Imprimir

Noticias

Género y territorio

Reconocer las desigualdades para desarrollar estrategias que apunten a un desarrollo territorial balanceado

4 Julio, 2017

Políticas públicas que no consideran en su diseño y  en su implementación, un análisis de las desigualdades estructurales y de la forma que toman en los territorios, pueden profundizar las brechas existentes entre hombres y mujeres.


Con la presentación “Servicios rurales para el desarrollo territorial y la garantía de derechos” Ignacia Fernández, directora ejecutiva de Rimisp – Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural participó del Taller Regional de Género en Sistemas de Asistencia Técnica y Extensión Rural: una estrategia de transformación. La actividad convocada por la Organización delas Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) se realiza en Santiago los días 3 y 4 de Julio.

Desde el año 2008, FAO ha trabajado en conjunto con gobiernos nacionales y organizaciones sub-regionales en una agenda para la promoción de políticas públicas para mujeres rurales, la cual ha puesto en el centro de la atención los servicios de Asistencia Técnica y Extensión Rural ATER en la región.  Así también apoya a los países miembros, identificando acciones concretas a través de espacios de dialogo y de articulación interinstitucional en políticas públicas, generando conocimiento y desarrollando metodologías con el fin de promover servicios ATER acorde a las necesidades de mujeres y hombres.

El Taller Regional de Género en sistemas de asistencia técnica y extensión rural: una estrategia de transformación tiene por objetivo desarrollar una discusión a través de la cual se realicen  recomendaciones que permitan transitar hacia una mirada más integral y holística de los servicios rurales, donde los sistemas de ATER se presenten como una parte más de ellos. El evento proveerá un espacio para intercambiar experiencias y buenas prácticas de varios países como Brasil, Colombia, Chile, Paraguay, Guatemala e India.

La Dra. Fernández participó en el bloque: “Políticas públicas en los sistemas de ATER: causas subyacentes de la desigualdad de género en las zonas rurales”  en su presentación se refirió a la autonomía económica de las mujeres rurales, a las relaciones de género desde un enfoque territorial y a las políticas públicas para el desarrollo territorial con igualdad de género.

Según la Cepal hasta el año 2016 el 40% de mujeres en el ámbito rural de América Latina no tiene ingresos propios, mientras que los hombres sin ingresos propios constituyen el 11%. Y entre los años 2002 y 2014, la participación en el mercado laboral aumentó en promedio 3,4 puntos porcentuales.

Si bien, en un gran número de territorios las mujeres han logrado cerrar e incluso revertir las brechas en indicadores relacionados con la formación de capital humano, la participación laboral neta como de ingreso laboral, en casi todas las localidades las brechas son favorables a los hombres.

La dimensión territorial de las desigualdades de género da cuenta que las diferencias en la autonomía económica de las mujeres no depende exclusivamente de ellas sino también de las dinámicas territoriales de los lugares donde habitan. Los elementos que intervienen en estas dinámicas están marcados por sistemas de género y a la vez los modifican, pudiendo profundizar desigualdades existentes o promover mayor equidad e inclusión. “No basta con invertir en las mujeres si no se invierte en transformar las dinámicas específicas que perpetúan su subordinación, exclusión y discriminación. Esto implica dirigir acciones a intervenir los sistemas de género y no solo dirigidas a las mujeres”, señaló Fernández

En el ítem  “Políticas públicas para el desarrollo territorial con igualdad de género” Fernández se enfatizó en la necesidad de reconocer las desigualdades estructurales, los estereotipos, los sesgos de representación, participación y decisión, para desarrollar estrategias de intervención que apunten a un desarrollo territorial balanceado entre los diversos actores, que mejoren el posicionamiento de las mujeres como colectivo y de otros actores excluidos.

Al termino del taller se espera contar con criterios de género para la formulación de Planes Nacionales de fortalecimiento de los servicios de asistencia técnica y extensión rural identificados y recomendaciones sobre los servicios de ATER para la II Conferencia Regional de Mujeres Rurales a realizarse en Septiembre en Asunción, Paraguay.