Imprimir

Noticias

Chile

Compromiso País y el liderazgo del Estado

18 octubre, 2018

“Si bien el programa “Compromiso País” tiene en el centro del programa la articulación de actores, hay otros elementos que están ausentes, por ejemplo, un liderazgo fuerte de parte del Estado”.

 


El plan “Compromiso País”, anunciado por el Presidente Sebastián Piñera, busca acabar con la pobreza en Chile con una alianza estratégica entre el sector privado y el público, que convocó a académicos, empresarios y organizaciones sociales.

El  proyecto que nace en base al “mapa de vulnerabilidad social”, realizado por el Ministerio de Desarrollo Social a través del cruce de las estadísticas de la Encuesta Casen y la Subsecretaría de Evaluación Social, busca aunar las fuerzas de las autoridades con la elite empresarial del país, diversas organizaciones sociales y personalidades del mundo académico con el fin de desarrollar políticas especiales para atender las necesidades de los 16 grupos sociales vulnerables identificados por el gobierno.

Ignacia Fernández, directora ejecutiva de Rimisp – Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, conversó acerca de este proyecto con Freddy Stock de Radio Futuro y señalo que “en principio, la idea de vincular al sector privado con los esfuerzos de superar la pobreza es una buena idea. Es algo que se hace en todos los países en general y que tiene buenos resultados en la medida en que en el fondo se comprometen también los privados con estos procesos que impulsan y lideran el Estado”

Entre los grupos de los empresarios que formarán parte de las 16 mesas de trabajo se encuentran Esperanza Cueto, Paola Luksic, Carolina del Río, Bernardo Matte, Sergio Cardone, Roberto Angelini, Luis Enrique Yarur, Sandro Solari, entre otros.  Situación que Fernández describió como “una convocatoria que tiene que ver más bien con la alta valoración de la capacidad gerencial de estas grandes fortunas, que una invitación a discutir cómo distribuir mejor esa riqueza para superar la pobreza”

Los resultados de la encuesta 2017 arrojaron que la pobreza por ingresos cayó de un 11,7% en 2015 a un 8,6% el año pasado, y que la pobreza extrema cayó desde 3,1% a 2,3%. Sin embargo,  la pobreza multidimensional -análisis de la condición de vida de las personas en distintos factores- tan solo varió de 20,9% a 20,7%, lo que significa un estancamiento.

“Superar esa dimensión de ingresos para valorar la pobreza y comprender que se trata de personas que ven restringidas sus posibilidades de desarrollo por una serie de carencias fundamentalmente en el plano material y en las oportunidades de acceder al bienestar requiere de propuestas integrales y con una dimensión comunitaria y territorial que aquí también está ausente y son  muy interrelacionadas”. Indicó Ignacia Fernández.