Imprimir

Inclusión Social y Desarrollo

Chile

Cuidado de la persona mayor; una temática social

30 junio, 2016

Chile. Rimisp a través del Fondo ‘Chile de Todas y Todos’ del Ministerio de Desarrollo Social está abordando la temática de los adultos mayores desde una nueva perspectiva que los asume como personas sujeto de derecho y donde la responsabilidad sobre su bienestar se mueve desde lo familiar a lo público.

Las dos comunas con proyectos analizados, Cerro Navia en la Región Metropolitana y Panguipulli, perteneciente a la Región de los Ríos, lograron efectos positivos en las personas mayores participantes, así como en la o el cuidador y a nivel del sistema local.

En ambos proyectos el cuidado pasa de lo familiar a lo público, entendiéndolo como una responsabilidad de la comunidad y de las políticas públicas sobre la temática. Hoy las personas mayores son sujetas de derecho. Es por ello que un enfoque integral de su cuidado mejora sus oportunidades de tener un envejecimiento de calidad.

El estudio realizado por Rimisp considera el análisis desde cuatro variables no tradicionales: territorio, género, responsabilidad del cuidado y envejecimiento de calidad.

Territorio

La mirada desde el territorio permite una mayor y mejor integración de todos los actores que están trabajando y apoyando a las personas mayores. Se constata una mejor transferencia de herramientas y la visibilización de las cuidadoras y voluntarios.

La variable étnica en Panguipulli y la historia de poblamiento del territorio en Cerro Navia permiten lograr un efecto positivo en el sistema dado que se obtiene un mejor diagnóstico y diseño de los programas.

En lo que se refiere a actores de la red pública, se constata una mejor integración de las diferentes instituciones y programas además de reducir la sobre intervención que se observa en algunos casos. Se logra estructurar un equipo multidisciplinario de acuerdo a cada realidad y la mirada institucional permea en la comunidad.

Género

En ambas comunas se constata la normalización de la mujer como responsable en el cuidado de la persona mayor ya sea de manera directa o como voluntaria. Abordar la temática desde esta mirada permite el reconocimiento por parte del entorno familiar y sus respectivas comunidades.

En general, el diseño tiene un fuerte componente de género que a su vez realimenta el rol femenino en cuidado de las personas mayores. Se destaca la necesidad de incorporar esta variable para comenzar a moverse hacia roles de género compartidos que permitan el desarrollo social y emocional de las cuidadoras.

Responsabilidad del cuidado

En los programas analizados se comienza a sociabilizar la desnaturalización del cuidado de la persona mayor desde la esfera privada o familiar hacia el rol de la comunidad y las instituciones del Estado a nivel local y central.

Este solo hecho permite sensibilizar sobre el rol de la cuidadora con los consecuentes efectos positivos sobre su salud emocional. Se amplían sus redes y contactos, se transfiere conocimiento técnico sobre el cuidado de la persona mayor y se ponen a su disposición espacios de tiempo necesarios para sus quehaceres familiares y comunitarios.

El entender que la carga y responsabilidad absoluta del cuidado de la persona mayor no recae enteramente sobre la cuidadora de la familia permite una mayor y mejor relación con las redes de apoyo así como la transferencia de conocimiento que asegura una mejor atención de la persona a su cuidado.

Envejecimiento de calidad

La mirada integral tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de la persona mayor. Ambos programas permiten constatar que el proceso de deterioro de las condiciones físicas y psicológicas de la vejez se hace más lento. La valorización de la escucha y la compañía traen consigo un círculo virtuoso que fortalece el vínculo afectivo, da sensación de ser necesitado, genera confort y se hace más receptivo a los programas de atención.

Las conclusiones preliminares de este proyecto permiten señalar que al considerar la temática de las personas mayores bajo una mirada de territorio, género, responsabilidad del cuidado y envejecimiento de calidad se logra un mejor diagnóstico, mejor diseño, mejor aprovechamiento de los recursos disponibles y efectos positivos sobre la calidad de vida de esta población.

Los resultados del estudio serán entregados al equipo del Ministerio de Desarrollo Social que se encuentra diseñando el sistema nacional de cuidados. De esta forma, se cumple con el objetivo de esta línea de trabajo (Análisis de Experiencia) del Fondo Chile de Todas y Todos de apoyar la sistematización, evaluación y monitoreo de acciones sociales innovadores para contribuir a la política pública y generar un diálogo constructivo entre la sociedad civil, la academia y el Estado.