Imprimir

Noticias

Publicaciones

ONU Mujeres y Rimisp recomiendan disminuir las desigualdades territoriales y de género para lograr el empoderamiento de las mujeres rurales

13 Julio, 2017

El martes 27 de junio de 2017, se presentaron la serie de estudios “Enfoque territorial para el Empoderamiento de las Mujeres Rurales en América Latina y el Caribe” desarrollados en el marco de una cooperación interagencial entre ONU Mujeres, CEPAL, FAO y Rimisp.


El informe regional y los cinco estudios-país revelaron que las principales desigualdades que enfrentan las mujeres rurales en la Región, (Colombia Chile, Guatemala, Perú y Paraguay) son territoriales, de género y étnico-racial.

La desigualdad territorial en América Latina es una condición que involucra distintas dimensiones (pobreza, educación, salud, empleo, ingresos, seguridad ciudadana e igualdad de género). Si bien en la región, en la última década, el número de personas pobres ha disminuido, los hogares con jefatura femenina siguen siendo los más pobres que los encabezados por los hombres y la población indígena y afro descendiente representa aproximadamente el 33% de la población total en la región, la que se encuentra en situaciones de mayor pobreza y menor acceso a los servicios de salud, educación y sanidad básica.

El objetivo de los estudios fue elaborar bases conceptuales para el diseño de políticas públicas eficaces para un desarrollo territorial con perspectiva de género conducente al empoderamiento económico y al incremento de oportunidades para las mujeres rurales y pobres.

La desigualdad es uno de los principales rasgos de las sociedades latinoamericanas y caribeñas acompañadas de una baja movilidad social “para revertir las raíces de estas desigualdades hay que luchar de manera directa contra los mecanismos y las bases que las sustentan”, aseveró Carolina Taborga Representante de ONU Mujeres Bolivia mientras realizaba la presentación de los estudios en Cochabamba.

Como se destaca en los estudios, abordar el desarrollo territorial con enfoque de género implica abarcar los factores claves para la dinamización de territorios en términos de desarrollo económico, inclusión social y sostenibilidad ambiental, o sea ampliar oportunidades a nivel de: la estructura agraria y capital natural; mercados dinámicos; presencia de ciudades y conexiones entre lo rural y lo urbano; estructura productiva; inversión y gasto público; y coaliciones innovadoras. Estos temas son claves también en términos de (re) pensar cómo reducir las brechas de desigualdades de género.

A su turno Claudia Ranaboldo, investigadora de RIMISP afirmo que “estos estudios ya influyeron en distintos ámbitos de políticas públicas, a nivel de estrategias territoriales y en programas de desarrollo de capacidades en distintos países de América Latina y Caribe”.

El Evento, desarrollado en el marco del Segundo Foro Regional de Desarrollo Económico Local (27-30 de junio 2017, Tiquipaya), contó con la participación de más de 80 personas provenientes de distintos sectores y países de la región latinoamericana (Bolivia, Chile, Ecuador, Perú entre otros).

A lo largo de la presentación, el Secretario Departamental de Planificación de la Gobernación de Cochabamba – Filemón Iriarte – que inauguró el Evento, manifestó el interés en realizar un estudio país en Bolivia acerca de la eficacia de la aplicación del enfoque territorial con perspectiva de género en las políticas públicas del país al fin de elaborar recomendaciones con el objetivo último de mejorar el nivel y eficacia de participación de las mujeres rurales en los procesos de toma de decisiones. Ambas las instituciones involucradas, ONU MUJERES y RIMISP, se demostraron interesadas en la realización de dicho estudio y reconocieron la importancia y necesidad de abordar esta temática en un país como Bolivia donde, tal cual afirmó Carolina Taborga, “Si bien han habido avances importantes en términos de la presencia de la mujer en cargos importantes en los diferentes órganos y niveles de decisión aún falta seguir avanzando: a nivel de los ejecutivos, sobre todo, en autoridades municipales existen brechas importantes”.