Imprimir

Noticias

México

Impulsar producción de pequeña escala plantea dilemas

27 noviembre, 2018

Héctor Robles, en seminario de la UNAM, describe la importancia de apoyar a los productores de pequeña escala y los retos que implica.


Siete de cada diez productores agrícolas en México tienen predios de menos de cinco hectáreas y nueve de cada diez están por debajo de las 20 hectáreas, lo que demuestra el predominio de los productores de pequeña escala, aun cuando la política sectorial se haya volcado en las tres décadas recientes a fortalecer a los productores grandes, y solo brindó atención a los pequeños por medio de la política social concibiéndolos como población pobre.

Héctor Robles, investigador asociado de Rimisp, hizo este planteamiento durante el foro “Repartición de tierras y deterioro de suelos. ¿Cómo construir la soberanía alimentaria?”, realizado el 14 de noviembre por el Seminario Universitario de Sociedad, Medio Ambiente e Instituciones (SUSMAI), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El gobierno federal entrante –dijo– ha determinado un cambio de dirección y ha decidido impulsar a los pequeños productores, lo cual plantea cuatro dilemas: ¿la pequeña propiedad tiene que ser productiva o no?; ¿están los campesinos dispuestos a innovar en sus procesos productivos?, ¿pueden ellos garantizar la alimentación de los mexicanos’, y ¿están dispuestos a organizarse?

“Dependiendo de cómo resolvamos estos cuatro dilemas van a ser importantes las decisiones de política pública”, afirmó Robles en el foro, donde también participaron Helena Cotler Ávalos, investigadora de la UNAM, especialista en suelos y manejo de cuencas hídricas, y Elena Lazos Chavero, investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM y especialista en soberanía alimentaria y agrobiodiversidad.

Héctor Robles explicó que, en México, 190.3 millones de hectáreas (95% del territorio nacional) son tierra agrícola, pecuaria y forestal. De ellas, 82.6 millones corresponden a núcleos ejidales, 17.3 millones son de propiedad comunal y 78.1 millones son de propiedad privada.

Recordó que la reforma al artículo 27 constitucional de 1992, sobre tenencia de la tierra, frenó el reparto agrario, pero en los hechos, desde los propios campesinos, éste ha seguido y el número de propietarios de la tierra se ha elevado en 2 millones respecto de los 3.5 millones de ejidatarios y comuneros y el millón 600 mil propietarios privados que había en 1992. Se ha fraccionado la tierra aún más, y el tipo de tenencia de hasta cinco hectáreas por productor es el que más ha crecido; históricamente. Entre 1930 y 2010 aumentó en 709%, al pasar de 332 mil unidades de producción de ese tamaño a 2.6 millones.

Asimismo, dijo, han surgido circunstancias que complican la gobernanza dentro de los núcleos campesinos. Por ejemplo, antes había un equilibrio en el número de hectáreas de cultivo que poseía cada miembro de un núcleo ejidal, la calidad de su tierra era similar y todos tenían derecho a las tierras de uso común y a un solar urbano. Ahora eso se modificó; hay ejidatarios con tamaños diferentes de tierra; algunos con solar y otros sin él y/o con o sin acceso a tierras de uso común. “Hay nuevos sujetos posesionarios que tienen tierra pero no derecho a voto en las asambleas, en algunas participan con voz pero no con voto”. Eso deja a los que no tienen voto al margen de las decisiones de los núcleos, pero si se les reconoce derechos, surge el riesgo de desbalance en los equilibrios del poder, comentó.

Héctor Robles destacó la necesidad de cambiar la percepción de que la pequeña propiedad es disfuncional y no tiene futuro, la cual está instalada en la mente de muchos, incluidos funcionarios de áreas sociales del gobierno”.

También resaltó la importancia de enfocar el presupuesto federal no a apoyos privados, como ha sido hasta ahora, sino a bienes públicos como infraestructura, caminos, investigación, innovación tecnológica, organización económica, etcétera; asimismo, a considerar en el presupuesto el predominio de los recursos forestales, para impulsar su desarrollo. Y resaltó que la agenda de política pública debe revalorar lo rural. “Si bien la mayoría de la población vive en grandes ciudades, tenemos 800 municipios cuya población entera vive en comunidades de hasta dos mil 500 habitantes, y en mil 700 municipios, tres de cada cuatro personas viven en poblaciones menores a 15 mil habitantes. Entonces las soluciones que damos al país deberían ser distintas”.

Helena Cotler manifestó preocupación por la condición deteriorada de los suelos en el país, que repercute en menor productividad y calidad disminuida de los alimentos. Mencionó que sobre todo en el norte, en la agricultura comercial, predomina el monocultivo, con semillas híbridas y algunas transgénicas y el uso intensivo de pesticidas que contaminan los suelos. Destacó que en el país están autorizados 183 ingredientes activos de plaguicidas (prohibidos en otros países) que son altamente peligrosos y casi la mitad tienen una toxicidad muy alta en abejas y edafofauna (comunidad biológica que vive en el suelo). En la agricultura tradicional, de pequeños y medianos productores, ocurre que luego de la cosecha, los suelos quedan desnudos y sujetos erosión hídrica y eólico (dado que se recoge el rastrojo para darlo como alimento a ganado) y eso los hace muy vulnerables ante los eventos de sequía, además de que disminuye su productividad.

Elena Lazos, destacó que hay una “gran fractura agroalimentaria”, que ocurrió en el momento en que las familias campesinas perdieron la posibilidad para alimentarse a sí mismas y comenzaron su dependencia de la alimentos industrializados. Recordó cómo las importaciones de maíz (el principal básico de México) crecieron en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), de 253 mil toneladas en 1993 a 11 millones 851 mil en 2015, e hizo un recuento de políticas y decisiones en los ámbito agrícola y alimentario, que han fomentado la demanda y consumo de alimentos procesados y han desestimulado la producción campesina.

El foro está disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=X7NhVIMI1lM