Imprimir

Noticias

GDR Ecuador

La Red Nacional de Jóvenes Emprendedores Rurales inicia un tejido de oportunidades y vínculos

20 agosto, 2018

“Esta iniciativa de Rimisp ha enfocado su agenda de trabajo con la juventud rural ecuatoriana y ha identificado, junto con los propios jóvenes dos temas  prioritarios e interconectados: la educación técnica y los emprendimientos de jóvenes rurales, como aspectos en los que se demanda mayor atención”, señala, Ney Barrionuevo.


Puntuales, sonrientes y con muchas expectativas, llegaron más de cien jóvenes de 16 provincias del Ecuador, al taller de trabajo en el que se constituyo la Red Nacional de Jóvenes Emprendedores Rurales (Renajer). El evento se realizó el 21 de junio pasado, en la ciudad de Portoviejo y fue organizado por el Grupo de Diálogo Rural de Ecuador (GDR – Ecuador), el  Gobierno Autónomo Descentralizado de Manabí (GAD-Manabí) y  el Consorcio de Gobiernos Autónomos  Provinciales del Ecuador (Congope).

“Agruparnos para buscar mejores oportunidades y así salir adelante con nuestros negocios y mejorar nuestras vidas”, fue lo que motivó a Diego Loaiza, emprendedor cafetalero de la provincia de Manabí a responder al llamado que se realizó para la conformación de este colectivo, que si bien es cierto acaba de ver la luz, es el fruto de un proceso que se inició el año pasado.

La Red Jóvenes Emprendedores Rurales se enmarca en la agenda de trabajo del GDR – Ecuador. “Esta iniciativa de Rimisp – Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, ha enfocado su agenda de trabajo con la juventud rural ecuatoriana y ha identificado, junto con los propios jóvenes dos temas  prioritarios e interconectados: la educación técnica y los emprendimientos de jóvenes rurales, como aspectos en los que se demanda mayor atención”, señala, Ney Barrionuevo, director técnico del GDR.

En diciembre de 2017, unos 70 jóvenes emprendedores, provenientes de la Costa, la Sierra y la Amazonia del país, asistieron a un taller previo, que fue organizado con el apoyo del Congope, manifestaron la necesidad de formar un espacio en el que se resolvieran sus principales obstáculos.  Entre los nudos detectados se mencionaron el acceso al financiamiento y a los mercados; tramitología burocrática y una débil asociatividad de los jóvenes emprendedores rurales, a nivel local y nacional, entre otras.

En esa línea, Ana Velásquez, secretaria de la Asociación de Productores Audiovisuales Kichwas (APAK), joven emprendedora de la ciudad de Otavalo, señaló que la falta de intercambio de experiencias y conocimientos entre los jóvenes de diversos rincones del Ecuador, es una de las principales debilidades a las que se enfrentan como emprendedores. Resaltó que al ser parte de una red de jóvenes emprendedores rurales, se visibilizarían los diversos emprendimientos que han nacido en el campo. “Esos espacios son positivos porque tejen vínculos entre lo urbano y lo rural y demuestran que los jóvenes en el campo estamos generando economía y desarrollo”, dijo.

Entre las resoluciones que se adoptaron tras primer encuentro se decidió la construcción de un colectivo en que el se pudieran buscar las herramientas y los vínculos para resolver estos problemas. “El proceso de constitución de la Red ha venido madurando desde entonces y se han ubicado y categorizado a diferentes jóvenes en emprendimientos agrícolas y ganaderos, de procesamiento de alimentos; turismo y gastronomía y de diversos servicios en la ruralidad, para que sean parte de la Renajer”, señala el Secretario Técnico del GDR –Ecuador.

Finalmente, en junio pasado y tras varios meses de búsqueda de los actores que formarían parte de esta naciente Red, así como de las instituciones, organizaciones e iniciativas que podrían sumarse a este esfuerzo, el GDR convocó a una jornada de trabajo fructífera y participativa, en la que los mismos jóvenes expresaron sus aspiraciones y los aspectos en los que esperan que la Renajer se enfoque. Por ejemplo Alexandra Toapanta, emprendedora de las Canastas Agroecológicas de la provincia de Pichincha, señaló que frente a los problemas de comercialización, la Red podría crear un sello propio, que la identifique y facilite la colocación de los productos, “garantizando calidad”.

De su lado Alexis Criollo, dedicado a la actividad turística en la provincia de Imbabura, indicó que este espacio “debe lograr un adecuado nivel de articulación institucional, para que todos los esfuerzos y las iniciativas que se están realizando a favor de los jóvenes, puedan beneficiarnos integralmente”.

La actividad fue intensa, ya que contó con los aportes de los diferentes delegados que llegaron desde las provincias de Esmeraldas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Tungurahua, Pichincha, El Oro, Los Ríos, Imbabura, Chimborazo, Carchi, Zamora Chinchipe, Pastaza, Bolívar, Loja, Napo, Guayas y la provincia anfitriona Manabí.

Durante la etapa de mesas de trabajo, los jóvenes establecieron algunas  futuras actividades, que se enmarcan en cuatro objetivos: Representación e Incidencia, Capacitación, Articulación a mercados, Intercambio de aprendizajes y comunicación. Entro lo propuesto por los participantes se destacan, el establecimiento de mesas de diálogo con tomadores de decisión públicos del gobierno central y gobiernos sub-nacionales para mejores políticas de apoyo a los emprendedores;  el acercamiento a aliados de la Red para acceder a capacitación y asistencia técnica. Así también, la organización de una feria nacional de jóvenes emprendedores rurales y el establecimiento de un plan de comunicación, una página web, plataforma de información, difusión en redes sociales y diseño de un logo, entre otros planteamientos.

Renajer cuenta ya con su slogan: “Tejiendo identidad”, que fue seleccionado por los jóvenes, quienes también escogieron a la directiva, que quedó conformada por, Diego Loaiza como coordinador general, y Teresa Quizhpe, vice-coordinadora. A ellos se unen Alexandra Toapanta, Amalia Núñez, William Torres y Ángel Catucuamba en la coordinación de los emprendimientos Agropecuarios.

Víctor Espinoza y Édgar Abalco, coordinarán los emprendimientos de productos procesados, mientras que Alexis Criollo y José Echeverría, se encargarán de la coordinación de los emprendimientos turísticos. María Fernanda Yánez e Irvin Burbano, en los emprendimientos de servicios.

Para la vice-coordinadora, Teresa Quizhpe, de la provincia de Loja, su designación dentro de la directiva de la Red es una gran responsabilidad, “pero también un reto, que lo asumo con alegría, creo que podemos recuperar una de nuestras tradiciones más importantes, la minga y así de forma colectiva entre todos poner las manos para trabajar por todos”.

Para el coordinador adjunto de la iniciativa impulsada por Rimisp y apoyada por FIDA, Juan Fernández, ante la ausencia previa de una organización representativa de jóvenes rurales en el Ecuador, la conformación de Renajer “es un logro y una muy buena noticia, pues va en la senda de articular y dar visibilidad a un actor poco presente en el debate político y en las intervenciones de política pública: los jóvenes rurales. Creemos que si se articulan y organizan, pueden expresar de manera más potente sus necesidades, aspiraciones y también sus propuestas”. 

Recuerda que uno de los aspectos centrales de los GDR es promover el diálogo plural e inclusivo entre distintos actores, con la presencia de quienes son los sujetos de los procesos que apoya Rimisp (organizaciones de agricultores familiares, mujeres rurales, etc.) “y en este proyecto, que tiene por foco las juventudes rurales, es importante dar voz y hacer parte a los jóvenes rurales del diálogo de políticas, sumándolos al Grupo de Diálogo”, afirma.

En estos días, los integrantes de la directiva se reunirán en Quito y definirán los objetivos y actividades del Plan de Trabajo de Renajer, así como los próximos pasos a seguir en los meses venideros.