias y Mercados de Productores-Mercados Campesinos de Bogotá de Colombia.

Durante esta jornada se recibió la invitación de parte del representante del Instituto Iberoamericano de Cooperación  para la Agricultura (IICA) en Colombia, Humberto de Oliveira, para que el Grupo participe en el XII Foro internacional de Desarrollo Territorial, que se realizará del 6 al 8 de noviembre en Bogotá y así también, para que se sume a un colectivo de redes regional que enfocan su trabajo en el posicionamiento de la AF.

El investigador de Rimisp, Juan Fernández, coordinador del GDA analiza los resultados y el trabajo realizado durante la tercera reunión presencial del Grupo, que estuvo enmarcada en el encuentro de los ministros de Agricultura de Colombia, Juan Guillermo Zuluaga; Ecuador, Rubén Flores y Perú, Gustavo Mostajo.

¿Cómo evalúas la presencia del Grupo de Diálogo Andino en el desarrollo de la Reunión de Ministros de Agricultura de tres de los países del área andina?

Es una evaluación muy positiva. Ha sido muy satisfactorio haber contribuido a este momento, que es un hito en la trayectoria del GDA, que siempre ha realizado esfuerzos por involucrar a distintos actores, por mantener una agenda de diálogo e ir construyendo en conjunto ciertos mensajes y ciertas propuestas que puedan incidir en política pública. Y en ese camino, logramos vincularnos a la Comunidad Andina (CAN)  y a algunos ministros que se reunieron en esta jornada de Quito y que particularmente para el Grupo ha sido un hito. Logramos sentar a tres ministros de Agricultura: de Colombia, Ecuador y Perú y han dialogado con los miembros del GDA, con organizaciones rurales, con miembros de la cooperación internacional, con todas las personas que forman parte de este espacio.  Conseguimos que hubiese un panel de expertos en donde se discutió de la AF. Y más allá de la discusión que podría ser tradicional sobre cuáles son los desafíos de la AF,  se abrió un debate. Un ejercicio de cuestionamiento de algunos ejes que veníamos diciendo hace un tiempo y ahora se dio el espacio para reflexionar sobre esto  y luego tuvimos un paraguas institucional con estos ministros que no solo se reunieron con el grupo, sino que además se reunieron entre ellos. Hace cinco años que no lo hacían y lograron enviar un mensaje, presentar una  declaración con el apoyo del GDA, y además asumieron el compromiso de mantener un vínculo a nivel institucional  y un compromiso para relanzar el Consejo Andino de Ministros.

En segundo lugar, expresaron el valor que tiene el espacio  del GDA, como un grupo que forma una plataforma que viene discutiendo y trabajando estos temas y que permite dar una continuidad a las agendas,  más allá de los cambios institucionales.  El hecho de que haya una instancia que viene conversando  en el tiempo y manteniendo estos temas en agenda, sin duda es un aporte para el fortalecimiento  de la AF en estos países.

¿Tras esta fructífera jornada cuáles son los siguientes pasos que seguirá el GDA?

Hay grandes desafíos porque por un lado nos damos cuenta que debemos darle una continuidad, sostenida en el tiempo y basada en la evidencia, a esta tarea de mantener la generación de conocimiento como uno de los ejes del Grupo, a partir de lo que ya existe. El conjunto de organizaciones que forman parte del GDA tiene varios estudios detrás, ha realizado diversos análisis, por lo que ahora estamos en un momento en el que hay que poner todo eso en común y buscar una suerte de síntesis de lo que cada parte ha aprendido. Vemos que hay un gran reto en torno a lo que es gestión del conocimiento.

Y hay un gran desafío en torno a la incidencia política. Viene una etapa de hacer seguimiento y acompañar muy fuertemente al proceso que está viviendo el Consejo Andino de Ministros. Es decir, ver que realmente se reúnan, que exista este puente de conexión entre los ministros, la institucionalidad y el grupo más diverso y más plural, que conforma el Grupo Andino. Con miras a que se den ciertos compromisos, ciertas declaraciones de voluntad que queden fijadas en papel y que queden establecidas. Pero también viene un camino muy interesante que es, que esas declaraciones que están en el papel  se concreten. Que se implementen en la política y que se diseñen o se ajusten según lo que se viene aprendiendo. Que se asignen presupuestos, que se involucren los gobiernos territoriales, por ejemplo.

¿Se abren nuevos espacios para el GDA tras la invitación para el XII Foro internacional de Desarrollo Territorial de Bogotá?

Es una muy buena noticia que da cuenta que estamos sumando actores y que a la vez nos hace entender que nosotros podemos sumarnos a foros más amplios. Vamos a tener una mirada regional  y un conjunto cada vez más amplio de actores, que comenzamos a intercambiar y a reconocer los aprendizajes del otro.

Pero además, esta invitación da cuenta de la potencia que tiene la convergencia de las agendas. Vemos que hay sintonía en las visiones que desde distintos lugares, desde distintas organizaciones, organismos y agencias se ha ido recorriendo un camino y hemos llegado a delinear algunos objetivos comunes y a la vez vemos como se amplía el número de actores que suman en este esfuerzo.