Imprimir

Noticias

Jóvenes y Territorios

GDR-Ecuador dialoga con autoridades de Agricultura y Educación en la búsqueda de mejores oportunidades para jóvenes rurales

11 marzo, 2019

Los integrantes de la Red Nacional de Jóvenes Emprendedores Rurales (Renajer) expresaron sus inquietudes y propuestas, durante el pasado encuentro del Grupo de Diálogo Rural de Ecuador (GDR-Ecuador). En este espacio se analizó la situación actual del país, con un enfoque en la realidad del agro.


La situación actual de la ruralidad en el Ecuador, los efectos que podría causar en la juventud del campo y las soluciones para lograr el desarrollo del sector fueron analizados en la más reciente reunión del Grupo de Diálogo Rural de Ecuador (GDR-Ecuador). El encuentro contó con la participación del ministro de Agricultura, Xavier Lazo, la subsecretaria de Educación Especializada e Inclusiva, Fernanda Yépez, representantes de los jóvenes rurales, la academia, los productores y la empresa privada.

Durante el espacio, los integrantes de la Red Nacional de Jóvenes Emprendedores Rurales (Renajer) expresaron su visión y sugerencias para mejorar su situación. En el debate se analizaron las posibilidades de reactivar los Planes de Mejora Competitiva de Cadenas, el Programa de Reconversión de Cultivos y Diversificación; el Piloto de Relación Colegio-Empresas en Territorio y un Encuentro Comercial de Jóvenes Emprendedores Rurales, como propuestas estratégicas para reactivar el agro.

El secretario técnico del GDR-Ecuador, Ney Barrionuevo, contextualizó el escenario actual del país, enfocando su análisis en la realidad de las zonas rurales. Detalló que en el Ecuador, el déficit fiscal se ha reducido y el Producto Interno Bruto (PIB) crece, sin embargo la deuda externa se ha incrementado en un 9%. “El desempleo y subempleo muestran un decrecimiento. Pero la verdad es que el 60% de los ecuatorianos no tiene un buen empleo o está desempleado. La crisis ha ocasionado que la pobreza a nivel nacional haya vuelto a crecer”, indicó.

La pobreza rural aumentó y llegó a ubicarse en el 43%, en 2018. Actualmente es 2,6 veces más alta que la pobreza urbana. La brecha de desigualdad rural-urbana de mantiene. “Eso afecta la actividad económica en los territorios rurales y a nivel nacional”, manifestó. En cuanto al impacto en los jóvenes rurales, los índices de desempleo y empleo inadecuado son significativamente más altos: el 75,4% de los jóvenes rurales cuentan con un empleo inadecuado y 10% está en el desempleo. Mientras que los jóvenes rurales, entre 15 y 17 años, que no trabajan y estudian alcanzan el 24,4% en las mujeres y 8,3% en los varones.

El ministro de Agricultura, Xavier Lazo, inició su intervención en el GDR, explicando que “el tema de la pobreza rural es un aspecto que no se ha podido solucionar, sobre todo por la mala política pública. Para salir de este problema hay que resolver problemas estructurales y coyunturales”.

Sobre la situación de la juventud rural ecuatoriana se mostró preocupado por la falta de un relevo generacional en el campo. Indicó que una solución a este problema es la visualización de una estrategia integral, que contemple el trabajo articulado entre el gobierno, el sector privado y los gremios.

Destacó la potencialidad de los jóvenes rurales. “Debemos revisar la malla curricular de los colegios agropecuarios si queremos asegurar el relevo generacional y motivar a los jóvenes para que se queden en el campo. Se deben crear escuelas agrícolas con impacto regional y escuelas agropecuarias de emprendimiento”, señaló.

El entusiasmo de los jóvenes emprendedores de la Renajer se evidenció en su diálogo con el ministro Lazo. De su lado, el coordinador de este colectivo indicó que “cuando hay crisis la creatividad se expande. Por ejemplo, en café, hay que aprovechar incluso los residuos para generar productos elaborados en base del café. Los jóvenes podemos aportar en la economía del país”, indicó. Así también, otros integrantes como el emprendedor turístico, Alexis Criollo, y los jóvenes productores agrícolas, Óscar Torres y Víctor Espinosa, expresaron la necesidad de generar vínculos con los potenciales mercados, por medio de ferias y ruedas de negocios, que permitan dar a conocer “la cantidad de innovaciones que han salido de las manos y las mentes de los jóvenes rurales”.

La temática de la educación más apropiada para el medio rural concentró también un gran interés durante el diálogo. La presencia de Fernanda Yépez, subsecretaria de Educación Especializada e Inclusiva del Ministerio de Educación del Ecuador fue básico para que los integrantes del GDR-Ecuador pudieran conocer los actuales planes de esta cartera de Estado, en lo referente al Bachillerato Técnico (BT).

La funcionario explicó que se espera revalorizar al BT en el Ecuador, ya que si bien es cierto, este existe, se han detectado algunas dificultades como la falta de una infraestructura y equipamientos necesarios, para que se desarrollo de la mejor manera. “La política pública no se hace en el escritorio, es en el territorio en donde pasan las cosas. Por ello estamos planteando hacer una minga por el Bachillerato Técnico”, dijo.

Proyectos relacionados

Jóvenes rurales y territorios: Una estrategia de diálogo de políticas

GDR-Ecuador