Imprimir

Agricultura para el Desarrollo

Agricultura Familiar

El GDA mantiene su posicionamiento a nivel andino

13 noviembre, 2018

Tras la reciente reunión de Grupo de Diálogo Andino (GDA) en Bogotá, el coordinador de este Proyecto, Juan Fernández y el secretario técnico del Grupo, Ney Barrionuevo evalúan los logros alcanzados en el encuentro. El próximo encuentro está previsto para marzo de 2019 en la sede de la Comunidad Andina (CAN), en Lima.


El pasado 5 de noviembre se realizó la cuarta reunión presencial del GDA. En esta ocasión la cita se desarrolló en Bogotá y en una intensa jornada de trabajo, desde la Secretaría Técnica se expusieron los alcances del Grupo, hasta la fecha y se presentaron los resultados previos del Estudio sobre Políticas de Comercialización de la Agricultura Familiar (AF). Se contó, además con las exposiciones del representante de la Comunidad Andina, Jean Paul Van Brackel y Rosario Romero de la de la Comisión Multisectorial de Promoción y Desarrollo de la Agricultura Familiar del Perú. Y también se firmó un convenio de cooperación entre el Programa de Diálogo Regional Rural (PDRR) y el GDA.

Juan Fernández, coordinador de este espacio y Ney Barrionuevo, secretario técnico, analizan los resultados de esta reunión, que contó con la participación de delegados del sector público, gobiernos subnacionales, organizaciones de productores y de la cooperación internacional de Colombia, Ecuador y Perú.

¿Cuás es la evaluación que realizan tras esta jornada de trabajo?

Juan Fernández:esta es una jornada muy destacada por varios aspectos. En primer lugar  hemos vuelto a tener una conjunción de actores de distintos países y ámbitos: desde las organizaciones, desde las agencias y del sector público, principalmente, con la incorporación ya más comprometida de los niveles subnacionales, tanto en el nivel departamental, como local en Colombia y en Ecuador. En segundo lugar, tenemos un gran resultado en la participación de la Comunidad Andina, con su representante Jean Paul Van Brackel, sino también su compromiso de continuar y ser sede de una siguiente reunión del Grupo. Esto es un resultado muy clave y en tercer lugar, el apoyo expresado explícitamente de parte de las agencias. La lectura que se puede hacer  de esta reunión, desde FIDA, IICA y los colaboradores más estables como Rikolto es que  están embarcados en hacer un trabajo conjunto para lograr objetivos en la subregión andina pensando en la AF. Eso nos deja en muy buen pie para lo que podamos hacer en adelante , nos da un ejercicio de continuidad y creo que los vínculos que se han generado y la posibilidad de hacer patente una colaboración con Centroamérica con el PDRR realza el propio posicionamiento del GDA, ya como un actor reconocido, como un interlocutor válido a nivel regional para hablar de temas de la AF en la zona andina.

Ney Barrionuevo:tengo la misma apreciación. Agrego que el mero hecho de mantener activo al GDA a través de estas reuniones presenciales y ver que la participación de los diferentes actores  de los países, se mantiene  y ven que el grupo se consolida, es un hecho positivo.  Coincido en la relevancia de la participación de la CAN, a través de su representante como un hecho de significativa importancia, porque nuestro grupo se diferencia de otros de la región debido a la notable participación pública, no solo contamos con organizaciones de la AF. En ste caso tenemos de nivel público regional a la CAN,  a nivel nacional a través de los ministerios de Agricultura y también a nivel territorial con la participación del Congope de Ecuador y el Consejo Nacional de Secretarios de   Agricultura, en el ámbito departamental en Colombia. Quiero también poner en relieve que hemos firmado un convenio de cooperación con el PDRR y hemos tenido un primer encuentro con el Foro Rural Mundial, que le vamos a dar seguimiento y continuidad. El hecho de que la próxima reunión del Grupo sea en Lima, en la sede la CAN habla del nivel de posicionamiento del Grupo y seguro que tendremos la colaboración de la CAN para facilitar la presencia de Bolivia en este próximo encuentro. En reuniones pasadas hemos contado en con la participación de los tres estamentos, tanto del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, con el asesor del ministro Cocarico, Julio Bosque, que ya dejó el cargo; con la presencia de Rubén Lima de la Asociación de Organizaciones de Productores Ecológicos de Bolivia (AOPEB) y con Swisscontact como una ONG que tiene presencia regional, pero con un trabajo muy fuerte en Bolivia.  Pero sigue siendo un reto continuar con la participación de este país, sobretodo en el sector público y ahí la ayuda de la CAN es fundamental.

¿Los cambios de autoridades en el sector público son un factor que puede incidir en los objetivos del GDA?

NB: La inestabilidad a nivel de los ministerios de Agricultura en la subregión viene dada por cambios de Gobierno, en otros casos por cambios de los ministros y ese es un factor que ocurre en este escenario que hay que saber gestionar. Sin embargo ayuda mucho que por el lado de las organizaciones de la AF y por el lado de las ONG´s y los organismos internacionales haya una estabilidad en la participación y ahora por el lado de los gobiernos territoriales contamos con una representación interesante. Sin embargo creo que parte de las labores de la Secretaría Técnica de este grupo es tener acercamientos con las nuevas autoridades de esos ministerios para volver a convocarlos.

JF: Yo creo que esa inestabilidad es algo con lo que hay que convivir. Que ocurre y precisamente el GDA tiene como una de sus potencialidades, que a través de de la participación de los otros integrantes, cumple también una función de mantener la discusión y en la agenda estos temas. Y es a lo que debiéramos apuntar de manera permanente: ser un interlocutor válido, sea cual sea el Gobierno o la autoridad que entre. Que se pueda mirar al GDA como un espacio donde a nivel subregional se aborden estos temas y puede surgir una discusión interesante con miras de propuestas de políticas públicas. Es un ejercicio que si bien presenta complicaciones, a la hora de sumar a las autoridades o a los asesores, tiene esa potencialidad, que si no lo hacen las autoridades, aquí sí se  está da esta discusión de manera permanente.

Durante este encuentro uno de los temas que se abordó en varias ocasiones es la definición de la AF y su trascendencia para la continuidad de la vida, ¿cómo incluir estos mensajes en el debate público?

NB: Como parte del proceso este de revalorización y posicionamiento de la AF hay que presentar no solo a los tomadores de decisiones de las políticas públicas de los gobiernos, sino a los actores clave de la sociedad, a la AF en su múltiple dimensionalidad y funcionalidad. La AF no puede ser vista única y exclusivamente como sinónimo de pobreza, sino como un motor de desarrollo sostenible en nuestros países y eso implica la alimentación, pero desde una mirada integral que va de la producción agroecológica hasta un consumo más responsable. Es un concepto más amplio que el mero hecho de la seguridad alimentaria. Pero también presentar las credenciales de la AF, como generadora de empleo, como aporte económico al PIB tanto sectorial como nacional; como aportante de divisas de exportación en algunos casos y además estas dos dimensiones que son fundamentales: la conservación de la biodiversidad y también de las identidades culturales relacionadas con la AF en nuestros países.