Imprimir

Inclusión Social y Desarrollo

GDR-Ecuador

Renajer: Una semilla germinando

30 julio, 2019

El GDR-Ecuador y la RENAJER, con sus aliados estratégicos, contribuyen en el plano estratégico incidiendo sobre la política pública y con algunas iniciativas operativas, a generar un entorno más favorable para los emprendedores rurales.


Al calor de las deliberaciones de los actores que conforman el Grupo de Diálogo Rural en Ecuador, en junio de 2018, en la ciudad de Portoviejo, con la participación de más de 100 emprendedores de 10 provincias de Costa, Sierra y Amazonía, se conformó la Red Nacional de Jóvenes Emprendedores Rurales (RENAJER), respondiendo a la necesidad de que este grupo poblacional, fuertemente impactado por la crisis económica, tuviera una organización que lo representara frente al Estado.

Los jóvenes rurales en Ecuador, al igual que en otros países de América Latina, experimentan con crudeza en sus vidas, la pobreza y desigualdad estructurales en el medio rural, pero también las consecuencias de la crisis económica. Al hecho de que sean pobladores rurales, que viven la realidad de un 40% de pobreza por ingresos, además con carencia de servicios básicos y con una cobertura y calidad de educación inferiores a sus pares urbanos, que se refleja en la desaprobación de las pruebas de ingreso a las universidades, se añade el no tener propiedad sobre la tierra, que trunca su acceso al crédito y el ser mano de obra familiar no remunerada.

Tales factores, empujan a los jóvenes rurales a la migración a las ciudades intermedias y a las urbes de Quito y Guayaquil, como mano de obra no calificada, en actividades de construcción, seguridad y el comercio informal, retornando a sus poblaciones de origen en época de siembras o de cosechas, para ayudar a sus familias. En ese contexto, otros jóvenes rurales buscan en el emprendimiento, oportunidades para realizar sus sueños y posibilidades de autoempleo, con ingresos que les permitan levantar sus proyectos de vida.

Sin embargo, su creatividad e ímpetu emprendedor chocan con las condiciones adversas en las que se despliegan, caracterizadas por un menor nivel de educación, falta de articulación a los mercados y dificultades para el financiamiento. Tomando nota de estas problemáticas, el GDR-Ecuador y la RENAJER, con sus aliados estratégicos, contribuyen en el plano estratégico incidiendo sobre la política pública y con algunas iniciativas operativas, a generar un entorno más favorable para los emprendedores rurales.

En ese sentido, además de sistematizar un primer panorama actualizado de los jóvenes rurales (inexistente previo a la investigación del GDR), se ha logrado incluir ciertos elementos de diferenciación del medio rural en la Estrategia Nacional de Educación Técnica del MINEDUC, se avanza en el establecimiento de alianzas entre colegios técnicos agropecuarios y empresas del territorio, así como en el diseño del Sello BT, que reconoce la colaboración de las empresas en conocimientos, donaciones, prácticas y vinculación laboral.

Con la Universidad Indoamérica se brinda asistencia técnica para planes de negocio de los emprendedores y para el segundo semestre del 2019 se realizará la primera gira de aprendizaje (“Bus del Progreso”) de jóvenes emprendedores visitando y asesorándose mutuamente en sus negocios, con la participación también de expertos.

Con el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y el apoyo del Ministerio de Industrias y de la Secretaría Técnica de Juventudes se organiza en coordinación con el GDR y la RENAJER, la primera Feria Nacional de Jóvenes Emprendedores Rurales, para acercar la oferta diversa de productos agropecuarios, alimentos procesados y otros derivados con valor agregado, turismo rural, artesanías y gastronomía, así como de otros servicios rurales, a potenciales compradores urbanos, empresariales y consumidores finales.

Ya en la etapa anterior, el GDR incidió en la creación del Banecuador y en la flexibilización de los requisitos para acceso al crédito a asociaciones y a emprendedores. Empero, en las reflexiones de los jóvenes, el éxito de los emprendimientos no depende tanto de conseguir financiamiento, que en todo caso son montos menores, sino de la asistencia técnica para alcanzar productividad y calidad en la oferta y sobretodo en el grado de articulación a mercados, más allá de las ventas en la comunidad.

A un año de la creación de la RENAJER, se dispone de una base de dato, levantada por los mismos jóvenes de más de 200 emprendedores, una página web (www.renajer.org), reconocimiento como interlocutores por parte del Estado (reuniones con varios Ministros y Subsecretarios), planes de negocio en diseño, una gira de aprendizaje en ciernes y un encuentro comercial en fase de organización y sueños, muchos sueños de futuro. El GDR ha servido para cobijar esos anhelos y darles impulso, como una contribución efectiva desde el conocimiento y la incidencia en políticas públicas a visibilizar a este grupo poblacional y lograr cambios en la formación técnica y en su articulación a mercados.

Creatividad sobre, mercado es lo que hace falta

Desde compotas de cereales andinos, hasta chaguarmishqui (aguardiente de penco) hasta cerveza de banano, o en infusiones de frutas sobre la base de cáscaras de café, desde iniciáticas en turismo étnico-cultural, pasando por chips de papas nativas hasta una productora de videos o un consultorio de fisiatría para ancianos en el campo, los emprendimientos de los jóvenes rurales son una explosión de creatividad a la que falta acompañamiento para entrar a los mercados.