Imprimir

Noticias

Jóvenes Rurales

“Las políticas actuales hacia la juventud mantienen una orientación hacia los jóvenes urbanos”

24 abril, 2019

Las políticas públicas deben conectar con las necesidades de los jóvenes rurales en los territorios mexicanos. Esa es una de las definiciones del Grupo de Diálogo Rural de México, que ha avanzado estos meses en relaciones con autoridades del nuevo gobierno federal y otras organizaciones de la sociedad civil para abordar de mejor manera la realidad de los jóvenes.


En su última reunión, el GDR diseñó su plan de trabajo 2019, el que incluye la generación de evidencia sobre la situación y perspectivas de las juventudes rurales y cómo proveer de esa documentación al nuevo gobierno. Además, el grupo buscará promover la visibilización de los jóvenes rurales en la agenda pública y potenciar los mecanismos para que tengan incidencia con quienes tomen las decisiones.

Una de las iniciativas más destacadas en las que colaborará el GDR será la realización de una Caravana de jóvenes que se realizará a fines de mayo, donde participarán jóvenes rurales de la Sierra Norte de Puebla y de la península de Yucatán, junto a varias organizaciones comunitarias.

En el marco del trabajo constante que ha tenido el GDR México y la reunión que sostendrán este jueves, conversamos con Perla Gris Legorreta, investigadora del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República y secretaria adjunta del Grupo de Diálogo Rural.

“Este año tendremos un acercamiento mucho más intensivo con la sociedad civil y los jóvenes. Queremos darles esta plataforma de mayor voz y participación a los jóvenes en el proceso de las políticas públicas. Este jueves presentaremos un calendario del resto del año y una propuesta de un nuevo policy brief del grupo, un producto que se va generar a partir del GDR y que se suma a los ya generados el año pasado. Y también algunos miembros del GDR presentarán los proyectos individuales que tienen y que podrían ser áreas de colaboración con otros miembros del GDR o con todo el grupo en general”, dice.

– ¿Qué se ha discutido respecto a las políticas dirigidas a juventud del actual gobierno?

– Se identificó -de nuevo- que las políticas actuales mantienen una gran orientación hacia los jóvenes urbanos. Un punto de la discusión fue qué va pasar con los jóvenes rurales y cuáles han sido los alcances o de qué forma se van a poder identificar si estas políticas han sido exitosas o no, analizar las necesidades de capacitación que va a tener el gobierno actual para estos programas nuevos y tratar de identificar si existe una brecha entre lo que van a ofrecer y lo que necesitan en realidad, lo que tienen como recursos humanos para implementar estas políticas. Algo que se comentó es cómo el grupo podría contribuir a proveer cursos o talleres u otros mecanismos de capacitación para tender a esta posible brecha.

-El GDR ya ha generado evidencias sobre los jóvenes rurales

– Sí y salió la discusión de cómo el grupo puede potenciar el uso de evidencia sobre lo que ya han trabajado los distintos miembros y el propio GDR sobre juventud, para que esta información permita analizar la pertinencia de las políticas públicas promovidas por el gobierno actual. Por ejemplo, el Diagnóstico de las Juventudes Rurales de México, que se hizo el año pasado, cómo esto puede aportar a la discusión. Tratar de identificar necesidades de capacitación, pertinencia de estos instrumentos en función de esta distinción entre jóvenes rurales y jóvenes urbanos, entre otras preocupaciones, como el enfoque de género.

– ¿Se proyecta la participación de autoridades del gobierno en el GDR?

– Sí, el año pasado tuvimos acercamiento con la Secretaría de Educación Pública y con la secretaría del Trabajo. Este año queremos invitarlos a partir de la siguiente reunión, cuando ya tengamos un producto formado y hecho, para poner las bases de la discusión con ellos. Ya hemos identificado ciertas cosas y esto es producto de la deliberación del trabajo. Ya hicimos un acercamiento, así que es algo que podría ser de interés para ellos.

– ¿Sobre qué tipo de evidencias se va a trabajar este año?

– Con la información que se obtuvo el año pasado a través del diagnóstico, uno de los intereses que se ha platicado con las organizaciones de la sociedad civil es informarle a los jóvenes sobre su situación, difundir con ellos este conocimiento. Lo otro es identificar cómo esta información que ya se obtuvo y que muchos miembros del GDR están desarrollando, como Acción Ciudadana Contra la Pobreza o el Instituto de Investigaciones Económicas, que han desarrollado investigaciones sobre los jóvenes en el campo, su inserción laboral y económica. Entonces se trata de informar mediante esta evidencia sobre qué tipos de políticas se están promoviendo desde el gobierno federal y cómo estas se alinean a lo que la evidencia dice que deberían generar este tipo de instrumentos.

– ¿Y cómo se proyecta la relación o participación de los propios jóvenes?

– Una de las cosas que hemos avanzado es que con la incorporación de estas organizaciones lo que queremos es precisamente que el GDR sea un espacio para que ellos hablen y participen. Hasta ahora no lo hemos hecho, pero hay planes de que en alguna de las reuniones participe algún joven contando su experiencia, jóvenes que participan en estas organizaciones y que ellos puedan ser parte de la discusión y mostrar sus inquietudes y sus expectativas respecto de lo que el gobierno y las políticas públicas han ofrecido para atender sus problemas. Es algo que queremos hacer con la vinculación de estos nuevos miembros del GDR.