Imprimir

Inclusión Social y Desarrollo

Grupo de Diálogo Rural

GRD México, un balance positivo de inclusión social y desarrollo

26 diciembre, 2019

Las juventudes rurales son el grupo del país que más dificultades presenta en términos de inclusión económica, social y educativa. Por esta razón, el GDR 2019 puso todos sus incentivos para poder contribuir en disminuir estas brechas y colaborar con el diseño de políticas públicas dirigidas a aquellos jóvenes.


A pesar de las dificultades producto de la coyuntura política y social por la que atraviesa el país, el Grupo de Diálogo Rural (GDR) cumplió con sus principales propósitos este 2019, en función de visualizar las situaciones que aquejan a las comunidades rurales del país.  

En palabras de Perla Legorreta, secretaria técnica alterna del Grupo, “se logró un mayor acercamiento con la juventud rural, quienes son el foco del trabajo que realiza el GDR-México ya que creemos en que son el grupo joven del país que más dificultades presenta en términos de inclusión económica, social y educativa, por ello promover su inclusión económica y social, permitiría mejorar sus condiciones de vida y ampliar su acceso a oportunidades de desarrollo. Para ello, a través del mejoramiento de su caracterización se facilita el diseño de políticas públicas más pertinentes para los distintos subgrupos, lo que contribuiría a disminuir la migración del ámbito rural al urbano, como también a reducir su participación en actividades criminales.”

Además, este año se estableció y robusteció un diálogo más cercano con cada uno de los miembros del GDR para conocer sus expectativas sobre su participación, tal como nos señala a modo de ejemplo, Mariana Becerra Pérez, Investigadora Centro de Estudios Espinosa Yglesias “A partir del GDR, hemos podido escuchar directamente las necesidades de los representantes campesinos, así como también aprender sobre el desarrollo rural y cómo cada uno de los miembros del grupo podemos aportar de alguna manera en mejorar la situación de estas comunidades”.

Junto con ello, se generó una mayor conexión con actores provenientes de la sociedad civil lo que favoreció la pluralidad del Grupo, al contar con la incorporación de nuevas organizaciones que fueron clave para el desarrollo del proyecto, ante la transición hacia una nueva administración que complejizó el escenario para establecer vínculos con actores de la esfera gubernamental. 

Representantes de la Cooperativa Agropecuaria Tosepan, Ashoka y Ollin – Jóvenes en movimiento, ampliaron la perspectiva de discusión del Grupo de Diálogo Rural; así mismo, la participación de miembros como la Ibero, el CEEY y Acción Ciudadana frente a la Pobreza, que han acompañado el desarrollo de esta fase del GDR desde su inicio en 2016, mantuvieron su aporte fundamental al trabajo de Grupo.

Como resultado del diagnóstico del país y de las acciones desarrolladas, el GDR- México identificó una serie de características que se consideran clave para el diseño de una política pública dirigida a jóvenes.

 

Principales logros este 2019

Estos aprendizajes se resumen en dos policy briefs que confrontan temas clave de las acciones dirigidas a la juventud rural en el país. El primero de ellos, “Mecanismos para promover la participación de los jóvenes en el proceso de políticas públicas”  y el segundo “Desafíos de coordinación: el caso del programa Sembrando vida” que acá compartimos.

Otra gran iniciativa fundamental en que participó el GDR México en 2019 fue la “Caravana de jóvenes”, una instancia que permitió conocer de forma más cercana las percepciones de este sector de la población sobre su inclusión en el proceso de políticas públicas.

 “La idea principal era que nos vean como un grupo organizado, juventudes rurales organizadas que no estamos conformes en cómo nos miran desde la política pública. No estamos contemplados como sujetos de las políticas destinadas a las zonas rurales del país y eso repercute en la forma en que tenemos oportunidades para seguir en nuestras comunidades”, señala Yolotzin Zamora, gestora intercultural coordinadora de la Caravana.

Si bien los objetivos fueron alcanzados, el propósito es seguir trabajando por reconocer la heterogeneidad existente en los jóvenes mexicanos, promover un enfoque territorial en el diseño de políticas dirigidas a jóvenes rurales e invertir en el desarrollo de competencias para este mismo grupo.