Imprimir

Desarrollo con Cohesión Territorial

Seminario del Servicio Público de Empleo

Más rurales, más distantes y más poblados: los municipios posconflicto en Colombia según Rimisp

5 Mayo, 2017

Juan Mauricio Ramírez, el investigador principal de Rimisp en Colombia, indicó que el empleo rural no agropecuario puede ser una ventaja comparativa para lograr una transformación en los territorios afectados por cinco décadas de violencia.


Las dinámicas rurales-urbanas en municipios de posconflicto y recomendaciones para tener en cuenta en la definición de estrategias para fomentar el empleo rural formal y de calidad, fueron presentadas por Juan Mauricio Ramírez, investigador principal de Rimisp en el Foro “Empleo rural en un contexto de Posconflicto”, organizado por la Unidad del Servicio Público de Empleo, entidad adscrita al Ministerio de Trabajo.

Durante la apertura del evento, Claudia Camargo, representante de este organismo gubernamental, destacó la apuesta del gobierno nacional por generar oportunidades de empleo rural en el posconflicto, afirmando que, aunque en la actualidad disponen de 385 centros de empleo en 152 municipios, de los cuales el 10% está ubicado en zonas rurales, el propósito es dinamizar las estructuras productivas de estos territorios y generar empleo de corto plazo. “El Programa Manos a la Obra para la Paz beneficiará a 1.200 familias en 25 municipios afectados por el conflicto, mediante la generación de oportunidades laborales en la construcción de bienes públicos colectivos”, afirmó la directora del Servicio Público de Empleo.  

Sobre estos territorios, Juan Mauricio Ramírez presentó el análisis realizado sobre las dinámicas rurales-urbanas de los 187 municipios definidos por los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), resaltando principalmente que de acuerdo a las interacciones económicas y sociales de sus habitantes, organizaciones y empresas, los territorios funcionales que agrupan estos municipios se caracterizan porque el 30% de la población total es rural y el 70% es rural-urbana. “Pensar que toda la población rural está dispersa o marginada espacialmente, es un error. La verdad, es un territorio más mezclado de lo que se cree, pero claramente debe fortalecerse su conexión con el sistema de ciudades, ciudades intermedias y procesos de urbanización local”, señaló Juan Mauricio Ramírez.

Mostró que los municipios PDET muestran diferencias importantes con respecto al promedio nacional: son territorios con mayor ruralidad, mayor distancia a ciudades y menor densidad poblacional y densidad vial; mayor pobreza (incidencia e intensidad) tanto rural como urbana, y cuentan con mayor presencia de población étnica. Tienen menor PIB y PIB per cápita, menor participación del sector agropecuario y de la industria. 

“En la medida que uno pasa de los más pobres a los menos pobres rurales, va disminuyendo el peso de los ingresos asociados a la agricultura y aumenta el peso de los ingresos rurales no agropecuarios. Por lo tanto, para lograr una transformación en los territorios posconflicto, los retos y desafíos frente a las dinámicas de empleo está en identificar las actividades no agropecuarias que pueden convertirse en ventajas comparativas y adicionalmente, establecer  los nodos dinamizadores donde la conexión a los mercados, el desarrollo y fortalecimiento de redes de organizaciones sociales sean los temas fundamentales” afirmó el investigador.

Según el indicador de nodos dinamizadores construido por Rimisp, el cual se calcula con base en el tamaño de cabecera, la densidad poblacional, la distancia a un centro de 100 mil habitantes y el PIB municipal, los nodos dinamizadores están por fuera de los territorios PDET, por lo cual el investigador advirtió que no pueden pensar los municipios posconflicto como islas, como si estuvieran desconectados del resto del país y justamente un reto es establecer los puentes con los nodos dinamizadores.

“El foro nos deja grandes lecciones sobre las prioridades y pertinencia de una política de empleo y cuáles debe ser las estrategias para hacerla sostenible. La participación de Rimisp fue fundamental porque Juan Mauricio nos mostró las dinámicas productivas en los territorios, las conmutaciones laborales y una propuesta de dónde deberíamos ubicar nuestros esfuerzos: en los nodos dinamizadores. Son grandes lecciones y aportes muy importante que hace hoy Rimisp a la construcción de una política de empleo en el po