Imprimir

Noticias

México

Municipios chiapanecos en busca de autonomía y defensa de sus recursos

9 noviembre, 2018

Comenta Elvira Gómez, miembro del gobierno comunitario de Chilón, que la decisión de la población ha sido autogobernarse por medio de usos y costumbres, como lo hicieron sus antepasados; las mujeres juegan un papel importante en las decisiones del pueblo.


La población de tres municipios del estado de Chiapas –Oxchuc, Chilón y Sitalá– está trabajando desde hace unos tres años en pro de su autonomía, con mecanismos de autogobierno y en búsqueda del reconocimiento oficial –por medio de gestiones ante las autoridades electorales– para formalizar sus procesos internos políticos y de gobernabilidad, basados en usos y costumbres. Esta población pertenece a las etnias tzeltal, tsotsil y ch’ol. Y en este camino, las mujeres están siendo protagonistas.

Así lo expresó Elvira Gómez Gutiérrez, quien participó en el seminario-taller “Gobernanza Territorial para la Sostenibilidad. Diálogo de experiencias territoriales que promueven alternativas”, realizado en la ciudad de Mérida, Yucatán, los días 5 y 6 de septiembre con los auspicios de Rimisp y con apoyo de la Fundación Ford y de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY).

Elvira Gómez, quien forma parte del gobierno comunitario de Chilón, habló en el seminario en nombre de su municipio y también del de Sitalá. Desde abril/mayo, el primero cuenta con 12 concejales, o voceros comunitarios: seis de ellos mujeres y seis hombres, y Sitalá, con ocho, también con equilibrio de mujeres y hombres. Ellos forman parte de sendos Concejos de Gobierno Comunitario.

 “Nuestro municipio se conforma con cargos comunitarios, que dependen de cómo se organiza cada comunidad, y a partir de esta organización vamos resolviendo nuestros asuntos comunes. Tenemos cuidadores de la madre tierra, promotores de salud y de reconciliación, arregladores de problemas, mujeres promotoras de defensa de derechos, visitadores, agradecedores de corazón… Por medio de ellos solucionamos los problemas en cada comunidad”.

Chilón y Sitalá están integrados en el Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio (Modevite) donde participan también otros 11 municipios de la zona de los Altos y selva de Chiapas: Huixtán, Oxchuc, Ocosingo, Altamirano, Yajalón, Tenejapa, Cancuc, el ejido Candelaria, municipio de San Cristóbal, Palenque y Chicomuselo.

“Modevite es la organización que tenemos nosotros y que nos ha venido apoyando en nuestra lucha en defensa de la vida y el territorio. Defendemos lo que es de nosotros, defendemos lo que es de nuestros hijos. Hoy en día gobernantes y megaproyectos están saqueando las riquezas naturales de las comunidades rurales e indígenas y no solo en Chiapas, sino en todo el país. Nosotros defendemos lo nuestro”.

Como ejemplo de las acciones que han desplegado por medio de Modevite, mencionó: “Cuando salió la propuesta de la súper-carretera de San Cristóbal a Palenque, el gobierno ni siquiera nos preguntó a los municipios si queríamos que se llevara a cabo. No lo propuso, solo se llevó a cabo. Por eso los municipios se levantaron en lucha. Hicimos una mega peregrinación desde Salto del agua hasta San Cristóbal, donde dimos a conocer que no queríamos que nos vinieran a imponer sin hacer alguna consulta de lo que ellos quieren”.

Para su autogobierno, los municipios se han organizado desde abajo. En el caso del municipio de Chilón, “hicimos un diagnóstico a las más de 600 comunidades que lo conforman. Vimos cuáles eran los problemas que tenía cada comunidad. Nos dimos cuenta que los partidos políticos nos han querido dividir. Sus candidatos [a puestos de gobierno] prometen y no cumplen, solo nos utilizan. Entonces optamos por el gobierno comunitario, hicimos un conversatorio donde hablamos de cómo eran nuestros antepasados tzeltales, cómo ellos elegían representantes, cómo ellos tenían una asamblea en cada comunidad, y entonces nosotros hicimos lo mismo para llegar a la decisión de establecer concejos. En cada comunidad y en cada interzona se llegó al acuerdo de que se realizara una asamblea como nuestros antepasados lo hacían (usos y costumbres). En cada asamblea el que tuviera los mayores votos nos representaría como Concejo de Gobierno Comunitario.

“Conocimos la experiencia del gobierno autónomo de Cherán, en el estado de Michoacán, que desde 2011 se autogobiernan. Ellos [representantes de Cherán, que es una comunidad indígena purépecha] nos compartieron su experiencia y cómo siguieron el ejemplo de sus antepasados. Entonces nos preguntamos ¿cómo le vamos a hacer para llegar a un gobierno comunitario?, y tomamos la decisión de elegir representantes de cada interzona y representantes de cada comunidad. Éstos pasan información a los primeros y luego la información llega a nosotros como Concejo de Gobierno Comunitario. Todos los representantes son los responsables de hacer los trámites de procesos jurídicos y llevan nuestras peticiones ante el gobierno federal.

“Llegamos al acuerdo de no querer partidos políticos, y estamos caminando porque tenemos derechos como pueblos originarios. El Artículo 2, apartado A, fracción 3 de la Constitución mexicana señala que todos los pueblos originarios tenemos derecho a elegir nuestro gobierno con base en usos y costumbres, como cada comunidad se organice”. Así, tanto Sitalá como Chilón han solicitado al Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de Chiapas que reconozca sus autogobiernos.

“Queremos una mejor vida; muchas veces no tenemos seguridad y sufrimos injusticias, queremos cambiar eso; queremos comercio justo; que los hospitales tengan medicinas y doctores. Que los recursos públicos que llegan a los municipios sean para beneficio de la población. Eso queremos y por eso buscamos el autogobierno”, concluyó Elvira.