Imprimir

Agricultura para el Desarrollo

PAFCIA

PDRR logra importante contribución en materia de agricultura familiar en Centroamérica

24 agosto, 2018

De acuerdo con la resolución, la propuesta elaborada por el Programa Diálogo Regional Rural (PDRR) guiará el proceso de formulación de políticas y leyes en la región.

Fotografía: Banco Mundial

La Política de Agricultura Familiar Campesina, Indígena y Afrodescendiente (PAFCIA) fue aprobada por el Consejo de Ministros de Agricultura (CAC) del Sistema de Integración Centroamericana (SICA). De acuerdo con esta resolución, la propuesta elaborada por el Programa Diálogo Regional Rural (PDRR) guiará el proceso de formulación de políticas y leyes en la región.

De acuerdo con los estatutos impuestos por el CAC, el PDRR logró la aprobación del proyecto, tras la consideración del Consejo ante una serie de evidencias que demostraban la urgencia de inversión en políticas públicas específicas para la agricultura familiar.

Una de ellos, fue el alto porcentaje de unidades productivas familiares presentes en Centroamérica y República Dominicana, el cual se sitúa en un número cercano a los 2.6 millones. De ese total, se produce el 70% de los alimentos y representan, a su vez, alrededor del 50% de la producción total agropecuaria de la región.

“La apuesta del PDRR es influir en las políticas de agricultura familiar a nivel nacional y regional. La PAFCIA es una propuesta de política regional que incluye no sólo el reconocimiento de la Agricultura Familiar y la necesidad de desarrollar políticas diferenciadas para darle soporte y fomentarla, sino que incluye una serie de decisiones enfocadas a ofrecer acceso a los medios de producción, cambiar los patrones de producción, ampliar las oportunidades de insertarse en los mercados y recibir servicios de infraestructura de producción”, afirma Germán Escobar, investigador Principal de Rimisp.

En la misma línea, la Agricultura Familiar contribuye con el 50% del empleo agropecuario y es un importante pilar de sostenibilidad de los territorios rurales en dichos sectores.

Otro de los puntos altos a considerar por el proyecto, fue la priorización por la participación de jóvenes y mujeres rurales, campesinos indígenas y afrodescendientes, así como también sectores sociales excluidos.

Hay que recordar que el PDRR es apoyado por un Consorcio formado por PRISMA, Oxfam y Rimisp, y cuenta con la participación de 24 organizaciones campesinas e indígenas de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y República Dominicana. La organización se centra fundamentalmente en posicionarse como un agente de cambio activo en políticas públicas que dinamicen la agricultura familiar; ejemplo de ello es la PAFCIA.

 “Este hecho inédito, es producto de toda una trayectoria de esfuerzos de las organizaciones campesinas por apostar al diálogo de políticas como la manera de introducir cambios en el quehacer institucional respecto a la agricultura familiar”, señala Ileana Gómez, investigadora principal de PRISMA.

 El proyecto, se propone fortalecer la estructura organizativa y la capacidad de incidencia del Programa de Diálogo Rural Regional (PDRR) y las organizaciones relacionadas con la Agricultura Familiar de Centroamérica y República Dominicana en espacios de diálogo de políticas públicas regionales y nacionales.

Dentro de sus principales misiones, está la instalación de PAFCIA como un instrumento marco de políticas públicas, especificadas para la agricultura familiar de la Región SICA.  Además, busca sentenciar un respaldo de una política como marco de referencia a los diversos procesos de formulación de Políticas y Leyes de agricultura familiar que se están desarrollando en cada uno de los países de la Región, en función del contexto socioeconómico, político e institucional nacional y regional.

 El rol de Rimisp en el proyecto consiste en apoyar el desarrollo de metodologías para fortalecer la capacidad de diálogo de políticas e incidencia del PDRR, así como abrir espacios de intercambio y cooperación sur-sur.

“Sin duda, es un paso grande e importante para la Agricultura Familiar en Centroamérica y República Dominicana, porque fue aprobada por los ministros de agricultura, en el espacio de decisión de la política para la región”, agrega Germán Escobar.

En tanto, Ileana Gómez advierte que los principales desafíos que se visualizan, tienen que ver con “avanzar en la implementación al nivel de los países, ratificar compromisos con los ministerios para promover que los ejes de la PAFCIA se incorporen a las políticas públicas y programas nacionales. Pero también a nivel regional, el reto es que la PAFCIA sea un insumo clave para la formulación de la Política Agropecuaria Centroamericana PACA, la cual entrará en los próximos meses en un período de consulta nacional”.

La investigadora de PRISMA, concluye: “Desde el espacio nacional, las organizaciones del PDRR tienen que estar listas para incidir en los temas y propuestas que contiene la PAFCIA”.

Descargue el documento de aprobación aquí