Imprimir

Inclusión Social y Desarrollo

Nuevo policy brief

GDR-México trabaja en promover la participación de jóvenes en el proceso de políticas públicas

25 julio, 2019

En sintonía con el último informe FIDA sobre las oportunidades para jóvenes rurales, el Grupo de Diálogo Rural – México ha avanzado en su trabajo en la promoción de la participación social y política de la juventud, junto a la entrega de recomendaciones para tomadores de decisión a través de un nuevo policy brief.


Los jóvenes rurales en México tienen una percepción generalizada de ser excluidos de las decisiones que los afectan de manera directa, tienen poco conocimiento sobre los procesos de interacción con el gobierno y de políticas públicas, aunque tienen mucho interés en conocer sobre lo que ocurre en cada etapa y la forma en que se toman las decisiones.

Esas fueron parte de las conclusiones de un conversatorio que se llevó a cabo el 26 de mayo en Yucatán, como evento final de la Caravana de Jóvenes y en el que participó el Grupo de Diálogo Rural (GDR) México.

El GDR acaba de publicar un nuevo policy brief que da cuenta de esta experiencia y otras, junto a recomendaciones de elaboración de políticas para promover la participación de los jóvenes en el proceso de construcción de políticas públicas.

Según explica Perla Legorreta, secretaria técnica del GDR-México, “la evidencia ha mostrado que la participación se asocia en gran medida con la participación electoral; sin embargo, las experiencias discutidas en el marco del GDR han permitido observar que existe un gran interés por parte de los jóvenes por participar en el proceso de políticas públicas, en particular, en lo que se refiere a que sus necesidades sean consideradas para la caracterización de los problemas públicos y el diseño de las soluciones que se planteen”.

El policy brief elaborado por el GDR da cuenta de que los mecanismos de participación de los jóvenes se han ampliado a modelos no convencionales, que trascienden la esfera netamente política y la conceptualización tradicional de ser solo receptores de bienes o servicios. El informe dice que no necesariamente son los mecanismos institucionales los de mayor efectividad en promover el involucramiento de la juventud.

El contexto mexicano, con situaciones de violencia y falta de oportunidades en el campo, hacen que la visibilización e incorporación de los y las jóvenes rurales en el debate sean cada vez más relevantes. Estos escenarios, dice Perla Legorreta, “afectan sus confianza en las instituciones públicos, es especia, en su capacidad para identificar y atender los problemas que afectan a la juventud”.

De ahí que el GDR-México, con sus dos objetivos de visibilizar e incorporar a los jóvenes rurales en el debate público y hacer propuestas a tomadores de decisión que mejoren las políticas que permitan la inclusión de jóvenes rurales, ha puesto énfasis en sumar a su red organizaciones que promuevan la participación social y política de los jóvenes. Esto, en línea con el último informe sobre el desarrollo rural de FIDA 2019, que habla de la importancia de promover la participación cívica y políticas, las aptitudes y educación y empoderamiento de los jóvenes, con el fin de mejorar su capacidad de acción en decisiones que redunden en mayores beneficios personales y su comunidad.

Para Perla Legorreta, para promover la participación de jóvenes rurales como agentes de cambio, se debe “partir de dotarles de capacidades para involucrarse de forma más activa en los procesos de políticas públicas y que esto les permita externar efectivamente las necesidades presentes en sus comunidades, así como participar en el diseño de soluciones para estos problemas. Promover el desarrollo de estas capacidades puede favorecer que los jóvenes rurales tengan más herramientas para participar en la discusión sobre los asuntos públicos, así como para valorar su efectividad”.

Revisa acá el policy brief del GDR-México, el que entrega una serie de recomendaciones a tomadores de decisiones para promover la participación de la juventud rural.