Imprimir

Agricultura para el Desarrollo

GDA

Ney Barrionuevo: “En la agricultura familiar radica la seguridad alimentaria de nuestros países, pero también residen las trampas de la pobreza”

22 Marzo, 2017

El Grupo de Diálogo Andino (GDA)  inicia su segunda etapa con una jornada de dos días de trabajo, en Quito-Ecuador, el 23 y 24 de marzo próximos. Este espacio trabaja en el fortalecimiento de la agricultura familiar, por medio del diálogo y la formulación de propuestas de políticas públicas en Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú. Su secretario técnico Ney Barrionuevo, explica los ejes de trabajo de este espacio y las actividades que se desarrollarán en la cita regional.


El GDA es una iniciativa de Oxfam, con Rimisp-Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, que reúne tanto a tomadores de decisiones de políticas públicas, relacionadas con la agricultura familia, como a líderes de asociaciones de agricultores, a representantes de la academia, ONG afines a esta temática y un conjunto de organizaciones regionales.

La idea del GDA es establecer un diálogo público-privado, tendiente a formular propuestas de políticas a escala regional andina, que contribuyan al fortalecimiento de la agricultura familiar, en especial a los sistemas alimentarios justos y resilientes.

¿A qué se debe el enfoque en agricultura familiar?
Si bien la agricultura familiar está en declive, debemos recordar que no menos del 80% de los productores agropecuarios de América Latina son pequeños agricultores, muchos de los cuales aún cultivan bajo sistemas diversificados, utilizando mano de obra familiar. Y es allí donde radica la seguridad alimentaria de nuestros países, pero también donde se encuentran con más fuerza las denominadas trampas de la pobreza, por eso se necesitan políticas públicas diferenciadas para este tipo de productores.

¿Cómo ha trabajado hasta ahora el GDA? ¿Los grupo de diálogo rural en varios países de Latinoamérica son un precedente de este espacio?
Tenemos un trabajo a dos niveles. Uno, con el auspicio del Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA), a través de los Grupos de Diálogo Rural en cada uno de los países y el otro, a través de OXFAM, en el GDA a escala regional, de una manera complementaria. Este GDA en su primera etapa logró el diseño de un programa de fortalecimiento de la agricultura familiar a nivel de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), que trae una serie de lineamientos estratégicos como recomendación para los países.

En esta segunda etapa nos vamos a enfocar en uno de aquellos lineamientos, el de la articulación de la oferta de agricultura familiar hacia mercados con carácter de relaciones inclusivas. Esta oferta de la agricultura familiar tiene características diferenciadoras, por ejemplo, es agroecológica, buena parte proviene de de comunidades campesinas e indígenas, de asociaciones de mujeres rurales, pero también, tiene un elemento de identidad cultural territorial. Todos estos son factores de diferenciación en esos mercados de carácter inclusivo.

¿Qué aspectos se abordarán en esta primera jornada de trabajo del GDA, en Quito?
En la nueva etapa del GDA tenemos prevista la realización de una primera sesión presencial, el jueves 23 y viernes 24 de marzo, en Quito, en la que participarán delegados de los Viceministerios o Secretarías relacionadas con la agricultura familiar en Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia. También asistirán líderes de asociaciones de agricultores familiares de esos países, alguna ONG y académicos relacionados con el tema. Vamos a contar con la participación de OXFAM, la FAO regional, del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), el FIDA y la Secretaría Técnica de Rimisp.

Esta primera reunión de trabajo va a delimitar el objetivo y los alcances del grupo de diálogo en la nueva etapa, así como la preparación de un cronograma de trabajo para los siguientes años.

¿Cuáles son los objetivos que ha delineado el GDA a largo plazo?
Está previsto que esta nueva etapa dure tres años, en los cuales vamos a trabajar fuertemente en el intercambio de experiencias y aprendizajes en mecanismos de articulación de la agricultura familiar en mercados inclusivos, tanto a nivel regional, como extraregional.

Trabajaremos también en propuestas de políticas públicas que puedan ser implementadas a nivel de los países, pero también a escala regional. Nos enfocaremos en el diálogo a nivel continental, tanto en la Reunión Especializada de Agricultura Familiar (REAF) como en el marco de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y el caribeños (Celac), para llevar la perspectiva andina de la agricultura familiar. Y finalmente, queremos elaborar un proyecto que permita implementar algunos pilotos, en cada uno de los países, que apliquen estos mecanismos de articulación de los mercados inclusivos.