Imprimir

Noticias

Chile

“Estamos trabajando para comprender a las mujeres indígenas rurales como sujetos de derechos”

7 noviembre, 2018

Fabiola Leiva, investigadora principal de Rimisp, dijo que para contribuir a la formulación de estrategias institucionales y territoriales, toda agenda de desarrollo rural que confluya con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), requiere reconocer y articular el empoderamiento y participación directa de las mujeres.


Ya en 2015, el Informe Latinoamericano de Pobreza y Desigualdad de Rimisp hablaba sobre una peor situación relativa, de las mujeres rurales e indígenas, respecto a sus pares urbanas, y sobre cómo las posibilidades de asegurar la autonomía económica de las mujeres se distribuyen de manera desigual entre los distintos territorios al interior de los países de la región, situación que no solo las afecta directamente a su calidad de vida, sino que también a los procesos de desarrollo de los países.

Con la atención puesta en estos temas, Rimisp continúa desarrollando una agenda con especial énfasis en mas mujeres rurales, reconociendo la particularidad, de las que además, son indígenas. Y en este ámbito, hoy despliega proyectos regionales que buscan contribuir a la formulación de estrategias institucionales y territoriales para articular el empoderamiento y participación directa de las mujeres

Y para conocer más detalles de esta etapa, conversamos con Fabiola Leiva, investigadora principal de Rimisp, quien desde Chile lidera el entramado de proyectos que hoy proponen la investigación aplicada y el ejercicio sistemático de procesos de diálogo para la incidencia, contemplando las demandas de género y etnicidad que hoy emergen en a región

¿Qué importancia tienen en la agenda de Rimisp las mujeres indígenas rurales? ¿Cómo dialoga con la Agenda de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas? 

Cuando aspiramos a que todas las personas tengan las mismas oportunidades de participar de un desarrollo justo, sostenible e inclusivo, el foco en las más excluidas, como es el caso de las mujeres, rurales e indígenas, es uno de nuestros mayores desafíos. Las mujeres indígenas rurales no solamente han sido las más discriminadas y excluidas del ejercicio de los derechos, sino que también son quienes, vemos día a día, en los territorios en el liderazgo de procesos transformadores para un bienestar colectivo de muchas comunidades y territorios.

Toda agenda de desarrollo rural hoy, que confluya con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), requiere reconocer y articular el empoderamiento y participación directa de las mujeres.

¿Qué proyectos tienen el foco en ellas y en qué etapa se encuentran? 

Actualmente, estamos trabajando en diversos ámbitos, para comprender a las mujeres indígenas rurales como sujetos de derechos y contribuir a la formulación de estrategias institucionales y territoriales. Por ejemplo, en Colombia el fortalecimiento del rol de las mujeres rurales y sus organizaciones en los procesos de participación para la planeación territorial definidos en los Acuerdos de Paz ha sido relevante, integrando metodologías para la incidencia y escalamiento en los los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), en Chile, por su parte, venimos trabajando desde 2017 en el acompañamiento de un proceso de empoderamiento de las mujeres indígenas de todos los pueblos que ha levantado una agenda de desarrollo en voz de las propias lideresas. Ello, acompañado por el Observatorio Mujeres y Territorios que busca contribuir al análisis de las desigualdades de género para apoyar el diseño de políticas públicas que promuevan el logro de la equidad de género y la equidad territorial.

 

A nivel regional, ¿cómo observas el escenario actual de las mujeres rurales? ¿Cuáles consideras que son sus principales desafíos? 

Las diversas realidades de la región y las evidencias muestran que las experiencias de desigualdad que viven las mujeres son heterogéneas entre los territorios de América Latina, en el caso de las mujeres indígenas rurales no solo respecto de sus pares urbanas sino también entre mujeres de diversos pueblos. Pero en este escenario heterogéno, muchas veces complejo de analizar, existen desafíos compartidos por muchos sectores, que confluyen en la necesidad de fortalecer el empoderamiento de las mujeres indígenas y para ello muchas agendas están concentradas en la participación política y social de las mujeres; la autonomía económica y el acceso a activos –la tierra entre los más importantes- ; la atención a la violencia individual, comunitaria y territorial y la capacidad de organización y visibilidad. Lo anterior interpelando una agenda de acción pública que integre las demandas de género y etnicidad. 

Se aproxima el 2do encuentro nacional de mujeres indígenas en Chile. Durante este año , ¿qué avances han surgido de las mesas de trabajo?

Luego de la instalación de la Mesa Permanente de Lideresas Indígenas durante 2017, conformada por representantes de todos los pueblos indígenas del país, y el desarrollo del 1er Encuentro Nacional se levantó una Agenda de corto, mediano y largo plazo en torno al rol de la mujer indígena en espacios de participación política, como así también en estrategias de acción económico productiva, sociocultural, ambiental y otras. Durante el año, de la mano de la esta agenda se han instalado diversas instancias regionales y locales que han congregado a otras mujeres indígenas rurales y urbanas para el conocimiento y apropiación de una agenda país compartida. Se está trabajando especialmente para fortalecer la incidencia de la agenda en las políticas públicas instalando la preguntas y demandas por el cruce de pertinencia de género, cultural y étnica; como también se trabaja en la primera representación de esta Mesa Primer Encuentro Indígena de las Américas para el Foro Permanente de las Naciones Unidas (UNPFII) de la mano de Onu Mujeres Chile, que busca fortalecer a las redes y organizaciones indígenas en el conocimiento y manejo del mecanismo del Foro para una participación articulada e informada, contribuyendo al diálogo propositivo con los Estados y el Sistema de las Naciones Unidas.

¿Cómo se ha diseñado este próximo encuentro? ¿Con qué objetivos? 

El proximo 12 , 13 y 14 de noviembre se realiza el 2do Encuentro Nacional de Lideresas Indígenas  que busca fortalecer el posicionamiento y las estrategias de incidencia de la Agenda de Política para el Desarrollo de las Mujeres Indígenas en Chile, a través de espacios de debate e intercambio de experiencias entre lideresas nacionales e internacionales.

Se desarrollarán tres días de trabajo, como espacio de encuentro nacional de las lideresas indígenas de Chile y confluencia con otros actores póliticos y claves para el desarrollo de las mujeres como entidades públicas de género, cultura, desarrollo rural, económico, ambiental y energético. Este año se profundizará en los ámbitos de participación política de las mujeres, diversidad cultural y pertinencia de políticas públicas y empoderamiento económico de las mujeres indígenas y desarrollo territorial, en diálogo con la agenda internacional, y asimismo se seguirá trabajando en mesas de trabajo para fortalecer la incidencia de la Agenda de Política según los ámbitos de trabajo. 

En resumen ¿Cómo Rimisp está aportando a generar evidencia e incidir en este tema ante los tomadores de decisiones? 

La investigación aplicada y el ejercicio sistemático de propiciar procesos de diálogo para la incidencia es parte de los ejes centrales de Rimisp, desde ello esperamos contribuir a fortalecer la agenda de desarrollo de las mujeres indígenas, articulando sus demandas con la agenda de la política pública actual, que entre otros temas vuelve a poner en debate, el proyecto de ley que crea el Ministerio y Consejo de los Pueblos Originarios, pero en ello no olvidamos el rol clave de las mujeres y estamos impulsando acciones para su empoderamiento y visibilidad.