Imprimir

Inclusión Social y Desarrollo

Ecuador

Transformaciones rurales y agrarias: Realidades y desafíos en Ecuador

31 mayo, 2016

El espacio rural en América Latina se ha ido transformando con la agricultura como eje económico importante, pero también en torno a cambios en otras actividades económicas y dimensiones del desarrollo social, ambiental e institucional. El factor común en este proceso es el desplazamiento demográfico hacia las zonas urbanas.

ecu

Rimisp. ECUADOR. El Grupo Diálogo Rural (GDR) de Ecuador está abordando con especial interés los principales procesos de transformación rural y agrícola en el país con implicaciones para la política pública. Ello, porque es esencial entender estos cambios en las dinámicas territoriales, para ir trabajando nuevas formas de enfrentar los procesos de desarrollo integral de los territorios ecuatorianos.

En ese marco, el GDR está dialogando respecto al estudio “Transformaciones rurales y agrarias en Ecuador”, que es el resultado de la consultoría elaborada por el investigador Jorge Idrovo para el grupo.

El espacio rural en América Latina se ha ido transformando con la agricultura como eje económico importante, pero también en torno a cambios en otras actividades económicas y dimensiones del desarrollo social, ambiental e institucional. El factor común en este proceso es el desplazamiento demográfico hacia las zonas urbanas.

Si bien esto también se ha verificado en Ecuador, la heterogeneidad del progreso o retroceso entre áreas rurales no permite la generalización de recomendaciones y siempre es necesario analizar el contexto integral de cada territorio.

Esta es justamente la visión que presenta “Transformaciones rurales y agrarias en Ecuador”, que analiza estadísticas nacionales y documentos científicos para caracterizar la evolución rural y agraria durante la última década en Ecuador, junto con explicar el tipo, contexto y causas de las transformaciones más relevantes en el país, para luego estudiar las implicancias de las mencionadas transformaciones en cuanto a la política pública.

De esta forma, el GDR está abordando las conceptualizaciones referidas al quehacer de las áreas urbanas y rurales, la evolución demográfica registrada, el fenómeno de la migración campo-ciudad y el consecuente despoblamiento rural, además del progresivo envejecimiento de la población rural.

En cuanto a los cambios en la agricultura ecuatoriana, se verifican tres tendencias principales que han sido observadas en torno al desarrollo agrícola: la creciente industrialización y exportaciones agrícolas; la dependencia de insumos urbanos; y el creciente poder de la demanda urbana, delineada a través de supermercados, agroindustrias y exportadoras. Con ello, el estudio aborda las implicancias y recomendaciones para políticas públicas relacionadas con desarrollo rural y con fomento agropecuario.

Al respecto, el Director de la oficina de Rimisp en Ecuador y Secretario Técnico del GDR, Ney Barrionuevo, expresó que “los cambios poblacionales en el medio rural, su urbanización creciente, la continuidad de los fenómenos de migración, el surgimiento de espacios urbano-rurales y los vínculos entre lo rural y lo urbano, así como también la creciente industrialización de la agricultura y el incipiente, pero interesante desarrollo de productos diferenciados -incluyendo aquellos con identidad cultural territorial- son factores abordados en el estudio y que deben tomarse en cuenta, para que la formulación de políticas públicas del futuro guarden correspondencia con los nuevos desafíos del entorno rural y agrario”.

Diagnósticos y recomendaciones

El GDR Ecuador está trabajando concentrado en aportar a las temáticas de la superación de la pobreza y la desigualdad en el país y con fuerte énfasis en una gestión orientada hacia un enfoque territorial. En ese marco, “Transformaciones rurales y agrarias en Ecuador” expone como elemento de análisis para el grupo las estadísticas demográficas de las áreas rurales y urbanas desde 2001 hasta 2014 y, en donde las fuentes oficiales lo permiten, se amplía el periodo de análisis con el fin de poner en contexto los cambios profundos en el medio rural.

De igual modo, se analizan algunas de las cifras más relevantes sobre el desarrollo urbanístico y económico de las áreas rurales y se establece una comparación con la dinámica de desarrollo del área urbana. Con estos antecedentes, es posible entender mejor las transformaciones agrícolas en el Ecuador, sobre la base de la teoría del tercer régimen corporativo agroalimentario global (Friedman, 2005; McMichael, 2005; Heron y Lewis, 2009), que argumenta que actualmente el desarrollo intensivo de las cadenas de valor agrícolas está modelado por corporaciones o agronegocios de gran escala.

Tomando en cuenta estos análisis, el GDR Ecuador puede entonces abordar las implicaciones en la política pública para el desarrollo rural y el fomento agropecuario, respondiendo de esta manera a los lineamientos estratégicos de la oficina de Rimisp en este país, de aportar con generación de conocimiento y con promoción del diálogo como herramientas para abordar los procesos de políticas para el impacto a gran escala en el país.

Así es como el grupo ya está trabajando las recomendaciones para la política pública ecuatoriana de “Transformaciones rurales y agrarias”, las cuales están referidas a generar competitividad en los grupos de pequeños productores, fortalecer la cohesión al interior de las cadenas de productos agropecuarios, promover la inclusión laboral de las personas que no logren adaptarse a los ritmos de competitividad de los mercados agrícolas, y dar continuidad a los esfuerzos públicos para formar técnicos especializados en el área agrícola, industrial y de negocios en las áreas rurales.

“La caída de los precios del petróleo, la baja de las exportaciones no petroleras en un 13% durante el primer trimestre del 2016 y el reciente terremoto en Pedernales, generan un escenario desfavorable para la economía ecuatoriana, con serios impactos en los indicadores sociales como el desempleo y la pobreza, en particular la pobreza rural que ha aumentado al 43%, en un año de polarización electoral con resultados inciertos”, reflexionó Barrionuevo.

En este marco, “Ecuador se aboca a la necesidad de cambios en las política públicas, para poder enfrentar el nuevo escenario de crisis, tanto del modelo -en el sentido más amplio-, como de las relacionadas con el desarrollo rural y del agro. Rimisp Ecuador, a través del GDR, aporta al debate de ideas, al diálogo y a la generación de conocimientos, poniendo sobre la mesa que los cambios en el escenario no son solo coyunturales, sino que lo que ha ocurrido es que en la ruralidad se han experimentado profundas transformaciones, así como en el agro como consecuencia de lo mismo”.

El Director de Rimisp Ecuador agregó que los resultados del estudio “servirán de base para un debate informado de estas nuevas realidades, con miras a un diseño participativo de nuevas políticas públicas para el desarrollo rural y del agro en el 2016, pensadas de cara a los tomadores de decisión del gobierno que asuma el poder en mayo de 2017”.