Imprimir

Desarrollo con Cohesión Territorial

Territorios Productivos

En taller internacional de Prospera, investigador principal de Rimisp abordó inclusión productiva en comunidades rurales

23 septiembre, 2015

El objetivo de la cita era “identificar los elementos básicos y relevantes para diseñar una estrategia de evaluación, seguimiento y monitoreo de las intervenciones destinadas a la población, para su inclusión productiva, laboral y financiera”, aseguró Paula Hernández, Coordinadora Nacional de Prospera.


Rimisp. MÉXICO. El Programa de Inclusión Social del gobierno de México, Prospera, invitó a Julio Berdegué, investigador principal de Rimisp-Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, a exponer en el encuentro “Estrategia de Monitoreo y Evaluación de los Componentes de Inclusión Productiva, Laboral y Financiera”.

Esta invitación se enmarca en la fructífera agenda de asistencia técnica que Rimisp ha desarrollado en México durante los últimos años, cuyo principal resultado consiste en el diseño y puesta en marcha del Programa Territorios Productivos, pieza clave de la estrategia de Prospera para avanzar en la inclusión productiva de la población usuaria de programas de transferencias condicionadas.

El objetivo de la cita era “identificar los elementos básicos y relevantes para diseñar una estrategia de evaluación, seguimiento y monitoreo de las intervenciones destinadas a la población, para su inclusión productiva, laboral y financiera”, aseguró Paula Hernández, Coordinadora Nacional de Prospera.

En concreto, Berdegué participó en la sesión dedicada a inclusión productiva en comunidades rurales. En su presentación, abogó por desarrollar una política que promueva el acceso de las personas a oportunidades que fomenten el trabajo productivo, por cuanto contribuye significativamente al desarrollo social, reduce la pobreza rural y es esencial para el desarrollo económico. Explicó que este tipo de acciones cobran especial relevancia en México, cuya sociedad es altamente desigual y donde los altos niveles de exclusión productiva se convierten en un importante rasgo.

El coordinador del programa Cohesión Territorial para el Desarrollo (CTD) habló, además, sobre las dificultades que conlleva implementar este tipo de medidas, por la naturaleza del proyecto y la historia mexicana, la cual ha manifestado “éxitos notables, pero demasiados fracasos”. De hecho, el plan convencional llevado a cabo desde 1990 se ha orientado a aquellos individuos, empresas y lugares con ventajas comparativas en una economía de mercado, lo que ha provocado un estancamiento de la productividad y de la disminución de la pobreza rural.

Ante esta situación, aseguró que “México tiene que crear, más que recuperar, su estrategia de inclusión productiva rural. Desempolvar las viejas estrategias es un boleto directo al despeñadero”. El Doctor en Ciencias Sociales agregó que “el desafío principal es desactivar las inercias de las dependencias del gobierno, los agentes de desarrollo y las propias familias rurales en condición de pobreza”.

Para concluir, mostró el caso de Territorios Productivos, programa diseñado por Rimisp, entre otras instituciones, con el fin de reducir la pobreza rural a través del incremento de la productividad, la producción y los ingresos.

Junto a Berdegué se encontraban otros destacados expertos, entre ellos Joaquín Lozano (Director de la División de América Latina y el Caribe para el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, FIDA) y Héctor Manlio Peña (Director Ejecutivo de Promoción de Negocios con Intermediarios Financieros Rurales de la Financiera Nacional de Desarrollo, FND). John Scott, miembro del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), académico del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y estrecho colaborador del Programa de Cohesión Territorial de Rimisp, se encargó de moderar el panel.