Imprimir

Empoderamiento de Mujeres Líderes Indígenas

Lideresas indígenas

Mujeres indígenas en Chile construyeron Agenda Política para el Desarrollo

3 abril, 2019

Ya en el Segundo Encuentro Nacional de Lideresas se termina por cerrar la “Agenda política para el desarrollo de las mujeres indígenas en Chile: Empoderamiento de Mujeres Líderes Indígenas y Lideresas Emergentes”, que comprende acuerdos a corto, mediano y largo plazo, que abordan ejes temáticos, tales como: Derechos humanos y agenda legislativa; Derechos culturales (identidad, lengua, arte y patrimonio); Derechos, autonomía y empoderamiento económico (empleo y trabajo); Derechos sociales (salud, educación, vivienda); Derechos territoriales y ambientales y recursos energéticos; entre otros.


En 2016 se celebraba el IV Foro de Mujeres Indígenas en Chile, respaldado por CONADI, instancia que terminó por movilizar a las convocadas a organizarse para levantar una Agenda de Lideresas Indígenas que integrara las demandas de este diverso grupo de mujeres que se daba cita -en un encuentro sin precedentes-, para profundizar en temas específicos y transversales, en materias de Reconocimiento Político y Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas. 

En colectivo, enviaron una carta a ONU Mujeres, explicando la preocupante situación que las aquejaba en Chile, y solicitando se acogiera la necesidad imperante de generar condiciones para el diálogo entre pueblos indígenas y el Estado de Chile. 

Así se gesta un protocolo de acuerdo entre CONADI y ONU mujeres Chile, en 2017, en el que ambas instituciones acordaron facilitar espacios de debates y elaboración de planes de acción para el fortalecimiento del rol de la mujer indígena y su proyección en incidencia política.

“Encuentro que por fin a las mujeres indígenas se nos está tomando en cuenta, nuestra voz, nuestro voto, nuestras opiniones. Lo que nosotras vemos”, decía en ese entonces Tamara Rapu Tuki, representante del Pueblo Rapa Nui.

En Chile, actualmente, las mujeres indígenas que residen en el país alcanzan el 12,4% y  representan el 51% de la población indígena (1.107.681). Más del 50% de ellas tienen hasta 29 años, y el 30% son jefas de hogar. En tanto, solo el 47% de las mujeres indígenas participan en el mercado laboral frente al 71% de los hombres, y  la tasa de desempleo es un 45% mayor a la de los hombres. Mas, a la hora de acceder al trabajo, los ingresos son más bajos al de los hombres, pese a tener mismo nivel educacional, según datos recogidos del Observatorio de Género de Rimisp Mujeres y Territorios. Cifras que hablan por sí solas, que dan cuenta de las múltiples razones por las cuales su participación política institucional es marginal, y que reafirmaron la necesidad de  las lideresas, por levantar una Agenda conjunta. 

En octubre de 2017, y con el respaldo técnico de Rimisp-Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, se realiza el primer encuentro de Lideresas Indígenas en Chile, donde participó un centenar de mujeres, representantes de los pueblos aymara, quechua, likanantay, colla, diaguita, rapanui, mapuche, yagán y kawesqar. Y fue precisamente en este encuentro donde comienza a tomar forma la agenda política para el desarrollo de las mujeres indígenas en Chile. 

En esta línea y avanzando a paso firme, ya durante 2018 se constituye una Mesa Nacional de Lideresas Indígenas de los Nueve Pueblos, con el objetivo de avanzar en la implementación de la agenda política.  “Estoy segura que vamos a ser capaces de formular una agenda tan potente, que va a ser un instrumento para todos los pueblos reconocidos en este momento en Chile”, manifestaba Miriam Huaiquilao Nahuel, del Pueblo Mapuche, quien transparentaba sus expectativas: “va a ser una herramienta de trabajo para poder ejercer los derechos individuales y colectivos de los pueblos indígenas en general, y de las mujeres en particular. Es una oportunidad para poder aunar criterios con respecto a nuestras demandas”.

Ya en el Segundo Encuentro Nacional de Lideresas, realizado en noviembre del mismo año, se termina por cerrar la “Agenda política para el desarrollo de las mujeres indígenas en Chile: Empoderamiento de Mujeres Líderes Indígenas y Lideresas Emergentes”, que hoy ya es consistente y  comprende una serie de acuerdos a corto, mediano y largo plazo que abordan ejes temáticos, tales como:  Derechos humanos y agenda legislativa; Derechos culturales (identidad, lengua, arte y patrimonio); Derechos, autonomía y empoderamiento económico (empleo y trabajo); Derechos sociales (salud, educación, vivienda); Derechos territoriales y ambientales y recursos energéticos; Derechos de participación política, liderazgos y vínculos institucionales; Derechos reproductivos y lucha contra la violencia; Derechos de protección y uso de sistemas biodiversos y soberanía alimentaria. 

Al respecto, la consejera presidencial de CONADI, Carolina Nahuelhual, dice que el “que sean las propias mujeres las que estén liderando muchos de los espacios de los que aquí se han gestado, como herramienta de formación, me parece infinitamente positivo”, y destaca que esta agenda fuese el resultado del contraste de diferentes visiones para actuar en la construcción de una planificación de trabajo colectivo, que contemplara su participación política, económica-productiva, sociocultural, organizacional y medio ambiental.

“Hoy más que nunca debemos estar unidas y trabajar juntas… el llamado a las mujeres es a seguir organizándonos, porque eso genera fuerza, eso genera un newen  adicional”, expresó conforme por los logros obtenidos, Ximena Licán, integrante de la Mesa Permanente de Lideresas Indígenas, que analiza la postergación que han vivido durante años los pueblos originarios  y afirma que “hoy más que nunca debemos estar unidas y trabajar juntas”.

Otros datos clave sobre las mujeres indígenas y sus experiencias en Chile, que dan cuenta de la importancia de activar esta Agenda,  hablan de pobreza y desigualdad: Las mujeres indígenas tienen un 50% más de pobreza por ingresos y un 48% más de pobreza multidimensional que el promedio de mujeres a nivel nacional. Sus índices de alfabetización y escolaridad son más bajos que mujeres no indígenas y en lo que respecta a sus hijos, apenas el 10% de los niños de 0 a 14 años hablan y entienden la lengua de pueblos indígenas.

Descarga aquí la AGENDA POLÍTICA PARA EL DESARROLLO DE LAS MUJERES INDÍGENAS EN CHILE. Empoderamiento de Mujeres Líderes Indígenas y Lideresas