Imprimir

Inclusión Social y Desarrollo

Entrevista a Yeisully Tapias

“Conectamos los jóvenes rurales con las oportunidades”

31 mayo, 2019

La iniciativa de un grupo de jóvenes rurales por buscar oportunidades de desarrollo y poner en servicio su potencial para la transformación de sus territorios, dio vida a la Red Nacional de Jóvenes Rurales en Colombia.


La Red Nacional de Jóvenes Rurales (RNJR) es una estrategia a nivel nacional que tiene el propósito de promover la vida sostenible en las zonas rurales mediante la generación de redes de sinergias entre emprendedores, gestores y líderes juveniles que habitan en los territorios rurales de Colombia.

Su creación se deriva de una iniciativa que buscaba conformar una red de jóvenes rurales en Latinoamérica, que no prosperó, pero impulsó a un grupo de jóvenes rurales del municipio de La Dorada, Caldas, quienes conformaron la Red a nivel regional, y un año después, a nivel nacional, logrando ser reconocida por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

La participación de Yeisully Tapias, directora de la RNJR en el Grupo de Diálogo Rural en Colombia, ha permitido conocer las realidades de los jóvenes que habitan en las zonas rurales del país, especialmente de las más vulnerables para proponer acciones que permitan contribuir a su bienestar en los distintos contextos territoriales del país.

Dialogamos con ella sobre el trabajo que realiza la Red en Colombia.

¿Cuántos jóvenes rurales integran la Red?

-Contamos con 140 nodos locales en todo el país, pero no tenemos el número exacto de integrantes, debido a la gran expansión que ha tenido la Red en tan corto tiempo. Por ello, estamos avanzando en el levantamiento de esta información y de hecho, teníamos la dificultad de no tener una caracterización específica sobre cuántos somos o qué es lo que hacemos, entonces avanzando en esta caracterización de estos nodos porque todos diferentes y eso hace que el ejercicio sea más complejo.

¿Cuál es la función principal que cumple la Red en los territorios?

-La Red cumple una función muy importante en los territorios, y es la de conectar a los jóvenes rurales con las oportunidades, es decir, ayudar a los jóvenes a conseguir el acceso y la participación en programas y proyectos de desarrollo que son ofertadas tanto por entidades públicas como privadas. También les permite realizar proyectos sociales y emprendimientos productivos.

¿Cómo opera la Red?

-La Red cuenta con ‘círculos’ y cada uno tiene un área específica. El primero y más importante es el ‘Círculo general’, que opera como una junta directiva, y alrededor de este se encuentran lo demás: medio ambiente, emprendimiento, comunicaciones, gestión y finanzas, identidad cultural, formación integral e incidencia política y participación. Cada uno se encarga de tomar decisiones respecto a su área, de conectarse con los nodos, así, comunicarse las decisiones tomadas.

¿Cómo trabaja la Red con los jóvenes que habitan en zonas de cultivos ilícitos?

-Es cierto que una gran parte de los jóvenes que pertenecen a la Red son personas que viven en zonas afectadas por cultivos ilícitos, pero no tenemos un trato preferencial hacia ellos. Entonces lo que hacemos es que cuando generamos proyectos de gestión o emprendimiento hablamos y les mencionamos todo lo referente a cómo hacerlo. Pero también se debe tener en cuenta que no todos los proyectos de emprendimiento son acordes para todas las regiones, por eso hay que planear bien todo lo relacionado a este cambio de dejar de cultivar productos ilícitos para que en un momento dado no tengan que recurrir a esas plantaciones.

En ese sentido, la Red todavía se encuentra en aprendizaje respecto a este tema, ya que es un tema complejo, y no se puede ayudar de una manera rápida, debido al análisis que se debe realizar para encontrar la mejor manera de escapar de esa situación”.

En los últimos años las zonas con cultivos ilícitos han crecido en Colombia, ¿qué impacto ha tenido esto en la vida de los jóvenes rurales?

-Es algo muy complejo de hablar y analizar, porque cuando un joven o una familia decide cultivar estos productos ilícitos es porque necesita tener un ingreso económico que no encuentra de ninguna otra manera. Además, el ingreso por kilo de un producto como la coca, que es el más cultivado, es mucho mayor al de cualquier otro producto que estas personas pueden cultivar. También se debe entender que la mayoría de las veces si cultivan coca no la tienen que transportar, simplemente cultivarla y eso es todo, por lo cual les genera ingresos mayores. Entonces tienen impactos de diferentes aspectos, porque para ellos es una manera de trabajar común y corriente y que además les genera un ingreso económico mayor.

¿Cuáles son los mayores obstáculos que tienen los jóvenes que habitan en dichas zonas?

-Son muchas las barreras, una de ellas, es el acceso a proyectos de gestión o emprendimiento, así como la barrera de la educación, que es un conducto para generar y desarrollar esos proyectos de emprendimiento. No nos podemos olvidar del conflicto: en casi todas las zonas rurales donde trabaja la Red, los integrantes han sufrido el conflicto, e incluso durante y después del proceso de paz existen nodos que sufren de violencia y conflicto, y muchos de los integrantes de estos nodos de la Red hoy en día se encuentran amenazados.

Pese a los desafíos que enfrentan los territorios, la RNJR trabaja por apoyar consolidar el potencial de los jóvenes rurales en el país en los procesos de transformación territorial. Sus experiencias, anhelos  y expectativas en el Grupo de Diálogo Rural aportan al debate para la construcción de iniciativas acordes a sus necesidades y realidades.