Imprimir

Noticias

México

Trabas para la candidatura de Marichuy a la Presidencia de la República

31 Octubre, 2017

María de Jesús Patricio Martínez, mejor conocida como Marichuy, es una indígena nahua de 53 años de edad oriunda del municipio de Tuxpan, Jalisco. Ella fue elegida por el Congreso Nacional Indígena (CNI) como vocera representante indígena para las elecciones federales de 2018 y aspira a ser candidata independiente a la Presidencia de la República. Tal posibilidad depende de que pueda recabar el respaldo público, por medio de 856 mil firmas por lo menos, según requisitos establecidos por el Instituto Nacional Electoral (INE).


El sábado 14 de octubre Marichuy comenzó el proceso de recabar firmas y suma ya alrededor de 20 mil, obtenidas fundamentalmente en su primera gira por el estado de Chiapas, realizada del 14 al 19 de este mes en los llamados “caracoles” Morelia, La Garrucha, Roberto Barrios y Oventic, en la comunidad zapatista de Guadalupe Tepeyac y la ciudad de Palenque.

En esos “caracoles” –unidades administrativas creadas por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), el grupo que se dio a conocer mundialmente en 1994 en una lucha por los derechos indígenas de Chiapas y del país– y en Guadalupe Tepeyac y Palenque recibió un respaldo asombroso de mujeres y hombres indígenas (tzotziles y tzeltales) zapatistas. Crónicas de la prensa dieron cuenta del entusiasmo y apoyo a Marichuy.

“… centenares de milicianos del EZLN marchan formando dos filas de vallas humanas, hasta crear un corredor que conecta la entrada del Caracol [de La Garrucha] con un escenario. Visten pantalones verdes y camisas cafés, llevan paliacates amarrados al cuello y unas gorras. Desde sus cinturones cuelgan linternas y machetes, algunos llevan pasamontañas de lana y otros de tela para aguantar mejor el calor húmedo de la Lacandona. Aferran sus toletes y quedan parados y firmes debajo la lluvia durante horas, en espera de Marichuy y de los demás integrantes del CNI”, relata Oraeta Bellan en un texto publicado el 22 de octubre por el portal digital Animal Político (http://www.animalpolitico.com/2017/10/marichuy-elecciones-ine-zapatistas/).

Es cierto que –según lo ha declarado el propio CNI– los principales objetivos de buscar la candidatura presidencial para Marichuy es poner en la mira pública la situación de exclusión, invisibilización y desventaja que sufren los pueblos indígenas; asimismo, por medio de las giras de Marichuy, organizar a la gente del campo y la ciudad y “tejer desde abajo una telaraña tan grande que sea capaz de perdurar los tiempos venideros”, para “organizar dolores”, y “hacer retemblar en sus centros la tierra”. Otro propósito sería fortalecer el Concejo Indígena de Gobierno (CIG), conformado en diciembre de 2016 por 523 comunidades de 25 estados del país y de 43 pueblos indígenas.

Así, la recolección de firmas se observa como estrategia mediática del CNI.

Por supuesto hay otros que buscan ser candidatos independientes a la Presidencia de la República: una mujer: Margarita Zavala, esposa del ex presidente Felipe Calderón, quien recientemente renunció a su membrecía de décadas en el Partido Acción Nacional (PAN), y otros como Jaime Rodríguez, El Bronco, gobernador actual del estado de Nuevo León, y Armando Ríos Piter, ex funcionario público, senador por el estado de Guerrero). Todos ellos, con trayectorias políticas importantes, lograrán seguramente recabar las más de 856 mil firmas de apoyo. Marichuy, quien se dedica a la medicina tradicional, tiene también muchas posibilidades de solventar el reto. Sus firmas provendrían de 17 entidades donde realizará giras, y donde hay importante presencia indígena.

Sin embargo, ya se están viendo obstáculos para Marichuy.

La aplicación que creó el INE para el registro de los simpatizantes en favor de los candidatos independientes tiene varias fallas que no permite recabar las firmas necesarias con facilidad. Así lo ha denunciado la propia Marichuy y algunas organizaciones sociales que la apoyan.

Según la organización Movimiento al Socialismo (que apoya y acompaña a Marichuy), aunque funciona sin señal tal aplicación, no se puede descargar en todos los teléfonos inteligentes; además, después de las cinco de la tarde no permite registrar la fotografía de la credencial para votar del ciudadano que se adhiere debido a la falta de luz. Y si a ello se agrega que no se tiene un buen teléfono con buena resolución, la inscripción se complica.

De acuerdo con el texto de Oraeta Bellan, un cartel colgado en la entrada de la Casa de la Junta de Buen Gobierno en el caracol de La Garrucha dice: “El INE nos impuso esta dificultad del uso de celulares para recolectar la firmas de apoyo, pero juntos podemos superarla”.

Bellan comenta que, según Marichuy, “son varias las trampas que han sido puestas por el INE en su camino a las elecciones: el bloqueo de su cuenta de correo electrónico, el largo tiempo requerido para el registro de las firmas, el hecho de que en la lista de los celulares aptos para su recolección se encuentran dispositivos que en realidad no funcionan”.

Las firmas que se recolectaron en La Garrucha no serán enviadas directamente al INE, pues el lugar no tiene conexión de Internet. No existe conexión telefónica ni siquiera en las ciudades de Altamirano y Ocosingo. Dice Bellan que mientras en La Garrucha se preparaba la bienvenida a la caravana de Marichuy, “unos periodistas tuvieron que viajar a San Cristóbal de Las Casas para poder enviar su trabajo. Saliendo de Ocosingo encontraron en la carretera a unos técnicos de Telmex, que afirmaron que un cable había sido cortado”. Aun así, Marichuy no se vence y afirma que “Recorreremos el país con una agenda nacional que se unirá al tejido regional en torno a los concejales del CIG, llamando a los pueblos, colectivos, organizaciones y personas no organizadas en todo el territorio de esta nación a vernos en el espejo de lo que somos todos juntos”.