Imprimir

Inclusión Social y Desarrollo

GDR El Salvador

GDR se consolida como un actor clave en materia de género y seguridad alimentaria

22 junio, 2016

El trabajo conjunto que ha llevado a cabo el GDR el Salvador con la Alianza de Mujeres Cooperativistas, tuvo como resultado la firma, este 2016, de un Acuerdo Político Intersectorial para impulsar reformas al Marco Regulatorio y la Ley General de Asociaciones Cooperativas que incorporaran el enfoque de igualdad de derechos.


El trabajo conjunto que ha llevado a cabo el GDR el Salvador con la Alianza de Mujeres Cooperativistas, tuvo como resultado la firma, este 2016, de un Acuerdo Político Intersectorial para impulsar reformas al Marco Regulatorio y la Ley General de Asociaciones Cooperativas que incorporaran el enfoque de igualdad de derechos.

Las acciones surgieron en continuidad al esfuerzo realizado en 2015, tras una Consulta Territorial a Mujeres Cooperativistas para incorporar el enfoque de género a la Propuesta de Reformas a la Ley General de Asociaciones Cooperativas (LGAC). El estudio permitió sistematizar testimonios de mujeres excluidas de los cuerpos directivos de sus cooperativas y son la evidencia de la necesidad de actualizar las leyes cooperativas, que carecen del enfoque de género e igualdad de derechos.

En este contexto, durante 2016 se persiguió la firma de un “Acuerdo Político Intersectorial” que actualmente busca su aprobación en la Asamblea Legislativa. Este acuerdo, además, abre una oportunidad para reunificar al sector cooperativo  que se encuentra fragmentado y disperso, con el riesgo latente de su desnaturalización debido a iniciativas emergentes impulsadas desde la lógica del libre mercado.

Otro logro importante es el trabajo que el GDR está adelantando en el marco de la Política de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SAN). El Grupo está encargado de elaborar la ruta metodológica para su actualización. La actual política SAN se estructura en ocho líneas estratégicas orientadas a la intervención en aspectos que van desde la producción hasta mejorar condiciones de saneamiento e inocuidad de los alimentos. Estas estrategias también incluyen acciones que tienen que ver con el desarrollo institucional en los ámbitos municipal, departamental y nacional, las cuales deberán expresarse en planes territoriales de seguridad alimentaria y nutricional, establecer alianzas estratégicas (incluyendo al sector privado y a la cooperación internacional) y promover la participación comunitaria y ciudadana.