Imprimir

Noticias

México

El GDR interactúa con gobierno entrante; AMLO apuesta por los jóvenes

17 octubre, 2018

El Secretario Técnico del GDR México afirma que este grupo está en condición de aportar elementos para fortalecer la política dirigida a la juventud que anunció en septiembre el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador. Aspiraciones e inserción laboral son los principales aspectos analizados por el GDR respecto de las y los jóvenes rurales en México.


Anuncios y declaraciones recientes del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en relación con los planes gubernamentales previstos para la juventud, abren la posibilidad de que el Grupo de Diálogo Rural México (GDR) aporte evidencia robusta para enriquecer este proceso, con la cual “contribuyamos a una mejor política dirigida a los jóvenes, en particular a los rurales”, afirmó Isidro Soloaga, Secretario Técnico del Grupo.

“Los planteamientos del gobierno entrante son esperanzadores y nos hacen creer que podríamos proveer elementos. Hemos tenido contacto con parte del equipo de AMLO que ocupará puestos de responsabilidad relacionados con la juventud y les hemos compartido avances del diagnóstico que está construyendo el GDR sobre la juventud rural, además de que les haremos llegar una nota de política específica sobre las juventudes rurales”, señaló.

López Obrador y quien será su Secretaria del Trabajo y Previsión Social (STyPS), Luisa María Alcalde Luján, dieron a conocer el pasado 13 de septiembre, el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, el cual busca generar oportunidades de desarrollo para dos millones 600 mil jóvenes de 18 a 29 años que no estudian ni trabajan y que concluyeron el bachillerato. El programa, con una inversión de 110 mil millones de pesos (5 mil 851 millones de dólares), incorporará la participación de los sectores público, privado y social.

Jóvenes Construyendo el Futuro –que iniciaría su operación el 1 de enero de 2019, un mes después de que AMLO asuma la Presidencia de la República– cuenta con dos ramas principales: por un lado, otorgará becas de 3 mil 600 pesos mensuales durante un año a 2 millones 300 mil jóvenes para que reciban capacitación en un centro de trabajo, bajo la coordinación de la STyPS. Estos jóvenes trabajarán con tutores designados, en mayor medida por las empresas, aunque se prevé la participación del sector público y de organizaciones de la sociedad civil. Al finalizar la capacitación, los jóvenes obtendrán una certificación y las empresas que participen recibirán de la STyPS un distintivo que las acreditará como empresas con compromiso social. La otra rama del programa consistirá en becas de 2 mil 400 pesos al mes para 300 mil jóvenes que hayan terminado el bachillerato, con la intención de que este apoyo les permita continuar con su educación universitaria, esto implementado por la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Asimismo, Jóvenes Construyendo Futuro se subdivide en seis componentes. Uno es Jóvenes Reconstruyendo el Campo, enfocado en quienes viven en zonas rurales o quieren incorporarse a este ámbito porque estudiaron algo relacionado. En este componente se concentra el grupo más grande a apoyar: un millón de personas por año.

Isidro Soloaga, director de la Cátedra de Investigación de Dinámicas Territoriales y Bienestar de la IBERO, profesor del Departamento de Economía de la IBERO e investigador asociado de Rimisp, destacó la relevancia que el próximo gobierno le está dando a la juventud, pues en ella está implícito el propósito de lograr la pacificación del país y de reforzar la economía con los jóvenes como protagonistas.

El GDR en México –igual que ocurre con sus pares de Colombia, Ecuador y Perú– tiene a la juventud rural como tema principal de deliberación. El diálogo y el diagnóstico que realiza se centran específicamente en los jóvenes rurales (cuatro de cada diez del país) e identifican, entre otras cosas, 1) que el 60% de estos jóvenes viven en condición de pobreza y 20% en pobreza extrema; 2) que su inserción laboral ocurre a edad más temprana que en sus pares urbanos, y 3) que la proporción de jóvenes no-conectadas/os (no asisten a la escuela y no indican estar trabajando en tareas remuneradas) es mayor en áreas rurales (28%) que en áreas urbanas (20%), diferencia que se agranda al contrastar las jóvenes rurales (45% no-conectadas) con las urbanas (29% no-conectadas).

Otro insumo con que cuenta el GDR es la encuesta piloto que realizó en agosto pasado a jóvenes de comunidades rurales de los estados de Guanajuato, Hidalgo, Oaxaca y el Estado de México. “La encuesta piloto recaba voces y confirma la sospecha que teníamos de que los jóvenes están desilusionados del Estado. Estamos planeando una nueva encuesta, que abarcaría más estados, para conocer más de cerca las condiciones, aspiraciones y razones de inserción laboral de los jóvenes”, señaló Soloaga.

Un resumen de los resultados de la encuesta piloto muestra, entre otras cosas, que: “En el tema aspiracional, los jóvenes entrevistados creen que tendrán mejores condiciones socioeconómicas en el futuro. Por un lado, la totalidad de los entrevistados se siente dentro de un nivel socioeconómico entre los cinco niveles más bajos. Sin embargo, ellos mismos se ven en un nivel mejor en un lapso de cinco años […] La principal narrativa sobre el empleo de los jóvenes entrevistados gira en torno a las dificultades territoriales de sus comunidades. Más del 60% de los entrevistados mencionaron que en sus lugares de origen se carece de las inversiones e infraestructura necesarias para el desarrollo de más y mejores actividades económicas. Por esta razón, el 80% de los entrevistados se ven desarrollándose profesionalmente fuera de sus lugares de origen. Cabe resaltar que más de la mitad de los entrevistados mencionó tener la disposición de trabajar colectivamente para el mejoramiento de sus comunidades y, con esto, mejorar las condiciones socioeconómicas de sus habitantes”.

Resalta que las declaraciones de AMLO sobre el programa para jóvenes ponen de manifiesto que este grupo de la población se encuentra entre las prioridades del próximo gobierno. “Es un reto que podamos entre todos llevarlo a cabo, que podamos operarlo bien, que se logre el propósito de atraer a los jóvenes, que los abracemos, que los busquemos y se les den alternativas para que no caigan en la tentación, en las filas de la delincuencia o de la frustración. Que tengan el camino abierto siempre, que tengan siempre la alternativa. Nunca más darles la espalda”, dijo AMLO durante el anuncio de Jóvenes Construyendo el Futuro.