Imprimir

Diversidad Biocultural y Territorios

Laos - turismo sostenible y cadenas cortas

Se intensifican las colaboraciones entre Rimisp y el centro de formación de la OIT

15 Junio, 2017

El objetivo principal del curso consistió en crear un espacio de intercambio con los participantes acerca de los conceptos y prácticas de turismo sostenible y circuitos cortos de comercialización.


Del 22 al 26 de mayo se llevó a cabo el curso “Promoviendo el desarrollo rural: el turismo sostenible y las cadenas cortas de suministro agrícola” organizado por el Centro Internacional de Formación de la Organización Internacional del Trabajo (CIF-OIT), la Oficina Regional para Asia y el Pacífico de la OIT, la Oficina de la OIT en Vientiane y Rimisp – Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural a través del Programa Desarrollo Territorial con Identidad Cultural.

La cuarta versión, realizada en la ciudad deLuang Prabang (Laos), responde al interés de socios y colaboradores del CIF-OIT en el continente asiático hacia las temáticas tratadas durante las primeras tres ediciones del curso, que se desarrollaron en la ciudad de Turín gracias a la colaboración de Slow Food y que contaron con la participación de personas provenientes de América Latina y África. 

El objetivo principal del curso consistió en crear un espacio de intercambio con los participantes acerca de los conceptos y prácticas de turismo sostenible y circuitos cortos de comercialización a través de un análisis de los desafíos, oportunidades y potencialidades de su interrelación. Se realizaron sesiones teóricas en aula que contaron con la participación de expertos internacionales y nacionales a través de las cuales se tuvo la oportunidad de conocer experiencias significativas del territorio que buscan establecer un vínculo entre el patrimonio agroalimentario y cultural local, las cadenas cortas de comercialización y el turismo. Los expertos internacionales y nacionales presentaron y compartieron su experiencia enriqueciendo el intercambio y estimulando el trabajo en grupos a través de metodologías de aprendizaje participativo. De esta forma se generaron momentos de reflexión dinámicos de los cuales surgieron puntos e ideas interesantes.

Entre las ponencias se destaca la de Martin Gasser del CIF-OIT (organizador y moderador del curso de formación) que facilitó el intercambio acerca de la definición de los conceptos de turismo sostenible y cadenas cortas de comercialización y sus posibilidades y potencialidades de interconexión. Mariangels Fortuny de la OIT intervino acerca del concepto de trabajo decente  del sector del turismo rural, presentando ejemplos concretos y abriendo el debate sobre el rol de las políticas públicas para potenciar el sector y mejoramiento de las condiciones de trabajo. Además, se contó con la contribución de Amran Bin Hamzah de la Universidad Putra de Malaysia y Huyen Nguyen de la OIT – Vietnam que hablaron de los estándares de turismo de la Asociación de Naciones Unidas del Sudeste Asiático (ASEAN); Nicole Haeusler, compartió su experiencia acerca de las políticas de turismo sostenible y su posible articulación con las cadenas cortas de comercialización.

Así también, Charles Bodwell de la OIT presentó una metodología de desarrollo empresarial basada en el involucramiento directo de las comunidades (metodología C-BED) que está siendo implementada y funcionando sobre todo en Asia. Rimisp contribuyó a la semana de formación a través de la ponencia de la investigadora adjunta Marta Arosio que, después de una introducción general sobre el desarrollo de los circuitos cortos de comercialización en América Latina y los distintos tipos de mercados que tienen un fuerte potencial de inclusión productiva de los productores de pequeña escala, presentó ejemplos de casos latinoamericanos en los cuales se está desarrollando una articulación entre las cadenas cortas de comercialización y el turismo sostenible. En particular, se presentaron el caso del territorio de Chiloé, en Chile y del Valle de los Cintis en Bolivia analizados desde la perspectiva del enfoque territorial y puesta en valor de los activos naturales y culturales propios de los territorios.

Entre las realidades visitadas se destacan dos experiencias de empresas sociales que operan en el territorio activando una red de colaboración con las comunidades locales y posicionando productos agroalimentarios en el mercado turístico. “Saffron Coffee”, una pequeña empresa de café orgánico que trabaja desde hace 10 años en Luang Prabang comprando café orgánico cultivado a la sombra desde 780 familias de productores de pequeña escala que viven en áreas remotas, a las cuales provee plantas de semillas y formación. El café Saffron se vende principalmente a hoteles, restaurantes y  en cafés y los principales compradores son turistas extranjeros.

La segunda experiencia fue la vista a la empresa social “Laos Buffalo Dairy”,  que opera desde hace un año con el objetivo de desarrollar un modelo de empresa social que se basa en la producción de leche, queso y yogur de leche de búfalo, utilizando los búfalos de las comunidades locales. La empresa se ocupa del cuidado de los animales en su totalidad (alimentación, vacunas, prevención de enfermedades etc.) pero las comunidades conservarán la propiedad.

La mañana del segundo día de visitas fue dedicada a la temática del turismo comunitario a través de la visita del pueblo del Ban Long Lao donde reside la comunidad étnica Hmong con la cual la empresa Fair Trek está trabajando desde hace 5 años en la implementación de un sistema de hospedaje comunitario a través de la construcción de “Eco-Bungalow” para turistas nacionales e internacionales. Los eco-bungalows son de propiedad de la comunidad y fueron construidos por voluntarios internacionales. Los turistas tienen la posibilidad de desayunar, almorzar y cenar en las casas de los habitantes del pueblo al fin de conocer más de cerca la cultura, los sabores y los saberes locales y, al mismo tiempo, fortaleciendo la economía local.

Durante la tarde se realizó una visita al Centro de Etnología y Artes tradicionales en el que trabajan más de 600 artesanos/artesanas (principalmente mujeres de minorías étnicas que viven en pueblos de 11 provincias del País). El centro vende sus productos transformados y el 50% de las ganancias se transfieren directamente a los artesanos.

Las visitas fueron analizadas gracias a una sesión de retroalimentación moderada por Tara Gujadhur y Martin Gasser que estimularon la reflexión entre los participantes acerca de las oportunidades, desafíos/retos a futuros y obstáculos de las experiencias visitadas los días anteriores.