Imprimir

Noticias

México

Oficina Rimisp México se expande a Centroamérica

23 Diciembre, 2016

Desde las oficinas se generan vínculos más directos y más fuertes con los encargados de formular políticas, con lo que se puede determinar de mejor manera las oportunidades y desafíos de cada subregión.


La oficina de Rimisp en México se encuentra en un proceso de reestructuración que le permitirá ampliar su capacidad y convertirse en oficina regional, a cargo de gestionar proyectos y programas también en los países de Centroamérica, con miras a aportar al desarrollo territorial y a la superación de la pobreza en toda la región.

Para llevar a cabo este desafío, la oficina está en proceso de fortalecimiento del equipo existente, contrato de nuevos investigadores, potenciamiento de la infraestructura y ampliación de las redes en diferentes países, de manera de cumplir con éxito, las nuevas exigencias que esta zona geográfica le impondrá a Rimisp.

“Desde su apertura, la oficina en México permitió elevar la calidad y el impacto de nuestro trabajo en el país, mejorando nuestras redes locales, ampliando nuestro trabajo de investigación y comprometiéndonos con los responsables de formular políticas públicas en diferentes temáticas. Esta forma de trabajo ahora también se desarrollará con fuerza en toda la subregión”, comenta Ignacia Fernández, Directora Ejecutiva de Rimisp, destacando el tremendo potencial de la oficina para la generación de conocimiento, el desarrollo de capacidades, la articulación de redes y el diálogo en la región.

Desde las oficinas se generan vínculos más directos y más fuertes con los encargados de formular políticas, con lo que se puede determinar de mejor manera las oportunidades y desafíos de cada subregión. El trabajo en red es un elemento distintivo de Rimisp, mejorar el trabajo colaborativo, hacer más eficiente las redes con diversos tipos de socios, y crear oportunidades de investigación aplicada no tradicional, son objetivos de las representaciones regionales de Rimisp.

De esta manera, los cuatro grupos de trabajos en los que se organiza Rimisp -Biodiversidad cultural y territorios; Desarrollo con cohesión territorial; Inclusión social y desarrollo, y Agricultura para el desarrollo- estarán representados en la oficina, extendiendo el trabajo a otras áreas de interés, como lo son el patrimonio agroalimentario, mejoras en agricultura campesina y otros que permitan efectuar cambios concretos en las políticas, los presupuestos y los programas y así, llegar a decenas de miles de personas que viven en territorios rezagados.

“Rimisp busca que las iniciativas generen cambio social a gran escala en América Latina, un objetivo que sólo puede lograrse cambiando las políticas públicas, las instituciones y la conducta de los gobiernos. Las oficinas en los países han sido fundamentales para hacer posible, desde los mismos territorios, estos cambios”, subraya Fernández.

Un proyecto que empezó con una asistencia técnica al Estado mexicano –en el marco de una colaboración entre Rimisp, el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Centro de Investigación para el Desarrollo Internacional (IDRC)- es hoy un proceso de cooperación permanente entre el propio programa y Rimisp, con todos los desafíos que esto conlleva.

Es así, como la reestructuración de la oficina México y Centroamérica fortalecerá, no solo la presencia de Rimisp, sino la de todos los socios y donantes con los que se trabaja en colaboración, por los más pobres en América Latina.