Imprimir

Inclusión Social y Desarrollo

Grupo de Diálogo Rural

“El 41% de los pequeños cultivadores de coca son jóvenes”: FIP

9 octubre, 2019

Así lo afirma estudio realizado por la Fundación Ideas para la Paz (FIP), el cual fue presentado en la sesión del Grupo de Diálogo Rural de Colombia


En el más reciente encuentro del Grupo de Diálogo Rural en Colombia realizado el pasado 22 de septiembre, Juan Carlos Garzón, director del área de Dinámicas del Conflicto y Negociaciones de Paz de FIP presentó la Caracterización de los pequeños cultivadores de coca en Colombia, un estudio realizado en alianza con la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito.
La FIP es un centro de pensamiento que genera conocimiento para contribuir a la superación del conflicto armado en Colombia y a la construcción de una paz sostenible desde el respeto a los derechos humanos, la pluralidad y la preeminencia de lo público.

La Caracterización de los pequeños cultivadores de coca en Colombia tiene como base de análisis la encuesta realizada por la UNODC en alianza con el Gobierno de Colombia para el componente del monitoreo al Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS). El PNIS tiene como objetivo promover la sustitución voluntaria de cultivos de uso ilícito, a través del desarrollo de programas y proyectos para contribuir a la superación de condiciones de pobreza y marginalidad de las familias campesinas que derivan su subsistencia de estos cultivos.

La encuesta tuvo como objetivo analizar las características sociodemográficas de los pequeños cultivadores de coca, e identificar las condiciones de vulnerabilidad de estos cultivadores como base para el diseño e implementación de programas de desarrollo alternativo.

Se realizaron en total 11.335 encuestas a familias cultivadoras y sobre ella la FIP basa su análisis. Dentro de los datos que revela el estudio, se afirma que el tamaño promedio de los lotes de cultivos ilícitos es de 0,76 hectáreas y el 75 % de las familias pertenecientes al PNIS son cultivadores de coca, el 17 % no tienen cultivos de uso ilícito, y el 8 % son “raspachines”.

“Un dato interesante es que, según la encuesta y de acuerdo con la pirámide poblacional el 41 % de la población en estas familias encuestadas corresponde a personas menores de 19 años. No es un dato menor. El 47 % de los integrantes de las familias son mujeres, y el 29 % de las jefaturas de los hogares son mujeres, lo que equivale a casi la tercera parte.” afirmó Garzón.

Dentro de las razones que motivan a las familias para vincularse a los cultivos ilícitos, el 74% afirmó que lo hace por rentabilidad y el 59%, por la falta de opciones. Solo un 20% lo hace porque siempre se ha cultivado en la región, y el 1 % lo cultiva por presiones provenientes de un Grupo al Margen de la Ley.
Si bien la literatura revela que solo una pequeña parte de las ganancias totales de la cadena del narcotráfico permanece en los pequeños cultivadores, sigue siendo relativamente mayor que las ganancias que se generan por otros cultivos alternativos.

De esta manera, el estudio revela que el 58 % de los hogares del PNIS está en condiciones de pobreza monetaria y el 37% de los hogares que habitan en zonas de cultivos de coca, se encuentran en pobreza extrema, por lo tanto el incremento en la producción de cocaína no se traduce en una mejora de la calidad de vida de estos territorios
El estudio también señala que, en los departamentos de Antioquia, Arauca Córdoba, Norte de Santander, Putumayo, y Vichada, la coca es la principal actividad productiva.

Para Álvaro Balcázar, integrante del GDR, la encuesta contiene datos muy importantes, y por ello, es necesario plantearse nuevos interrogantes alrededor de ella. “Podemos hacernos muchas preguntas a la encuesta, pero el desafío está en realizarlas pensando en un enfoque de atención al territorio”.

Frente al estudio, Hernando Londoño – Director Nacional, director del Programa PNIS resaltó que, a pesar de los retos, sus acciones buscan acciones diferenciadas de acuerdo con las características de cada territorio “Estamos realizando ejercicios en territorios como Cauca, Nariño, Putumayo, y esta semana en Antioquia, mirando modelos de sustitución diferentes y hechos a la medida, como lo hemos llamado, hechos a la medida porque cada territorio tiene su dinámica. Y estamos explorando con el Gobierno otros tipos de medidas no coercitivas, no impositivas, que busquen incentivar más a los territorios para que podamos tener territorios libres de cultivos de coca”

“Los entornos son muy importantes para el desarrollo de los territorios y el camino para atender esta situación no corresponde solo a un sector. Es de todos. Nuestro propósito como Grupo de Diálogo Rural, es entregarle al Gobierno Nacional un insumo con un análisis preciso para le permita generar alternativas frente a esta situación” afirmó Ángela Penagos, Secretaria Técnica del GDR Colombia.

El informe preliminar relacionado con este estudio puede ser consultado en el siguiente enlace
¿Quiénes son las familias que viven en las zonas con cultivos de coca?