Imprimir

Noticias

Mujeres y Territorios

La investigación al servicio del ejercicio de derechos

31 enero, 2019

La evidencia acumulada por Rimisp da cuenta que en los territorios rurales de la región coexisten distintos sistemas de exclusión, donde la intersección del género, la etnicidad, la edad y el territorio, profundizan la marginación de algunas mujeres frente a otras.


Las experiencias de desigualdad que viven las mujeres son heterogéneas y varían según los distintos contextos territoriales en que los que nacen. En Latinoamérica, actualmente se superponen brechas de género en relación a los territorios, que establecen mayores barreras para el pleno ejercicio de los derechos de las mujeres.

La evidencia acumulada por Rimisp da cuenta de aquello, demostrando que en los territorios rurales de la región coexisten distintos sistemas de exclusión, donde la intersección del género, la etnicidad, la edad y el territorio, profundizan la marginación de algunas mujeres frente a otras.

“Al instalar este tema, lo que buscamos es contribuir a reducir las brechas, barreras e inequidades de género que enfrentan las mujeres rurales en materia de autonomía económica y en la toma de decisiones, favoreciendo el ejercicio pleno de los derechos de las mujeres, independiente del lugar donde viven”, explica María Ignacia Fernández, directora ejecutiva de Rimisp.

Según el diagnóstico de la organización, las políticas de desarrollo rural no consideran las exclusiones históricas que enfrentan las mujeres de estos territorios y las políticas de equidad de género no consideran la diversidad de mujeres que habitan los territorios nacionales y los múltiples obstáculos que enfrentan.

Esto, sin duda, tiene como consecuencia, pues las estrategias desplegadas no son efectivas para enfrentar las evidentes brechas de género de los territorios rurales.

“Nuestra apuesta es mirar las restricciones que sufren las mujeres rurales. Si bien aún hay no hay un programa ancla para abordar todas las demandas, ya contamos con el Observatorio de Género, y con enfoques claros en esta línea, en el tema de Jóvenes y Territorios, por ejemplo, o en Chile, en las Mesas de Lideresas Indígenas”, concluye Fernández.

Un Observatorio para analizar brechas de género

Celeste Molina, Subdirectora para Centroamérica de la Oficina México y Centroamérica, explica que en este tema, las acciones emprendidas por Rimisp contribuyen a dos objetivos específicos: “Construir y fortalecer alianzas con instituciones públicas y organizaciones de la sociedad civil, orientadas a visibilizar la relevancia del enfoque territorial para la superación efectiva de brechas de género, a través del posicionamiento del Observatorio de Género Mujeres y Territorios como plataforma de difusión de conocimiento, diálogo e intercambio,y a incidir en la incorporación de los enfoques de género y territorial en las políticas y programas públicos”.

Claro está, que las mujeres rurales enfrentan brechas respecto a las mujeres urbanas en la gran mayoría de los indicadores relativos a la autonomía económica y a la toma de decisiones. Además, las brechas entre hombres y mujeres son mayores en los territorios rurales que en los urbanos.

Según Rimisp, las brechas de género dan cuenta de las diferencias entre hombres y mujeres, en su acceso a recursos, derechos y oportunidades. Y como herramienta analítica, reflejan la posición relativa de hombres y mujeres respecto a algún indicador. 

Y si a esto se suma en analísis sobre las diferencias entre mujeres con características sociodemográficas e identitarias diferentes, en su acceso a recursos, derechos y oportunidades, que responden a una discriminación basada en otros constructos socio-culturales como la etnicidad, ciclo vital, territorio, clase, entre otras, se profundizan aún más la experiencia de exclusión basada en el género.

Y justamente, para abordar integralmente esta materia, este 2018 nació una de las plataformas clave de Rimisp para el posicionamiento del tema, se trata del ya mencionado Observatorio de Género Mujeres y Territorios, espacio virtual que recoge información estadística producida por  países de la región y la desagrega por sexo, territorio, etnicidad y grupo etario, lo cual permite analizar brechas inter género -entre hombres y mujeres de distintos grupos poblacionales- así como intra género -diferencias entre mujeres de distintos grupos poblacionales-. A su vez, permite comparar las brechas de género e identificar como se amplían o reducen al conjugarse con otras marcas de exclusión.

El Observatorio de Género Mujeres y Territorios busca develar las amplias desigualdades que enfrentan distintos grupos de mujeres de la población Latinoamericana, 

Esta primera etapa del Observatorio pone el foco de análisis en las brechas y desigualdades de género en el ámbito de la Autonomía Económica, que involucra aspectos tales como la participación en los mercados laborales; el acceso y control sobre activos; la economía de los cuidados y el uso del tiempo.

A través de este Observatorio, Rimisp busca contribuir al análisis de las desigualdades de género para apoyar el diseño de políticas públicas que promuevan el logro de la equidad de género y la equidad territorial.