Imprimir

Noticias

Ana Mujica, dirección de Mujer Rural

Avances y desafíos: Una apuesta por la equidad de la mujer rural en Colombia

8 marzo, 2019

Desde hace un poco más de 3 años, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural cuenta con una Dirección dedicada a garantizar el acceso de las mujeres rurales a la oferta institucional del sector.


El enfoque de género en Colombia ha tomado especial relevancia en los últimos años. Los acuerdos de paz pusieron en relieve el papel de la mujer rural en los procesos desarrollo rural con enfoque territorial y las bases del nuevo Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 establecen metas orientadas a garantizar el acceso de las mujeres rurales a la oferta institucional del sector.

En la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, dialogamos con Ana Mujica, directora de la Dirección de Mujer Rural del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural en Colombia, creada mediante el Decreto 2369 de 2015 con el propósito de coordinar, diseñar y evaluar las políticas, planes, y proyectos integrales de desarrollo rural con enfoque territorial, encaminadas a la provisión bienes públicos rurales, que incidan en el bienestar social y económico de las mujeres rurales.

¿Qué sabemos de las mujeres rurales en Colombia?  

En Colombia existen un poco más de 5 millones de mujeres rurales, que representan un 48% de la población rural total y un 21.2% del total nacional. En zonas rurales, existe una incidencia más alta de pobreza monetaria en hogares con jefatura femenina. En el año 2017, según los datos de la Gran Encuesta Integrada de Hogares, cerca del 40% de los hogares con jefatura femenina estaban en condición de pobreza, en contraste con el 35% de hogares con jefatura masculina. El contraste es más alto si se realiza una comparación con las zonas urbanas, en donde este porcentaje es más bajo, pero la diferencia entre géneros persiste, así el 28% de los hogares con jefatura femenina son pobres, y con jefatura masculina el porcentaje se encuentra en 22%. También en pobreza extrema se repite la tendencia, ya que en el caso de hogares rurales con jefatura femenina el 19% son pobres extremos en comparación con el 14% de los hogares con jefatura masculina.

Mujica afirmó que solo 41% de las mujeres rurales participa en el mercado laboral en comparación con el 76% de los hombres: “La tasa de desempleo también es muy alta. De las mujeres rurales que participan en el mercado laboral, el 10% se encuentran desempleadas, en comparación del 3% de los hombres rurales. Asimismo, solamente un 26% de las mujeres toman las decisiones en sus unidades de producción y que solo el 7% recibe algún tipo de asistencia técnica”.

¿Qué acciones se proponen en el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 para avanzar en el cierre estas brechas esta situación? 

El propósito de esta dirección es garantizar la inclusión efectiva de las mujeres rurales en todos los componentes del desarrollo agropecuario y rural. Las bases del Plan establecen un Pacto para la Equidad de la Mujer en el cual se incluye, un subcapítulo enfocado en la mujer rural como agente de transformación del campo. Por primera vez se establecen metas claras. En él, se propone pasar de 7.255 a 12.142 mujeres rurales beneficiadas con acceso y procesos de formalización de tierras. Así mismo incrementar del 29% al 34% de la participación de mujeres rurales dentro de las operaciones de crédito agropecuario y rural y por primera vez lograr un 30% de participación de mujeres rurales en el servicio de extensión agropecuaria. Este es un avance importante.

¿Qué gestiones adelanta la Dirección de la Mujer Rural en la actualidad? 

En primera medida, este año nos hemos fortalecido técnicamente. El equipo se divide en tres grupos diferentes: Por un lado, se encuentra el grupo que se encarga de los temas de Estabilización y Consolidación, en donde se realiza el seguimiento a los 72 indicadores establecidos el Plan Marco de Implementación de los Acuerdos de Paz, específicamente del punto uno. Desde esta iniciativa, se impulsa la elaboración de los Planes Nacionales Sectoriales y participamos en las diferentes instancias de seguimiento. Otro grupo, se encarga del Estudio y Focalización de la mujer rural en Colombia, con el propósito de consolidar el Sistema de Información y hacer mejor la focalización en estos temas. Y finalmente, el grupo de Género y Población Rural opera como punto focal con entidades adscritas y vinculadas, y entidades nacionales y locales, para diseñar y gestionar proyectos con el apoyo de cooperación internacional y generar los lineamientos de política para mayor acceso a la institucional.

Un ejemplo de lo anterior es la articulación con el programa de Proyectos Productivos de la Unidad de Restitución de Tierras para generar medidas afirmativas para que estos servicios incluyan a las mujeres rurales.

– ¿Cómo se articula la Dirección con las mujeres rurales?

Todos los meses nos reunimos con la Plataforma de Incidencia Política de Mujeres Rurales y La Asociación Nacional de Mujeres Campesinas, Negras e Indígenas de Colombia –ANMUCIC, quienes agrupan la mayoría de las organizaciones de mujeres rurales en el país, con el fin de conocer sus preocupaciones y contarles en qué estamos avanzando como Dirección. Esto nos da insumos para mejorar lo que estamos haciendo lo y también empoderarlas con información técnica que les permita tener mayor incidencia. Tenemos el reto de reunirnos con más mujeres en el territorio y es una de las acciones que vamos a definir con las autoridades locales y regionales.

– ¿Cómo se articula la Dirección de Mujer Rural con entidades fuera del sector?

Estamos definiendo los enlaces de género en otras entidades para fortalecer esta articulación. Con algunos sectores, como el Ministerio de Trabajo estamos avanzando en la coordinación de acciones que permitan una mayor tecnificación de las mujeres rurales y de la misma manera avanzar en la estrategia de Equipares en zonas rurales. Equipares una iniciativa que busca la eliminación de la discriminación salarial y laboral contra las mujeres, liderada por esta cartera.

¿ Cómo avanza la formulación de una política pública de mujer rural?

-En el anterior Gobierno se formuló un borrador de lineamientos de política pública sobre los cuales estamos trabajando para definir lo que serán en un futuro las medidas de política pública sectoriales para las mujeres rurales. Sin embargo, dada la gran heterogeneidad de los territorios colombianos, primero es necesario contar con información confiable de las características y necesidades a nivel territorial, para poder orientar de la mejor manera esa política. De otro lado, estaremos trabajando con la Consejería para la Equidad de la Mujer y el Departamento Nacional de Planeación para que las particularidades de las mujeres rurales queden inmersas en la política pública nacional para la mujer.